varo Burdiel gana la octava edición del Camino Hacia Las Ventas y abre la Puerta Grande

 

 Último festejo del año en Madrid con la final del Camino Hacia Las Ventas con Héctor Gutiérrez, Álvaro Burdiel y Marcos Del Rincón. El novillero con picadores Carlos Aranda abrió el cartel ante reses de Jandilla y Vegahermosa.

El primero de la tarde flojeó en los comienzos pero se vino arriba en la muleta de Carlos Aranda. Resultó noble y cuando el de Ciudad Real le cogió la altura  dejó pasajes interesantes aunque faltó rematar tandas más rotundas. Saludó ovación tras estocada entera trasera. Buenas condiciones que tuvo el quinto de la tarde ante el que dejó momentos interesantes al natural y al que toreó con más soltura. La estocada entró entera y saludó ovación tras leve petición. 

Leandro Gutiérrez, de la Escuela de Navas del Rey, recibió al segundo a la verónica. Quite por chicuelinas e importante tercio de banderillas del colombiano, destacando tercer par al quiebro. Comenzó doblándose con él y el eral no se cansó de embestir con brío. Le tocó a Gutiérrez pararlo y acoplar la embestida y lo consiguió al natural por donde elaboró la mayor parte de faena. La estocada casi entera cayó algo baja y saludó ovación tras petición. Mayor acople tuvo el de la Escuela de Navas en  sexto de la tarde. El eral con el hierro de Vegahermosa embestía con nobleza y calidad y supo cuajarlo. Al natural alargó y se repetían las tandas redondas. A final de faena se puso de rodillas para darle una de derechazos y otra de manoletinas con mucho valor. Pinchó antes de una estocada baja y dar una vuelta al ruedo. 

Suaves verónicas de recibo de Álvaro Burdiel, de la Escuela de Madrid José Cubero "Yiyo" al tercero de la tarde. Fue otro importante eral de Jandilla que embistió con nobleza, clase y humillación. Burdiel le hizo muy bien las cosas, llevándolo por bajo. El comienzo rodilla en tierra ya marcó lo que sería la faena. Templó y condujo casa embestida con suavidad por ambos pitones con remates muy toreros. Alargó en exceso la faena y le sonó un aviso antes de dejar una estocada entera que le valió una oreja. Sentado en el estribo comenzó la faena del sexto de la tarde. Fue faena de altibajos con un Burdiel acoplado y que encontró al natural su toreo más relajado. Mostró su personalidad y con la espada de nuevo dejó una buena estocada fulminante que le valía su segunda oreja y abrir la Puerta Grande.

El tercer novillero que entraba en la final era Marcos del Rincón, de la Escuela de Madrid José Cubero "Yiyo". Suavidad a la verónica. El eral no respondía con tanta clase como sus hermanos y le costó al joven pillarle el ritmo. A mitad de faena conectó a base de derechazos recogidos pero alargó también faena. Mató de entera tras pinchazo y saludó ovación. Ante el sexto tardó en acoplarse y lo hizo con derechazos ligados. La tarde ya se alargaba y despertó los tendidos con las manoletinas de cierre de rodillas. Saludó ovación tras pinchazo y entera. 

Álvaro Burdiel fue proclamado triunfador de la octava edición del Camino Hacia Las Ventas por unanimidad. 

Final del certamen Camino hacia Las Ventas. Novillos de Jandilla y Vegahermosa (1º, 6º y 7º), de buen juego.

El novillero con caballos Carlos Aranda, ovación tras aviso y vuelta. 

Los novilleros sin picadores:

-Leandro Gutiérrez, ovación y vuelta tras aviso. 

-Álvaro Burdiel, oreja y oreja. 

-Marcos del Rincón, ovación tras aviso y ovación. 

Se retiró el subalterno Pedro Vicente Roldán.

Grave cogida a Gonzalo Caballero que corta una oreja al igual que Jesús Enrique Colombo

 

 Corrida del Día de la Hispanidad con gran ambiente en los tendidos ante toros de Valdefresno para Eugenio de Mora, Gonzalo Caballero y Jesús Enrique Colombo.

La tragedia y la verdad llenan la Hispanidad Fortísima cornada a Caballero en su primero, al que cortó la oreja; premio para un Colombo al que un pinchazo evitó la gloria venteña y veteranía de De Mora.

Nada pudo hacer Eugenio de Mora con el capote ante el primero que salía suelto. Manseó desde salida aunque resultó noble en la muleta del toledano. Metía bien la cara aunque el final brusco con la cara alta deslucía las tandas. Lo metió bien en una por el derecho con largura y humillación con la que conectó. A partir de ahí lo probó al natural y se rajó del todo sin opciones de más. Mató de pinchazo hondo. Ante el cuarto tampoco pudo desplegar su tauromaquia ante un toro que embestía de forma brusca a media altura. Mató de entera y fue silenciado. Le tocó matar en sexto lugar al reseñado como quinto para Gonzalo Caballero. Toreras fueron las verónicas de recibo. Ya con la muleta el astado no tuvo clase en su embestida y la faena no tomó vuelos. Estuvo firme pero esa brusquedad al entrar en la muleta deslució todo intento. No estuvo acertado con los aceros. 

Gonzalo Caballero fue recibido con una calurosa ovación al romper el paseíllo. El segundo de la tarde resultó noble y tras un inicio por alto a pies juntos conectó con los tendidos. Se repitieron las tandas ligadas en terrenos céntricos y cuando el toro se vino a menos acortó distancias y se pegó un arrimón de mucho mérito que el público supo ver y valorar. Cerró con bernadinas y dejando una estocada entera recibió una grave cornada con dos derrotes que le atravesaron el muslo izquierdo. Una cornada con dos trayectorias, una de 30cm que contusiona pala ilíaca y otra de 25 cm que secciona la femoral. 

Verónicas de recibo al tercero por parte de Jesús Enrique Colombo. Puso el venezolano banderillas a destacar el tercer par. El toro de Valdefresno tenía opciones y lo vio Colombo que lo citó de lejos desde el centro del ruedo. Abrió el compás para ligar derechazos con largura y el astado embestía con clase y nobleza. Elaboró faena de distancias y el de Valdefresno acudía con brío. Se desinfló un poco la faena que cerró con manoletinas y ante la que dejó una estocada entera que le valió una oreja. Corrió turno con Gonzalo Caballero en la enfermería y salió en quinto lugar el reseñado como sexto. En el tercer par de banderillas le hizo un quiebro para colocarlas al violín y le propinó una tremenda paliza en el suelo. Tras levantarse cayó aturdido y se repuso malherido con un público entregado por su entrega. La primera tanda tuvo tres derechazos y los olés rotundos de Madrid pero se paró el de Valdefresno que no le volvió a regalar ni una embestida. Volvió a conectar con las manoletinas de cierre con mucho valor y se tiró a matar sin muleta. Pinchó antes de una entera baja y fulminante tras la que se le pidió con fuerza la oreja. No la concedió el presidente y quedó en vuelta al ruedo

 

Toros de Valdefresno, acordes a su tipo y bien presentados. Correoso y manso el serio primero; a media altura la embestida de un cada vez más apagado segundo; con calidad a menos la del buen tercero; sin romper el incierto cuarto; cada vez más a menos la media embestida del quinto; con duración y fijeza la del sexto.

Eugenio de Mora: silencio tras aviso, silencio y silencio en el que mató por Caballero.

Gonzalo Caballero, oreja tras ser herido.

Jesús Enrique Colombo, oreja y vuelta al ruedo.

Incidencias : A la muerte del sexto los compañeros le cortaron la coleta al banderillero Pablo Delgado, tercero de la cuadrilla de Gonzalo Caballero.

 

Parte medico: "Herida por asta de toro en el tercio proximal de la cara interna del muslo izquierdo con dos trayectorias; una de 30 cm hacia arriba y hacia fuera que produce destrozos en músculo sartorio y cuádriceps, y contusión a pala ilíaca izquierda; y otra de 25 cm hacia atrás que secciona vena femoral y ramas colaterales. Se interviene quirúrgicamente bajo anestesia general en la enfermería de la plaza de toros siendo trasladado al Hospital San Francisco de Asís. Pronóstico: muy grave".

Curro Díaz al natural ante el único con posibilidades de la corrida de Adolfo Martín

 

 Último festejo de la Feria de Otoño con los toros de Adolfo Martín. Corrida muy deslucida de Adolfo en el cierre de la Feria de Otoño en la que solamente Curro Díaz sale ovacionado; digno Chaves y entregado Escribano con casi lleno en los tendidos

Pudo dejar Curro Díaz tres verónicas de salida con el primero antes de que saliera suelto. Fue un astado con las fuerzas justas y sin ninguna transmisión en su embestida. El de Linares se mostró por encima de su oponente y puso lo que no tenía el animal. Fue silenciado tras entera y descabello. No le permitió el cuarto toreo de capa. Tenía otro son este de Adolfo y lo vio Curro Díaz que elaboró faena en tandas cortas, de uno en uno y bajándole la mano. Primero al natural, uno a uno con el toro humillando y siguiendo las telas. Por el derecho también respondía aunque tenía mayor transmisión con la zurda a dónde volvió para cerrar faena breve. Tras un pinchazo hondo dejó una entera y saludó ovación. 

El segundo fue protestado de salida y dobló las manos en repetidas ocasiones. López Chaves hizo lo que pudo ante otro astado carente de fuerza. Dejó algún muletazo lento y destacable pero no pudo tener continuidad. La espada se le atravesó al salmantino. Ante el quinto de la tarde lo más destacable fue la labor lidiadora de salida con un astado que se hizo el remolón para salir de chiqueros. En la muleta no dijo nada con una embestida sin clase alguna. López Chaves dejó sus ganas y mató de pinchazo y entera. 

Manuel Escribano recogió la ovación de Madrid al romper el paseíllo. Se fue a recibir a la puerta de chiqueros al tercero de la tarde y aguantó con coraje la parada salida del animal.  Se revolvió al hacer la larga cambiada y se llevó un revolcón en el suelo. No estuvo acertado en banderillas. Ya con la muleta sacó el de Adolfo una brusca embestida con peligro. Escribano dio la cara y no le dudó pero la faena no acabó de despegar. Mató de entera. Disposición total y se fue de nuevo a recibir a la puerta de chiqueros al sexto de la tarde. Solventó la larga cambiada de rodillas con valor. Se resarció en banderillas con su segundo oponente, destacando el tercer al quiebro y al violín. Ya en la muleta mostró total disposición y esfuerzo ante un toro que embestía sin entrega y al que intentó someter sin recompensa. Mató de estocada caída y fue silenciado. 

 

Toros de Adolfo Martín.

-Curro Díaz, palmas y ovación. 

-López Chaves, silencio tras aviso y silencio. 

-Manuel Escribano, silencio y silencio. 

Antonio Ferrera deja una tarde para el recuerdo

 

 Tarde extraordinaria de esta Feria de Otoño con seis toros de cinco hierros diferentes para Antonio Ferrera. Hoy el llenó de genial improvisación su tarde. No se preparó nada y le salió todo, y eso solo pasa con los toreros grandes, con los toreros de Puerta Grande.
Ovación al romper el paseíllo y primer triunfo de la tarde el meter a casi 20 mil personas fuera de abono.  Al primero de la tarde, con el hierro de Alcurrucén, lo recibió con verónicas y pierna genuflexa. Le faltó clase en la embestida, muy brusca y sin decir nada. Abrevió.
Ante el segundo, con el hierro de Parladé, fue todo variedad con el capote. Ya con la muleta, el inicio fue intenso sacándoselo de tablas a los medios. El astado se fue viniendo arriba y la brusca embestida inicial fue conducida con mando en tandas con mucha exigencia y torería. Todo iba a más y a media altura consiguió la ligazón antes de fallar con los aceros.
Lección lidiadora con el capote ante el tercero de la tarde, con el hierro de Adolfo Martín. Tras la garrocha de Raúl Ramírez la plaza se puso en pie tras el grandioso par de Fernando Sánchez que aguantó hasta el final que se arrancara el animal. Saludó ovación junto a Javier Valdeoro. El de Adolfo comenzó embistiendo por abajo pero pronto sacó peligro y a mitad de muletazo buscaba lo que se dejaba atrás pero delante tuvo un torero que no le dudó y que arriesgó como si fuera bueno. La tarde seguía en alto a pesar de las adversidades y dejó estocada tras pinchazo.
Ante el cuarto, de Victoriano del Río, de nuevo lo tuvo en la mano. Maestría capotera, variedad, vuelos de artista, complicado describirlo, había que vivirlos. Lo citó de lejos con muleta en mano y se arrancó con brío hacia el centro del ruedo. Al natural consiguió que el noble astado humillara con clase. Se sucedieron las tandas a más y se arrimó, todo con mucho poderío. Toreo al natural puro, muy recogido, con toda la verdad del toreo. Se dispuso a matarlo de lejos recibiendo pero de nuevo la espada se cruzó en su camino y tras la estocada contraria necesitó de varios descabellos.
La tarde avanzaba y salió el quinto de Domingo Hernández. El inicio de faena apoyado en el estribo era el comienzo de otra meritoria obra. Le cogió pronto el buen pitón derecho ante la escastada embestida. Con el astado a menos acortó distancias y la espada en esta ocasión sí que entró a la primera. Oreja.
Con el público entregado y una oreja en el esportón se fue a recibir al sexto, de Victoriano del Río, a la puerta de chiqueros. Resolvió la larga cambiada de rodillas y una vez más llegó la inspiración con el capote. De nuevo el público en pie tras el par de Fernando Sánchez, cumbre toda la tarde, al igual que Carretero, Chacón... cuadrilla muy destacable. Pidió Ferrera poner un par extra y lo hizo al quiebro, la plaza era un hervidero. De rodillas comenzó faena ante el mejor toro de la tarde, con nobleza y transmisión. El toro iba a más al igual que Ferrera, muletazos eternos, por abajo, con humillación y ralentizando la pañosa. Tras cada tanda Madrid en pie. Era el punto final a una grandiosa e histórica tarde y faltaba rematar con la espada. Toda la plaza empujando para que entrara y tras una media y dos descabellos se le concedió una oreja que le abría la Puerta Grande. Una tarde de emociones, de buen toreo, de sentimientos, variada, lo tuvo todo para hacer disfrutar a las casi 20.000 personas.

 

Toros de Alcurrucén, Parladé, Adolfo Martín, Victoriano del Río (4º y 6º) y Domingo Hernández.

-Antonio Ferrera (blanco y oro), en solitario, silencio, ovación, silencio, ovación, oreja y oreja. 

Emotiva y cariñosa despedida de El Cid

 

 El Cid se despide en hombros de la plaza que se lo ha dado todo en tarde de ovación para Emilio de Justo y de silencio para Ginés Marín. Cuarto festejo de la Feria de Otoño con la despedida de El Cid de Las Ventas junto a Emilio de Justo y Ginés Marín ante toros de Fuente Ymbro. 

En dos ocasiones fue obligado a salir a saludar El Cid tras romper el paseíllo. Verónicas para recibir al primero de la tarde. Tras un trasteo inicial cogió la zurda y sacó cuatro naturales en dos tandas con profundidad. Fue un astado que no acabó de entregarse y sin final por lo que no terminó de rematar ninguna tanda completa. La espada entró casi entera y tardó en doblar. No se pudo despedir como hubiera querido ante el cuarto. Sin fijeza en el capote del sevillano llegó desfondado a la muleta. El Cid lo cuidó y dosificó para dejar una tanda de naturales marca de la casa con los que escuchó a su plaza de Madrid. Muy justas las fuerzas del astado que se acabó pronto. La espada entró entera y el público de Madrid le obligó a dar una emotiva vuelta al ruedo. 

El segundo titular fue devuelto tras lesionarse nada más salir por chiqueros. Salió el sobrero de Manuel Blázquez y no le permitió a Emilio de Justo torearlo con la capa. Entró al quite Ginés Marín por chicuelinas. El animal tenía una brusca embestida y puso mando Emilio de Justo para templar en tandas cortas y recogidas. No tenía un viaje largo la embestida pero transmitía en las telas del extremeño que se mostró muy superior a su oponente. Con el toro a menos buenos fueron los remates por bajo. Pinchó en dos ocasiones antes de una entera. De nuevo mostró su buen momento ante el quinto que al igual que sus hermanos llegó desfondado a la muleta. Aguantó con valor las miradas del de Fuente Ymbro y saludó ovación tras estocada baja. 

El tercero no le permitió lucimiento alguno a Ginés Marín. Lo intentó el joven pero no tenía clase ninguna en su embestida. Falló con los aceros y fue silenciado.Buen saludo capotero por chicuelinas ante el sexto de la tarde. Apostó Ginés citándolo de lejos pero aguantó lo que aguantó y las embestidas que dejó fueron bruscas y sin clase alguna. Estocada trasera tras pinchazo. 

Al terminar el festejo El Cid fue sacado en hombros por la puerta de cuadrillas

Seis toros de Fuente Ymbro, grandones pero desiguales de presencia y tipo y un sobrero (segundo) de Manuel Blázquez. Noblón y obediente el insulso primero; devuelto por descordarse el segundo; humillador sin gran clase el segundo bis; carente de chispa el altiricón tercero; noble y obediente el cuarto, de media humillación; reservón y sin entrega el geniudo quinto; de gran clase sin empuje ni orden el sexto.

-Manuel Jesús "El Cid"(lila y oro): silencio y vuelta al ruedo. 

-Emilio de Justo (tabaco y oro): palmas tras aviso y ovación. 

-Ginés Marín (fucsia y oro): silencio y silencio. 

Oreja para Ureña e importante faena de Perera ante el gran quinto

 

 Tercer festejo de Otoño con lleno de "No hay billetes" y toros de Juan Pedro Domecq, Núñez del Cuvillo y Victoriano del Río para el mano a mano entre Miguel Ángel Perera y Paco Ureña. Miguel Ángel Perera vuelve a conquistar Madrid en una tarde a la contra que concluye sin acero y con una oreja en el zurrón de un consentido Ureña

Abrió la tarde el primero de Juan Pedro Domecq para Miguel Ángel Perera. No le posibilitó toreo de capa. Ya en la muleta resultó noble y Perera ligó por ambos pitones. Había nobleza y ligazón pero faltó un punto de transmisión para que llegara a los tendidos. Mató de entera y escuchó palmas. Ante el tercero, con el hierro de Victoriano del Río, Perera salió a por todas. Bellas fueron las verónicas rodilla en tierra y el galleo por chicuelinas al caballo. Duelo en quites, Ureña a la verónica y Perera por chicuelinas. Espectacular tercio de banderillas protagonizado por Jesús Ambel y Jesús Arruga. Destacar la brega de Chacón. Comenzó por estatutarios a pies juntos. La faena tuvo sus puntos álgidos sobre todo cuando sin quitarle la muleta de la cara ligó con continuidad por el derecho. No fue a más y falló con la espada. Faena cumbre ante el quinto, un gran toro de Cuvillo. Lo esperó en los medios y se arrancaba con brío. Perera sacó su mejor toreo para torearlo con mucha verdad. Tandas por abajo, exigiéndole y el de Cuvillo respondía. Las dos finales al natural fueron el broche de oro con el público en pie y remató con bernadinas. Lástima la espada, falló con los aceros, perdió premio gordo y dio una vuelta al ruedo. 

El segundo, con el hierro de Núñez del Cuvillo, salió suelto de salida sin emplearse en el capote de Paco Ureña. Ya con la muleta la primera tanda encendió la mecha con estatuarios y remates por bajo muy toreros. El astado tenía las fuerzas justas por lo que el murciano dosificó las embestidas de manera inteligente. Desplegó su toreo puro, de cercanías y remates de pecho mirando los tendidos. Un cambio de mano para cerrar tanda fue culmen. Mantuvo esa intensidad y acabó aún más en alto obligándole por bajo. Se tiró con todo y entró entera. Cortó una oreja. El cuarto, con el hierro de Juan Pedro, resultó noble pero soso en su embestida. Ligó tandas Ureña pero el astado no decía nada. Mató de una entera y fue silenciado. El sexto titular de Victoriano del Río fue devuelto y salió el sobrero de José Vázquez. Faena para aficionados ya que Ureña le pudo en la primera tanda y se rajó. A partir de ahí e murciano pisó terrenos complicados sin dudarle y con absoluta firmeza. Aguantó los arreones del astado y la espada entró entera. Tardó en doblar y el premio quedó en ovación. 

 

Toros de Juan Pedro Domecq (1º y 4º), Núñez del Cuvillo (2º y 5º, de vuelta al ruedo) y Victoriano del Río (3º y 6º).

-Miguel Ángel Perera (malva y oro) silencio, silencio y vuelta tras aviso. 

-Paco Ureña (caldera y oro): oreja, silencio y ovación. 

Única ovación para Luque en tarde de poco contenido

 

Segunda de la Feria de Otoño con toros de Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto (4º). En la tarde en la que se lidiaron seis bueyes se le quedó a Madrid en la retina el enorme capote de Luque y se le olvidó entre bostezos el increíble inicio de faena de Juan Ortega al sexto.


El primero salió suelto buscando salida y lo paró Daniel Luque tras la primera vara con suaves lances a la verónica. Entró al quite Juan Leal por gaoneras y respuesta de Luque a la verónica. Saludaron en banderillas Raúl Caricol y Jesús Arruga . Pronto y en la mano lo sacó al tercio para ligar por el derecho dejando muletazos de gran calado. Ligó dos más por ese pitón pero perdiendo intensidad. Una al natural y se rajó. Le valió el pinchazo hondo para que doblara y saludó ovación. Suelto salía el cuarto, con el hierro de La Ventana, de las verónicas de Luque. Quite por gaoneras muy ajustadas de Leal. Misma tónica que toda la corrida y tras apretarle Luque en dos tandas se rajó y no le permitió más al sevillano. Tras pinchazo dejó una entera y fue silenciado. 

Buen quite y preciso de Juan Ortega con dos verónicas y una media al segundo de la tarde. Susto para el banderillero Marc Leal al colocar el tercer par.  Interesante comienzo de faena de Juan Leal de rodillas y cambiándole el viaje por la espalda. Fue noble y con movilidad el de Puerto de San Lorenzo pero tras ese inicio la faena perdió transmisión. Lo intentó Leal y ligó por ambos pitones pero no acabó de pillarle las distancias y estuvo desafortunado con los aceros hasta sonarle los dos avisos. Quite de Juan Ortega por chicuelinas al quinto. Sin probaturas se colocó Leal en los medios dejando derechazos relajados. Hubo una tanda con ligazón y poderío pero el astado no aguantó la exigencia y se rajó. En esos terrenos se esforzó Leal y se pegó arrimón sin recompensa ni reconocimiento. Mató de entera trasera.

El tercero de la tarde no le permitió toreo de capa a Juan Ortega. Lo puso difícil en la lidia y apretó en banderillas poniendo en apuros a Antonio Chacón que aguantó con valor y fue ovacionado. El toro metía la cara pero salía del muletazo con la cara arriba desluciendo los mismos. No pudo completar ninguna tanda redonda y se rajó. Alargó faena y tras un pinchazo dejó una baja. Ante el sexto le fue igualmente imposible el lucimiento ante una embestida áspera y sin clase de la que no pudo sacar provecho. Mató de media que necesitó del descabello.

 

Cinco toros de El Puerto de San Lorenzo y uno (cuarto) de La Ventana del Puerto, bien presentados. Noble pero a menos el mansurrón primero; a menos el mortecino segundo; deslucido el anodino tercero; manso el pitado cuarto; 

-Daniel Luque (caña y oro): ovación y silencio.

-Juan Leal (gris perla y oro): divisiòn tras dos avisos y silencio.

-Juan Ortega (corinto y oro): silencio y silencio.

Incidencias : Raúl Caricol y Jesús Arruga saludaron tras parear al primero y Antonio Chacón tras parear al tercero.

Tomás Rufo y Fuente Ymbro, comunión de Puerta Grande

 

 Comenzó la Feria de Otoño con la novillada de Fuente Ymbro y el triunfo incontestable de un novillero que se presentó el pasado julio en esta plaza y que esta tarde consiguió su sueño, abrir la Puerta Grande de Las Ventas. Ayudó el importante lote de Fuente Ymbro. Las Ventas aúpa a Tomás Rufo como figura de los novilleros  Dos orejas y tres vueltas al ruedo en una tarde cumbre del joven toledano, que convenció con su sincera actitud a Madrid a base de valor y gusto en su toreo. Gris El Rafi y firme Plaza pero sin lote.

Abrió la tarde El Rafi en lo que era su presentación en Madrid. Se le metía el primero por dentro en las verónicas de recibo. Rebrincada en los primeros compases de muleta y necesitaba mando. El francés estuvo digno ante un novillo exigente y ligó cuando no le quitó la muleta de la cara. No acabó de tomar vuelos la faena y mató de estocada baja. El cuarto manseó de salida y elaboró El Rafi faena en los medios. Disposición absoluta ante un novillo que salía desentendido de la muleta del francés. Remató por luquesinas y mató al encuentro pero la media estocada cayó baja.

Tomás Rufo volvía después de proclamarse triunfador de las novilladas nocturnas. Interesante duelo en quites por gaoneras entre Fernando Plaza y Rufo. Comenzó el de Talavera a pies juntos por estuarios en faena a más. Se fue haciendo con el noble novillo ralentizando su embestida y sin dudarle lo más mínimo. Ligó muy encajado por ambos pitones  y el final por doblones fue el broche de oro. Estocada y oreja. Salió el quinto y pronto empezó el run run en Las ventas ante un extraordinario novillo de Fuente Ymbro. Saludaron en banderillas Rafael González y Fernando Sánchez. Faena intensa de principio a fin. Rufo le bajó la mano y respondía el animal con clase y transmisión. Los remate, tanto los de pecho como por bajo eran los cierres perfectos de cada tanta ligada con mucha verdad. Alargó naturales y derechazos con poderío y las embestidas con humillación se repetían. Se tiró con todo y entró entera. Otra oreja y Puerta Grande en su tercera tarde en Madrid. Desde el año 2015 que la abriera Roca Rey como novillero, ningún otro lo había conseguido. 

Ante el tercero de la tarde dejó El Rafi un variado quite por chicuelinas y tafalleras. Cogió la muleta Fernando Plaza y comenzó por estuarios ante un novillo que fue noble en sus inicios pero que se apagó pronto. No estuvo acertado con los aceros. El sexto fue el más arisco y complicado de la tarde. Lo caló pronto y lo destacable es que Fernando Plaza lo toreó como si fuera bueno. Entrega máxima del joven que no le dudó ni un segundo y que lo levantó feamente del suelo sin consecuencias. Pese a las adversidades remató con bernadinas de mucho riesgo. La estocada hizo guardia y saludó ovación. 

 

Novillos de Fuente Ymbro : Aplomado el primero. Calidad a menos del aplaudido segundo. Aplomadísimo y muy deslucido el tercero. Manso de libro el cuarto. Bravo y emotivo el quinto, ovacionado en el arrastre. Muy deslucido el sexto.

-El Rafi, silencio y silencio. 

-Tomás Rufo, oreja y oreja con dos vueltas al ruedo. 

-Fernando Plaza, silencio y ovación. 

Incidencias : Fue aplaudido Manuel Sayago tras el tercio de varas al quinto y, en ese novillo, saludaron en banderillas Rafael González y Fernando Sánchez.

Vuelta al ruedo para Sergio Serrano que destaca ante un interesante desafío ganadero

 

El albaceteño firma una tarde de tremendo valor con dos marrajos mientras Sánchez Vara saluda ovaciones y Javier Castaño silencios con dos grandes toros

Segundo de los desafíos ganaderos del mes de septiembre con toros de Saltillo y Arauz de Robles

El primero de la tarde, de Saltillo, fue aplaudido de salida y buena labor lidiadora de Sánchez Vara. No quiso pelea en el caballo. Flojeó el astado y el alcarreño elaboró faena en tandas cortas ante el noble que embestía a media altura. Respondió por ambos pitones dejando momentos interesantes hasta final de faena. Pinchó antes de estocada tendida y saludó ovación tras aviso. Al cuarto, de Arauz de Robles, lo recibió a la verónica. Apretó en el peto del caballo con garra y extraordinaria vara de Adrián Navarrete, tres puyazos. En la muleta, tras los primeros compases, se vino arriba con el toro arrastrando el hocico y Sánchez Vara ligando por ambos pitones. Tandas cortas e intensas y el de Arauz lo quería todo por abajo embistiendo con mucha transmisión. La espada cayó baja y necesitó del descabello. Ovación para toro y torero. 

El segundo de la tarde, de Arauz de Robles, se empleó de largo y con fuerza en el caballo,  bien cogido por Pedro Iturralde. Ajustado quite de Sergio Serrano por chicuelinas. Joao Ferreira dejó dos extraordinarios pares en banderillas y saludó ovación. Comenzó Javier Castaño doblándose con él y respondía el astado en los primeros compases pero se acabó pronto. Mató de pinchazo y entera de rápido efecto. Silencio para el salmantino y ovación al de Arauz de Robles. Ante el quinto, de Saltillo, de nuevo Ferreira dejó dos buenos pares en banderillas y saludó con ovación. El astado no dijo mucho y Castaño tampoco acabó de encontrarse a gusto frente a él. No estuvo acertado con los aceros.

Sergio Serrano se fue a la puerta de chiqueros a recibir al tercero de la tarde, de Saltillo. Complicada lidia ante un toro que se avispó pronto y que sorprendió a Caco Ramos en la brega recibiendo una cornada de 20 cm en el muslo izquierdo. Necesitaba a un torero exigente y que lo sometiera y lo encontró. Valor, coraje y valentía del albaceteño que no le dudó y mandó ante las complicaciones del animal. Faena para aficionados que supieron ver la valía de Serrano. Mató de entera tras pinchazo y dio una vuelta al ruedo. A la puerta de chiqueros de nuevo se fue a recibir al sexto, de Arauz de Robles y variado saludo capotero a la verónica, por chicuelinas y cierre de rodillas con una larga. Le tocó una vez más tragar a Serrano ante un astado complicado que a mitad de pase cortaba el viaje y le buscaba. Abrevió y se lo puso difícil con los aceros.

 

Toros de Saltillo (1º-3º-5º) y Arauz de Robles (2º-4º-6º). Entregado y humillado el buen primero, aplaudido en el arrastre. Entregado y profundo el gran segundo. Orientado, defensivo y a la caza el cabrón tercero, de Saltillo. De humillada profundidad el importante cuarto, de Araúz.  Pasador sin entrega el quinto, de Saltillo. Reservón con poder el complicadísimo sexto.

-Sánchez Vara: Ovación y ovación

-Javier Castaño: Silencio y silencio

-Sergio Serrano: Vuelta al ruedo y ovación

Las calles de Madrid sienten el clasicismo

de la Feria de Otoño

 

 No habrá madrileño y visitante a la capital que salga a pasear estas semanas por Madrid y no se entere de que en Las Ventas se va a celebrar la Feria de Otoño. Plaza 1 apuesta e invierte una vez más por sacar a las calles a los protagonistas del ciclo otoñal en distintos soportes publicitarios como autobuses, kioscos, mupis... que se une a la publicidad en radios generalistas, diarios nacionales y campaña online. Las fotografías expuestas en las calles son parte de la campaña elaborada por Joserra Lozano en la que han colaborado todos los toreros presentes en la Feria de Otoño.
Desde hoy hasta el próximo jueves, 19 de septiembre, los aficionados pueden adquirir nuevos abonos de manera online a través de www.las-ventas.com o en las taquillas de la plaza. Sacando el abono de Otoño que cuenta con el 20% de descuento el aficionado se reserva un sitio en Las Ventas para San Isidro del año que viene. Un abono corto con muchos alicientes como poder ver al triunfador de San Isidro, Paco Ureña, en mano a mano con el torero en activo que más puertas grandes tiene en Madrid, Miguel Ángel Perera. Además de la despedida de El Cid, la presencia de Emilio de Justo, Ginés Marín, Curro Díaz, Daniel Luque, Juan Ortega, Juan Leal, Manuel Escribano, López Chaves... y sacando el abono completo la posibilidad de ver una tarde para el recuerdo con Antonio Ferrera en solitario con toros de seis ganaderías diferentes. 

La Quinta se lleva la corrida concurso en tarde  en la que Javier Cortés cae herido de gravedad

 

 Concurso de ganaderías en Las Ventas con toros de La Quinta, Baltasar Iván, Marqués de Albaserrada, Murteira Grave, Pedraza de Yeltes, Valdellán que fue devuelto y sobrero de Rehuelga. Más forma que fondo. Herido Javier Cortés en un festejo en el que destacó la entrada en varas del de Murteira. Única ovación de la tarde para Fernando Robleño en el primero, mientras que Rubén Pinar no tuvo su día.

El toro de La Quinta fue aplaudido de salida. Respondió en el capote de Fernando Robleño metiendo bien la cara y recibió tres puyazos, el último con distancia y bien cogido por El Legionario. Toro encastado con sus complicaciones que el madrileño supo manejar con importancia. Le cogió el buen pitón izquierdo en tandas cortas e intensas en las que tuvo que tragar. La espada se le atravesó hasta sonarle los tres avisos en el momento que doblaba el astado. Ovación para toro y torero. En quinto lugar salió el reseñado como cuarto y fue aplaudido de salida por sus buenas hechuras. Metió bien la cara a las verónicas de Robleño y en el caballo respondió con fuerza los tres puyazos. Jesús Romero se llevó una de las ovaciones de la tarde tras dos buenos pares de banderillas. Comenzó Robleño por bajo con el del hierro portugués humillando. No tenía recorrido y pronto se vino a menos el de Murteira teniendo delante un torero que exprimió con garra lo que tenía. Faena a fuego lento para aficionados que no tuvo rúbrica con la espada. 

El de Baltasar Ibán se movió con brío en el capote de Rubén Pinar. Entró también con distancia al tercer puyazo pero no atinó Agustín Moreno. Comenzó la faena de muleta doblándose con él y dos tandas por el derecho con mucha transmisión. Embestía de largo el de Baltasar Ibán con codicia y un punto de rebrinqueo que le dio emoción a las mismas. La faena se desinfló y necesitó de un pinchazo, una casi entera y un descabello. Corrió turno y salió en cuarto lugar el reseñado como quinto, de Pedraza de Yeltes, para Pinar. Toro muy brusco y con dificultades ante el que el de Albacete estuvo digno sin dudarle. La espada entró entera pero necesitó de varios golpes de verduguillo. El titular de Valdellán fue devuelto por inválido y salió el sobrero de Rehuelga. Funcionó el astado que solamente entró dos veces al caballo. Fue noble, humilló y Pinar dejó pasajes interesantes en faena que no acabó de romper. La espada entró a la segunda y fue silenciado

El tercero de Marqués de Albaserrada fue un prenda de salida. Empujó en el peto los tres puyazos, sobre todo el primero. Apretó en banderillas y ya con la muleta no le permitió a Javier Cortés desplegar su toreo ante las complicaciones. En un feo derrote le hirió la cara y lo levantó del suelo de fea manera. Con la mejilla ensangrentada fue trasladado en volandas a la enfermería desde donde se le derivó al Gregorio Marañón con daño en globo ocular. Robleño mató al astado tras pinchazo, media y descabello. 

 

-Fernando Robleño, ovación, silencio en el que mató por Cortés y palmas. 

-Rubén Pinar, silencio tras aviso, silencio y silencio. 

-Javier Cortés, herido. 

 

Mejor toro: 'Matorrito', de La Quinta
Mejor picador: 'El Legionario' (cuadrilla Robleño)
Mejor lidiador: Jesús Romero (cuadrilla Robleño)

Un toro importante de Pallarés y otro de Rehuelga en tarde en la que Arturo Macías cae herido

 

 Primero de los desafíos ganaderos del mes de septiembre con toros de Pallarés y Revuelta. Sólo Thomas Dufau saluda una ovación con Macías herido, Oliva silenciado y tres toros con muchas opciones

Al primero de la tarde, con el hierro de Pallarés, lo recibió Arturo Macías con lances a la verónica. Fue un toro noble aunque falto de fuerzas al que le faltaba recorrido en sus embestidas. El mexicano estuvo firme, mejor al natural aunque no acabó de redondear ninguna tanda. El toro se revolvía pronto buscándole a mitad de muletazo y al final de faena lo enganchó y lo trasladaron de inmediato a la enfermería dónde fue operado de una cornada de 25 cm en pierna derecha. Estoqueó al primero de la tarde Oliva Soto.

Corrió turno y salió en segundo lugar el reseñado como tercero, de Pallarés, para Thomas Dufau. Buen saludo capotero a la verónica y destacó en banderillas El Monteño. Se arrancaba con alegría el de Pallarés y lo vio pronto el francés dándole distancia. Embestía con gusto y transmisión por el buen pitón derecho por donde elaboró faena. Le bajó la mano y dejó muletazos con contenido. La espada no entró a la primera y al segundo intento dejó una baja. Ovación para el astado y silencio para Dufau. El cuarto, reseñado como sexto, de Rehuelga, fue un un toro noble y con casta ante el que Dufau dejó momentos interesantes. El inicio doblándose con él fue el comienzo de una notable faena. El público no acabó de conectar con el francés que saludó ovación tras estocada entera. Para cerrar la tarde salió el toro reseñado como cuarto, de Rehuelga, que le correspondía a Macías. Toro muy reservón que le echó el ojo pronto al francés y que le complicó el lucimiento. Mató de casi entera y fue silenciado. 

En tercer lugar salió el reseñado como segundo, de Rehuelga, para Oliva Soto. No acabó el sevillano de encontrarse a gusto con el brusco astado y no estuvo acertado con los aceros. El quinto, de Pallarés, fue devuelto y salió el sobrero con el mismo hierro, de poco juego y poco que destacar.

 

Toros de Rehuelga y Pallarés, de noble fondo sin emoción ni fuelle el insulso primero; de gran transmisión y. Alidad humillada el buen segundo, aburrido en el final, ovacionado; enrazado y con voluntad, aburrido de pases, el tercero;  de lenta embestida el templado cuarto; devuelto el quinto por cojo; con movilidad el emotivo quinto bis;  orientado y por dentro el zorrón sexto.  

-Arturo Macías, herido. 

-Oliva Soto, silencio tras aviso en el que mató por Macías, silencio y silencio. 

-Thomás Dufau, silencio, silencio y silencio tras aviso en el que mató por Macías.

Isiegas y Barbero ante una importante novillada de Los Maños

 

  José Cabrera, Jorge Isiegas y Daniel Barbero pecharon con un gran encierro santacolomeño del hierro aragonés. Comenzó el mes de septiembre con una gran novillada de Los Maños, bien presentada y de importante juego segundo y tercero. Al terminar el festejo obligaron a saludar al mayoral de la ganadería maña. 

Abrió la tarde José Cabrera que se presentaba en Madrid. Ya le apretó en banderillas y fue un astado reservón que le echó muchas miradas y ante el que no acabó de encontrarse a gusto. Mató de media tras dos pinchazos. Ante el cuarto tampoco acabó de encontrarse cómodo y fue silenciado.

El segundo fue aplaudido de salida y buen saludo capotero de Jorge Isiegas rematado con dos buenas medias. Funcionó el de Los Maños que embistió con largura y humillando por el derecho. Por ese pitón dejó dos tandas con suavidad y mano baja. Perdió un poco de fuelle y los naturales fueron uno a uno. Dejó un pinchazo hondo que necesitó de certero descabello. Ovación al novillo y saludó ovación el aragonés. El quinto entró tras los primeros compases con la cara arriba y dejó Isiegas momentos destacables pero faltó continuidad y de nuevo falló con la espada saludando ovación. 

La carta de presentación del debutante Daniel Barbero fue un buen quite por chicuelinas ante el segundo. A su primer novillo lo recibió a la verónica y destacó en banderillas Javier Cerrato. Otro de Los Maños que se desplazaba con nobleza y transmisión y delante un novillero con muchas ganas y haciéndole las cosas bien hechas. Tandas por el derecho pasándoselo muy de cerca y alargando los muletazos. Al natural también respondía el gran astado y dejó muletazos de mano baja con mucha suavidad. Firmeza absoluta y valor del joven que se presentaba en Las Ventas. Falló en repetidas ocasiones con los aceros y saludó ovación tras dos avisos. El sexto también fue aplaudido de salida pero en la muleta resultó protestón. Disposición del novillero y de nuevo le faltó espada.

 

Novillos de Los Maños.

-José Cabrera, silencio en ambos. 

-Jorge Isiegas, ovación y ovación tras aviso. 

-Daniel Barbero, ovación tras dos avisos y silencio tras aviso. 

Saludos de la terna ante una exigente novillada de Saltillo

 

 Una novillada de Saltillo era la que presentaba en la tarde de este 25 de agosto la plaza de toros de Las Ventas. Alberto Pozo, Alejandro Conquero y Francisco Montero, que se presentaba, hacían el paseíllo.

 

Alberto Pozo basó la faena al primero de la tarde por el pitón derecho. Tuvo un contrincante que embestía a media altura. Lo intentó también por el izquierdo donde el novillo desarrolló más peligro. No tuvo opciones con el que hacía cuarto, un ejemplar parado en la muleta. Abrevió sin suerte con la espada.
 
El onubense Alejandro Conquero desarrolló con el primero de su lote una faena corta pero contundente. Entendió desde el principio a un novillo con calidad al que instrumentó una medida faena en la que los mejores pasajes llegaron por la izquierda. Emborronó la faena con la espada, tras dejar media estocada se le complico el verduguillo. No terminó de entenderse con el complicado quinto. Le obligó por bajo y enseguida se fue a por la espada, sin suerte con ella.
 
Francisco Montero que debutaba en esta plaza se topó en primer lugar con un novillo que embestía sin clase y derrotando, destacaron algunos naturales en el final de la faena. Al entrar a matar fue prendido de manera fea por el pecho, sin consecuencias aparentes. Su buena actitud continuó con el que cerraba plaza al que recibió a portagayola de una manera inusual. Intercambió el capote de brega por el de paseo para después pasaportarle una larga cambiada y verónicas de gran gusto. Con la muleta se mostró dispuesto ante novillo venido a menos.


Plaza 1 presenta la Feria de Otoño 2019

 

 Han sido aprobados por el Centro de Asuntos Taurinos los carteles confeccionados por Plaza 1 para la próxima Feria de Otoño.
El ciclo otoñal de este año se celebrará durante dos fines de semana (viernes, sábado y domingo): el último de septiembre y el primero de octubre. Serán cinco corridas de toros y una novillada que integrarán en los carteles a toreros con un poso de madurez en constante renovación e inspiración y jóvenes emergentes. Todos ellos triunfadores de la presente temporada en la plaza de toros de Las Ventas, así como triunfadores en otras plazas de primera categoría de España y Francia. Un mano a mano de altura con el triunfador de San Isidro, Paco Ureña, junto a uno de los máximos triunfadores en nuestra plaza en los últimos años, Miguel Ángel Perera. El Cid vivirá la despedida de una afición que tantas veces ha conquistado con su toreo. Completan los carteles Emilio de Justo, Curro Díaz, Ginés Marín, Juan Ortega, Daniel Luque, Juan Leal, Manuel Escribano y López Chaves, Y junto a todo ello, la épica de Antonio Ferrera. El diestro extremeño afrontará  una tarde en solitario tras la mágica actuación que nos emocionó y nos conmocionó en San Isidro. Ferrera fue uno de los nombres propios del ciclo isidril tras cortar tres orejas la tarde del 1 de junio. En la novillada estarán presentes los tres nombres más destacados de la temporada. Tomás Rufo fue vencedor del ciclo de novilladas nocturnas de Las Ventas tras cortar sendas orejas en sus dos actuaciones, Fernando Plaza se proclamó novillero triunfador de San Isidro y El Rafi se presenta en Madrid tras dar una vuelta al ruedo en Sevilla y cortar dos orejas en Nimes y en Valencia. Los hierros anunciados son garantía de éxito con un variado elenco ganadero entre los que destaca la corrida de Adolfo Martín, Fuente Ymbro que lidiará una corrida y la novillada, Puerto de San Lorenzo / La Ventana del Puerto, Victoriano del Río / Toros de Cortés, Núñez del Cuvillo, Juan Pedro Domecq /  Parladé, Garcigrande / Domingo Hernández y Alcurrucén.
Una feria que quiere realzar con estas combinaciones un canto al toreo clásico, al toreo puro, a la autenticidad. Así queda la Feria de Otoño 2019:

Viernes, 27 de septiembre. Novillos de Fuente Ymbro para El Rafi, Tomás Rufo y Fernando Plaza.

Sábado, 28 de septiembre. Toros de Puerto de San Lorenzo / La Ventana del Puerto para Daniel Luque, Juan Leal y Juan Ortega.

Domingo, 29 de septiembre. Toros de Victoriano del Río / Toros de Cortés, Núñez del Cuvillo y Juan Pedro Domecq / Parladé para el mano a mano entre Miguel Ángel Perera y Paco Ureña. 

Viernes, 4 de octubre. Toros de Fuente Ymbro para El Cid, Emilio de Justo y Ginés Marín.

Sábado, 5 de octubre. Toros Núñez de Cuvillo, Alcurrucén, Adolfo Martín, Parladé / Juan Pedro Domecq, Victoriano del Río / Toros de Cortés y Garcigrande /  Domingo Hernández para Antonio Ferrera en solitario.

Domingo, 6 de octubre. Toros de Adolfo Martín para Curro Díaz, López Chaves y Manuel Escribano.

Se hace público también el cartel del Día de la Hispanidad con toros de Valdefresno para Eugenio de Mora, Gonzalo Caballero y Jesús Enrique Colombo. 

Vuelven los desafíos ganaderos y una corrida concurso

 en el mes de septiembre

 

Plaza 1 ha cerrado los desafíos ganaderos y como novedad, una corrida concurso que se celebrarán durante tres domingos de septiembre, 8, 15 y 22. Para el 1 de septiembre está programada y anunciada una novillada de Los Maños.
Tanto en los dos desafíos como en la corrida concurso para dar protagonismo a la lidia completa, se marcará en el ruedo la zona del caballo delimitada entre el tendido 7 y el tendido 8. Otras tres rayas hasta el centro del ruedo señalarán la distancia a la que se arranca al toro. Además en la concurso habrá unas normas a seguir anunciada días antes del festejo. Estos dos desafíos y concurso de ganaderías son alicientes para la afición venteña y da oportunidad a nueve toreros dispuestos a triunfar. Se repite por tercer año en Las Ventas la fórmula de los desafíos y se añade la corrida concurso tras la buena acogida de estas dos pasadas temporadas en una iniciativa que trajo Simón Casas tras implantarla en otras plazas de importancia como Nimes, Valencia y Zaragoza. 
Así quedan las combinaciones del mes de septiembre:

1 de septiembre Novillada de Los Maños para José Cabrera (presentación), Jorge Isiegas y Francisco Montero (presentación).

1er desafío 8 de septiembre Toros de Rehuelga vs. Pallarés para Arturo Macías, Oliva Soto y Thomas Dufau.

Concurso de ganaderías 15 de septiembre Toros de La Quinta, Baltasar Iban, Marqués de Albaserrada, Murteira Grave, Pedraza de Yeltes y Valdellán  para Fernando Robleño, Rubén Pinar y Javier Cortés.

2º desafío 23 de septiembre Toros de Arauz de Robles vs. Saltillo para Sánchez Vara, Javier Castaño y Sergio Serrano.

Vuelta al ruedo para Maxime Solera

 

 Dos presentaciones en la novillada de Dolores Aguirre. Maxime Solera atestigua en Las Ventas su buen camino. Una ovación y una vuelta al ruedo fue el resultado del novillero francés en la primera plaza del mundo. Fue en un festejo en el que Sotos fue silenciado y ovacionado Hermosillo.

Mario Sotos no pudo lucirse con el capote ante el primer novillo de Dolores Aguirre, manso y abanto de salida, y al que tampoco le acompañó la lidia de los hombres del torero conquense. En la muleta, Sotos aprovechó la prontitud con la que venía el burel para dejar dos series muy firmes por el pitón derecho. Al entrar a matar el utrero perdió las manos, lo que provocó que la espada cayera muy trasera. Tuvo que descabellar y su labor fue silenciada. Tras la desastrosa lidia al cuarto de la tarde, metió bien la cara el de Dolores Aguirre en los primeros compases de faena. Ligó dos tandas por el derecho y se volvió más incierto en la muleta de Mario Sotos. Pinchó en dos ocasiones antes de una estocada baja y ser silenciado. 


Se presentaba el francés Máxime Solera en Las Ventas. Fue a recibir al segundo con el capote a la espalda en los medios y aguantó con valor la llegada del astado. Se dobló con él en el inicio de faena y luego aguantó con coraje y mérito las miradas amenazantes del novillo. Sacó muletazos por el derecho con mucha disposición y alargó faena. Mató de casi entera baja y fue suficiente para que doblara. Saludó ovación tras aviso. Volvió a la puerta de chiqueros para recibir con una larga cambiada de rodillas al quinto de la tarde. El espada francés, que le dio distancia en los primeros compases, estructuró una faena que fue de más a menos y en la que fue cuajando a su oponente en un trasteo largo e intenso. Se le pidió la oreja pero el ussía no atendió la petición. Vuelta al ruedo.

José María Hermosillo demostró desde los primeros compases de la lidia la actitud con la que hacía su presentación en la plaza de toros de Las Ventas. El castaño chorreado que hizo tercero se empleó en el caballo que montaba Jesús Vicente. En la muleta embistió con transmisión y empuje, a lo que el novillero mexicano respondió con mando y encaje en los pases por el pitón derecho. En el ocaso de la faena fue prendido, aunque se recompuso antes de dejar una última tanda con la mano diestra. Pinchó antes de dejar la estocada. Saludos tras aviso. El flojo sexto se quedaba corto en la muleta, muy reservón y no quiso pelea echándose a las primeras de cambio. Fue silenciado. 

 

Novillos de Dolores Aguirre.

Mario Sotos, silencio en ambos. 

Maxime Solera, ovación tras aviso y vuelta tras aviso. 

José María Hermosillo, ovación y silencio. 

Destaca Juan Ortega al natural pero sin espada

 

 Corrida en honor a la Virgen de La Paloma con toros de Martín Lorca y Escribano Martín. Juan Ortega destaca al natural en un festejo en el que Ritter se ve impotente con una desrazada corrida de toros de la que estuvo por encima un Robleño ovacionado.

Fernando Robleño salió a saludar ovación al romper el paseíllo. Su primer rival, con el hierro de Escribano Martín, fue un astado al que le faltó fuerza y no dio opción alguna al madrileño que abrevió faena matando de estocada corta y saludando ovación. Pudo dejar dos verónicas y una media ante el cuarto. El astado tuvo mayor movilidad y ligó dos por el derecho pero la faena se diluyó y necesitó del descabello tras pinchazo y casi entera. 

El segundo titular fue devuelto y corrió turno saliendo el reseñado como quinto para Sebastián Ritter. Toro muy parado que perdía las manos con facilidad y al que el colombiano intentó cuidar sacándole muletazos uno a uno sin decir nada por la poca transmisión del animal. Mató de pinchazo y casi entera. En quinto lugar salió el sobrero de Osborne. Elaboró faena en los medios y trató de cuidarlo porque no le sobraban las fuerzas. Toro sin transmisión y la faena no fue a más. Falló en repetidas ocasiones con la espada y necesitó un certero descabello. 

Juan Ortega cocinó a fuego lento una faena cargada de inspiración y pinceladas muy toreras. No hubo ligazón pero no hizo falta para conectar con el público de Madrid y muletazo a muletazo confeccionar una gran faena. Al natural se entregaba mejor el de Martín Lorca y Juan Ortega desplegó su toreo con mucha verdad. La espada entró tendida y delantera y se le atragantó el descabello esfumándose la oreja. Saludó ovación tras aviso. Ante el sexto no pudo ni darle un muletazo y abrevió. 

 

Toros de Escribano Martín (1º) y Martín Lorca, 

- Fernando Robleño, ovación y palmas tras aviso. 

-Sebastián Ritter, silencio y silencio tras aviso. 

-Juan Ortega, ovación tras aviso y silencio. 

Oreja para Carlos Aranda

y dos vueltas al ruedo para Carlos Olsina

 

 Vuelta a los domingos y horario de tarde para la novillada con reses de La Guadamilla con tres presentaciones.
Abrió la puerta tarde Javier Montalvo ante un novillo que se movió y le dio opciones. Embestida rebrincada en los primeros compases pero cuando le bajó la mano respondió con nobleza sobre todo por el buen pitón derecho. Cuajó por ahí dos tandas ligadas sin tener mismo eco al natural. Mató de una entera que necesitó de dos golpes de verduguillo. Saludó ovación tras aviso. El cuarto se rajó pronto y salía desentendido de la muleta de Montalvo. Mató de media que necesitó del descabello. 

Carlos Aranda dejó ante el primero un quite por chicuelinas. El segundo puso en apuros q los banderilleros y necesitó mando en la muleta. Noble pero con una embestida brusca que Aranda manejó con decisión y sin dudarle dejando algún muletazo destacable. Mató de media baja y saludó ovación. Molestó el viento en el quinto y tras las probaturas iniciales, le cogió el aire y elaboró faena de tandas cortas que llegaron a los tendidos. Faena a más con detalles con personalidad y la media valió para que doblara y cortara una oreja. 

Carlos Olsina realizó un quite por gaoneras al segundo de la tarde. A la verónica recibió al tercero y vibrante fue el inicio de faena de rodillas y ligando por bajo derechazos.  Tuvo el de Guadamilla clase y humillación en su embestida y aprovechó el francés en tandas ligadas por ese pitón derecho. Cerró con bernadinas con las que calentó de nuevo al público antes de pasaportarlo de un pinchazo y una entera. Vuelta al ruedo. Variado saludo capotero para recibir al que cerró plaza. Fue un novillo sin muchas opciones ante el que estuvo muy firme y al que sacó lo poco que tenía. Mató de entera y se le pidió la oreja quedando en vuelta al ruedo. 

 

Seis novillos de La Guadamilla para :

-Javier Montalvo, ovación tras aviso y silencio. 

-Carlos Aranda, división y oreja. 

-Carlos Olsina, vuelta y vuelta. 

Tomás Rufo corta una oreja y se proclama triunfador del Certamen de novilladas nocturnas

 

 Rafael González y Tomás Rufo, mano a mano, disputaron en la noche de este jueves la final

Gran ambiente en la final del Certamen de novilladas nocturnas con récord de asistencia en este ciclo de novilladas en los tres años de gestión de Plaza 1 con 8.874 asistentes. Valió la novillada de El Cortijillo y Lozano Hermanos y Tomás Rufo se proclamó vencedor tras cortar una oreja, una vuelta al ruedo y cerca de abrir la Puerta Grande. Rafael González pinchó una buena faena ante el importante quinto. Desde muy pronto se saboreó la rivalidad que iba a existir a lo largo de toda la noche entre los dos finalistas del certamen, conscientes del peso de la cita.
El primer novillo de El Cortijillo destapó genio y movilidad para que Rafael González pudiera sacar a relucir la franca disposición de su toreo. Acertó con la tecla y conjugó muletazos de mucho empaque por el pitón derecho. Se repuso con garra de una fea voltereta que se saldó, afortunadamente, sin consecuencias. Pinchó antes de dejar la estocada. Palmas. Al tercero de la tarde le faltó clase y fondo. Por el pitón derecho tendía a salir distraído, por lo que Rafael González basó la faena en el pitón zurdo. Exprimió cada una de las embestidas de ‘Iluminado’. Con el novillo rajado en tablas entró a matar para dejar una estocada caída. Silencio. El quinto del encierro manseó en los primeros tercios. Notables fueron los pases por el pitón derecho; los naturales, robados de uno en uno, de mucho mérito. Con el toro venido muy a menos alternó firmes derechazos con pases cambiados por la espalda. Luquesinas para cerrar. Mato de estocada trasera que necesitó del uso del verduguillo. Saludó la ovación desde el tercio tras un aviso.
No fue fácil de salida el berrendo en castaño que hizo segundo para Tomás Rufo. Le puso la muleta en los medios sin probaturas y fue templando el cabeceo inicial. A base de tesón le robó varios derechazos profundos y algún natural pero le costaba repetir al de Lozano Hermanos y le faltó continuidad a la faena. Demostró el toledano una gran actitud y mató de entera fulminante. Se le pidió la oreja pero quedó en vuelta al ruedo. El cuarto de la tarde sí se dejó en el capote y quite por lopecinas de Rafael González. Interesante inicio de faena con tres derechazos de mano baja con personalidad. Siguió por ese pitón con muletazos de mucha profundidad aunque faltaban los remates de tandas. Se iba acabando el novillo de El Cortijillo y lo exprimió acortando distancias. La faena acabó en alto y la estocada fue fulminante tras la que paseó una oreja. Ante el sexto salió a por todas. Fue un toro reservón en los primero compases pero que transmitió en los primeros instantes de faena de muleta. Las dos tandas por el derecho fueron ligadas, con profundidad y empaque. Se descompuso un poco la embestida y bajó la faena pero supo levantarla en la última tanda exprimiéndolo más en corto. Dobló tras media estocada y se le pidió la oreja no concedida. Fue proclamado por unanimidad como triunfador del certamen. 

Novillos de El Cortijillo y Lozano Hermanos.

-Rafael González (azul y oro), palmas, silencio y ovación 

-Tomás Rufo (cenillas y oro blanco), vuelta, oreja y ovación 

Saludos de Dorian Canton en la cuarta novillada del certamen de nocturnas

 

Cuarta cita del certamen de novilladas nocturnas de promoción en la plaza de toros de Las Ventas con novillos de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez (2º).
Cristian Pérez recibió con soltura al primero de su lote, con el que dejó buenos lances a la verónica. Brindó al público desde el mismo centro del anillo y tras una primera tanda, en la que el novillero pudo leer las condiciones del animal, le dio distancia en el cite y consiguió hilvanar cuatro derechazos muy sentidos. El viento molestó al de Hellín, dejándole sin defensa en más de un muletazo. A partir de ahí basó el trasteo en el pitón izquierdo, por donde el utrero se desplazaba con ritmo y nobleza. Se tiró a matar y cobró una estocada trasera que necesitó del uso del verduguillo. Silencio tras aviso. Dos faroles de rodillas coparon el recibo capotero a ‘Soberbio’. Empujó con fuerza en sus dos encuentros con la cabalgadura de José Ney Zambrano. El trasteo, sin demasiada profundidad, sí contó con la entrega del espada que intentó depurar las codiciosas pero desclasadas embestidas del novillo que sorteó. Se le atragantaron los aceros. Silencio tras dos avisos.
Cristóbal Reyes se presentó en la plaza de toros de Las Ventas yéndose hasta la puerta de chiqueros. Allí recibió con una emocionante larga cambiada a ‘Langosto’, el único novillo con el hierro de José Manuel Sánchez que se lidió. En banderillas dejó un tercer par muy arriesgado. Con una exigente embestida llegó a la muleta del novillero gaditano. A pesar de este inicio, no fue esa la tónica del burel y pronto comenzó a buscar las tablas, moviéndose con incertidumbre, llegando incluso a propiciarle al espada una fea voltereta. En un primer momento perdió la conciencia, pero regresó a la cara del animal para sellar una tanda más por el pitón derecho. Mató de estocada baja. Silencio. Tuvo que pasar a la enfermería.
Hubo ajuste en las verónicas de recibo entre Reyes y ‘Zapato’, cerradas con una media de rodillas y la revolera. En la muleta se queda corto, se apaga. Sale desentendido de cada muletazo. El gaditano vuelve a mostrarse aseado, pero no logra lucimiento. Vuelve a fallar con la tizona. Silencio tras aviso.
Dorian Canton saludó con gusto a ‘Vasco’, el primero de sus dos antagonista en la noche venteña. Pronto se puso a torear. Siempre intentando llevarlo sometido y por abajo; asentado y con aplomo. Echó los vuelos por delante en los naturales, descorchándolos de uno en uno por la sosería del utrero. Al entrar a matar quedó a merced del de Castillejo de Huebra. Le dibujó la cornada a la altura del muslo derecho, afortunadamente sin consecuencias. Silencio tras aviso.
El francés volvió a demostrar ante ‘Gargosillo’, el novillo que cerraba el festejo, su gran capacidad a pocos días de su alternativa. Tiró del astado hasta vaciar por completo las embestidas por el pitón diestro. La faena tuvo como virtud que fue muy medida. Volvió a pinchar antes de dejar una estocada caída. Saludos desde el tercio.

 

Parte médico Cristóbal Reyes tras la lidia del segundo: Presentaba puntazo corrido en zona perianal derecha y contusiones múltiples. Pronóstico leve que no le impide continuar la lidia.

Importante presentación de Tomás Rufo en Las Ventas, corta una oreja

 

 Tercera novillada nocturna con gran ambiente en los tendidos ante los novillos de José Cruz.
Emilio Silvera inauguró la noche con ‘Ebrio’, pero el de José Cruz fue devuelto por una manifiesta falta de fuerzas. Corrió turno el de Lucena del Puerto y volvió a intentarlo ante ‘Juboso’, un astifino novillo de la divisa titular que corrió la misma suerte. Saltó al albero venteño el segundo sobrero de la ganadería de Casa de los Toreros. ‘Acusado’, ahora sí, ofreció a su lidiador opciones para estructurar una faena basada sobre todo en el pitón derecho. El utrero, aunque noble y con fijeza, no anduvo sobrado de fuerzas, lo que le restó importancia a la voluntad del novillero. Silvera lo despachó tras dejar una estocada baja y otra que cayó en mejor sitio. Saludó la ovación desde el tercio. Como cuarto salió el reseñado como primer sobrero de Casa de los Toreros. Lo más reseñable de faena fue el comienzo de muleta por ajustados estatuarios. El novillo se acabó pronto embistiendo a media altura y sin decir nada. Fue silenciado.
Alfonso Ortiz y ‘Vicario’ protagonizaron el segundo capítulo de la noche. El de Tielmes tuvo que sobreponerse a las encastadas embestidas del colorao que sorteó. No tomó vuelo la faena y mató de una estocada caída. Saludó la ovación desde el tercio. El quinto fue un novillo soso ante el que Alfonso Ortiz no se sintió cómodo. No estuvo acertado con los aceros y fue silenciado.
Tomás Rufo, que como Emilio Silvera se presentaba en la plaza de toros de Las Ventas, meció con torería en el saludo capotero a su primera antagonista. El inicio de faena a pies juntos demostró la predisposición del talaverano. Sin apenas humillar y brusco en el embroque no le puso las cosas fáciles al joven espada, que dejó dos notables tandas por el pitón diestro. El cierre por bernadinas terminó por caldear el ambiente en los tendidos. Se tiró con todo en la suerte suprema y dejó una estocada entera de rápido efecto, oreja. Pasó a la enfermería doliéndose del hombro y allí se lo colocaron. Salió a por todas ante el sexto y el público conectó con el de Talavera desde el comienzo. Faena de altibajos manteniendo la atención. Por el derecho llegó lo más ligado y lo entregó todo exprimiendo al astado hasta el final. La espada entró al segundo intentó y saludó ovación

Novillos de José Cruz, el primero como sobrero de Casa de los Toreros. 

-Emilio Silvera, división y silencio. 

 -Alfonso Ortiz, ovación y silencio. 

-Tomás Rufo, oreja y ovación. 

 

Parte médico Tomás Rufo tras la lidia del tercero: Tomás Rufo ha pasado a la enfermería tras pasear la oreja del tercero de la noche. Presentaba luxación del hombro derecho que ha sido reducida manualmente y bajo su responsabilidad continuará la lidia.

Saludos de "El Chorlo" y Antonio Grande en la segunda de las nocturnas

 

 Segunda de las novilladas nocturnas de este verano con novillos de Fernando Peña.
Abrió la tarde Jesús Díez "El Chorlo" con un novillo noble y justo de fuerzas con el que pudo dejar varios pasajes por el pitón derecho tras un interesante inicio de rodillas. Sufrió una voltereta sin consecuencias cuando toreaba al natural. Regresó a la cara de su antagonista con la muleta en la zurda y, entonces si, imprimió tres naturales de mucho mérito. Saludó ovación. De nuevo ante el cuarto demostró disposición desde el principio yéndose a la puerta de chiqueros. Novillo manejable pero justo de fuerzas y tiró de él con garra manteniendo intensidad hasta el final. Pinchazo antes de entera tras la que saludó ovación.
Antonio Grande sorteó en segundo lugar un ejemplar de la divisa titular con mucho genio. Dramática fue la voltereta sufrida por Roberto Martín 'Jarocho' mientras ponía el tercer par de banderillas. Incierto en sus embestidas, el espada demostró disposición y anduvo por encima de las condiciones del animal. Saludos. Muy buenas formas demostró ante el quinto de la tarde. Concepto y personalidad en los derechazos largos con el compás abierto ante un toro que se desplazaba pero que no paró de echarle miradas amenazantes. Firmeza y conexión con los tendidos antes de errar en varias ocasiones con los aceros y escuchar palmas.
Borja Ximelis, que se presentaba en la plaza de toros de Las Ventas, hilvanó dos verónicas de mucho cuajo en el saludo capotero antes de protagonizar un efectivo tercio de banderillas. En la muleta, 'Bombilla' despertó nobleza y movilidad, cualidades que Ximelis aprovechó para estructurar una faena larga que fue perdiendo intensidad. Silencio tras aviso. Silenciado también ante el que cerró plaza, un novillo que se quedó en el caballo, ante el que colocó un extraordinario tercer par en banderillas, y que no le regaló ni una embestida. Lo mejor fue la espada certera y de rápido efecto. 

Novillos de Fernando Peña.

-Jesús Díez “El Chorlo”, ovación y ovación.

-Antonio Grande, ovación y palmas tras aviso. 

-Borja Ximelis, silencio tras aviso y silencio. 

Oreja para Rafael González en la primera de las nocturnas

 

 Primera de las novilladas nocturnas dentro del ciclo del "Cénate Las Ventas" con tres novillos de El Freixo y tres de Couto de Fotnilhos. Rafael González pasea su quinta oreja en Las Ventas como novillero en una noche con 7.000 personas en los tendidos. Silenciado Tibo García y ovacionado Ignacio Olmos.
Abrió la tarde el francés Tibo García a la verónica. Fue un novillo con una embestida descompuesta al que cogió sin probaturas en los medios. No le dudó el galo ante esos ásperos cabeceos a mitad del muletazo y demostró firmeza ligando por el derecho, el pitón más potable. A mitad de faena le sorprendió y le pegó un tremendo revolcón en el suelo. Continuó mermado sin chaquetilla para rematar de nuevo con una gran disposición y matando de entera tendida. Exigiéndole por abajo comenzó la faena de muleta del cuarto, el primero de Couto de Fornilhos. Humilló el astado pero no acabó de entregarse ante un novillero muy dispuesto que buscó siempre la colocación. Estuvo desafortunado con los aceros y fue silenciado.
Rafael González lo tuvo imposible para parar en el capote al segundo de la tarde. Directamente de rodillas y primera tanda larga de derechazos aguantando estoicamente. Ya en los medios ligó dos por ese pitón muy templado, muy recogido cada pase y controlando los derrotes del animal. Acortó distancias, se entregó entre pitones y mantuvo intensidad sacándoselo en dos ocasiones por la espalda. Terminó con bernadinas antes de una entera. Cortó una oreja. Salió a por todas el madrileño ante el quinto, fue todo entrega y lo exprimió al máximo ante un astado de Couto de Fotnilhos sin mucho recorrido pero con transmisión. Elaboró faena en cercanías y falló en repetidas ocasiones con los aceros.
Menor movilidad tuvo el tercero de la tarde. Pasaba y salía desentendido el de El Freixo e Ignacio Olmos no acabó de estar a gusto ante el.  Al final de faena dejó algún natural destacable y lo mejor fue la estocada entera y fulminante ante la que saludó ovación. Tampoco acabó de encontrarse cómodo ante el sexto, un novillo que metía bien la cara pero al que le costaba salir. Lo intentó por ambos pitones antes de matar de una entera que necesitó del descabello.

 

Novillada nocturna. Novillos de El Freixo (1º, 2º y 3º) y de Couto de Fornilhos (4º, 5º y 6º).

-Tibo García : silencio -entró por su propio pie a la enfermería- y silencio tras aviso.
-Rafael González : oreja y palmas tras dos avisos.
-Ignacio Olmos : saludos y silencio.

Tibo García fue atendido de una "contusión costal izquierda, pendiente de estudio radiológico", que no le impidió continuar la lidia.

Vuelta al ruedo de Sánchez Vara para cerrar el mes de junio en Las Ventas

 

De Pablo confirma alternativa y Partido de Resina su buen camino. Sánchez Vara dio una vuelta al ruedo con el mejor lote, mientras De Pablo dejaba detalles y Marc Serrano se veía sin opciones.

Abrió la calurosa tarde venteña Miguel de Pablo con ‘Garrofero II’, el toro de Partido de Resina con el que confirmó la alternativa. Fue un toro que nunca humilló en el engaño del torero de Colmenar Viejo a pesar de un inicio muy torero por doblones. Los finales de los muletazos, tan desclasados como inciertos, no permitieron el lucimiento del diestro a pesar de su disposición. Mató de una estocada tendida y trasera que necesitó del uso del verduguillo en varias ocasiones. Su labor fue silenciada. Ante ‘Flamenco’, otro toro de bella estampa, el confirmante no pudo más que mostrar solvencia y saber hacer. El final, a pies juntos, transmitió mucha torería.
Marc Serrano tuvo que lidiar en el segundo capítulo del festejo al sobrero de la ganadería de San Martín. El torero francés diseñó una faena larga, con buenos momentos mientras toreaba por el pitón zurdo a media altura. Pinchó antes de dejar una estocada contraria y tendida. A portagayola recibió Marc Serrano a ‘Zapaterao’, el cárdeno que hizo cuarto. Recibió un duro castigo en el caballo y llegó muy mermado al último tercio. Aún así, Serrano derrochó voluntad y logró dejar su impronta en varios muletazos sueltos por el pitón derecho. Se le atragantaron los aceros y, tras un metisaca y un espadazo que hizo guardia, tuvo que recurrir al descabello.
Hasta la puerta de toriles se marchó Sánchez Vara para recibir al tercer toro del festejo. El de la divisa azul celeste y blanca, de preciosas hechuras, tomó el vuelo del capote en la larga cambiada. Pudo endilgarle dos verónicas antes de rematar desde los medios con una media y la revolera. Dejó tres pares de banderillas, el último de ellos al violín. Muy cuidado en el cite, con la muleta siempre a media altura, Sánchez Vara aprovechó la movilidad y la nobleza de su oponente por el pitón derecho. Enterró el acero en todo lo alto, aunque tuvo que usar el descabello. Lo más notable de la tarde llegaría de la mano de Sánchez Vara mediada la faena del quinto. Tres series muy sentidas al natural presagiaron un posible premio para el torero de Guadalajara. La espada, esta vez, emborronó el premio y tuvo que saludar la ovación desde el tercio.

Seis toros de Partido de Resina, extraordinariamente presentados, y un sobrero (segundo bis) de San Martín, escurrido y viejuno. Violento y defensivo el deslucido primero; devuelto el segundo por inválido; sin raza ni intención el deslucidísimo segundo bis; emotivo y con movilidad y transmisión el buen tercero; sin raza ni voluntad el apagado cuarto; con suavidad y humillación el enclasado quinto; de cierta calidad exigente el sexto.

-Marc Serrano (gris plomo y oro): silencio y  silencio tras aviso.

-Sánchez Vara (gris plomo y oro): vuelta al ruedo y ovación tras aviso.

-Miguel de Pablo (blanco y oro) que confirmaba alternativa: silencio y silencio.


Saludos para la terna con los de Dolores Aguirre

 

 Alberto Lamelas deja una sólida actuación y Gómez del Pilar vuelve a afianzar su nombre en el ruedo venteño.

Alberto Lamelas se topó con el peor lote de la tarde. En primer lugar salió un toro manso y rajado al que empezó toreando en los medios para acabar en las tablas y con el que apenas tuvo posibilidades. El cuarto fue también un toro complicado que embestía con la cara arriba y con el que Lamelas estuvo firme.
Por su parte, Cristian Escribano, que no tuvo opciones con el segundo de su lote, sí pudo lucirse con el primero, empezando con un brillante inicio en el que destacaron los pasajes por bajo. Se acopló por el pitón izquierdo, aunque los muletazos fueron a menos al perder el toro las manos en cada final. Con la derecha volvió a tomar vuelos la faena aunque la espada emborronó la actuación. Saludó ovación.
Destacada labor la de Gómez del Pilar con el tercero de la tarde al que recibió a porta gayola. Lo dejó ver en el caballo y ratificó su disposición con un inicio de faena de rodillas en los medios. Exprimió el buen pitón derecho y dejó mucha torería en los remates de cada serie, pero falló con los aceros y el resultado quedó en saludos desde el tercio.  Con el que cerró la tarde volvió a irse a porta gayola y firmó un vistoso quite por chicuelinas, pero no pudo redondear su actuación con la muleta ante la poca clase de su oponente.

Toros de Dolores Aguirre, manso y violento el cobarde primero, emotivo y humillado el aprovechable pero descompuesto segundo, de calidad humillada el obediente y repetidor tercero, manso, orientado y a la caza la prenda cuarta, escaso de fuelle y deslucido el bragado quinto, deslucido y vulgarón el defensivo sexto.

Alberto Lamelas, ovación y silencio. 

Cristian Escribano, ovación y silencio. 

Gómez del Pilar, ovación y silencio tras aviso. 


Paco Ureña, triunfador de la Feria de San Isidro 2019

 

 El jurado convocado por Plaza 1, compuesto por periodistas, representantes de la empresa y el Centro de Asuntos Taurinos, ha fallado los premios San Isidro 2019 que designa a los triunfadores de la recién finalizada Feria de San Isidro.
Estos son los ganadores: Triunfador de la Feria: Paco Ureña
-Mejor faena: Antonio Ferrera, 1º de Zalduendo -Mejor novillero: Fernando Plaza -Mejor rejoneador: Hermoso de Mendoza
-Torero revelación: David de Miranda -Mejor estocada: Román -Mejor picador: Juan Francisco Peña -Mejor brega: Iván García
-Mejor banderillero: Fernando Sánchez -Mejor toro: "Despreciado" de Juan Pedro Domecq -Mejor ganadería: Adolfo Martín


Corrida de nota de Santiago Domecq y cornada para Pablo Aguado en el cierre de San Isidro

 

 Trigésima cuarta y última de San Isidro en la tradicional Corrida de La Prensa, con otro lleno de "No hay billetes" ante los toros de Santiago Domecq. El Fandi se tropieza con un bravo toro en un encierro de seis toros con opciones que terminó con Aguado en la enfermería y López Simón desdibujado

Al primero lo recibió El Fandi con un buen saludo capotero a la verónica. Metía bien la cara el de Santiago Domecq y lo llevo de forma precisa al caballo. Duelo en quites, López Simón por gaoneras y El Fandi por chicuelinas con susto incluido. Se arrancó con brío y con gracia en banderillas ofreciendo el granadino un gran espectáculo, la tercera al violín. Seguía el astado arrancándose con distancia y El Fandi lo esperó de rodillas muleta en mano para dar un derechazo por bajo infinito en redondo. Después de ese comienzo extraordinario se vino todo a menos y aunque ligó por ambos pitones no tuvo eco en los tendidos. Mató de estocada tendida de rápido efecto. El cuarto fue más deslucido y El Fandi lo intentó sin lucimiento alguno. Le tocó lidiar al sexto con Aguado en la enfermería. Gran toro desde el comienzo con buen ritmo y variado El Fandi con el capote. Una de las grandes ovaciones se la llevó el picador Manuel Bernal. Se arrancaba de lejos , con fuerza y apretando y tras derribarlo en el primer encuentro le dio tres grandes puyazos. Siguió el público entregado en banderillas con El Fandi colocando cuatro pares. Ya a la muleta salió desfondado y no acertó con los aceros. 

El segundo manseó en los inicios pero cuando metía la cara lo hacía con calidad. Le cambió el viaje por la espalda López Simón en el inicio de faena. Pronto descubrió un grandioso pitón derecho por donde embestía con codicia y transmisión. Ligó por ese gran pitón dos series con largura y transmisión pero al probarlo con la zurda se vino la faena abajo y no pudo remontar. Dejó un metisaca y una entera. El quinto tuvo movilidad aunque faltó clase en la embestida. Dejó tandas ligadas por el derecho pero sin eco. La espada entró al segundo intento.  

A la verónica recibió Pablo Aguado al tercero pero lo que cuajó con torería fue el quite por chicuelinas y una media. Noble el de Santiago Domecq aunque le costaba más humillar. Fue más agradecido por el derecho y Aguado se lo hizo todo muy suave y templado. Faena en alto, el silencio de Las Ventas rotos por los olés a los muletazos cadenciosos y los remates por bajo. En alto terminó con los naturales a pies juntos pero la espada no entró y se llevó una cornada en el muslo del que se dolió. A la segunda una casi entera, se amorcilló y se complicó en el descabello hasta que le sonaron los dos avisos. Recogió una fuerte ovación tras la gran faena que dejó antes de pasar a la enfermería de la que no saldría a lidiar el sexto. Allí fue operado de una cornada de dos trayectorias de 10 y 15 cm en el muslo derecho.

 

Toros de Santiago Domecq, correctos de presencia y parejos de juego y opciones. Enclasado, con movilidad y fondo el buen primero, ovacionado en el arrastre; mansurrón de exigente pero importante embestida el segundo; humillado y con voluntad el justo tercero; obediente, repetidor y humillado el buen cuarto; repetidor con movilidad y entrega el quinto, aplaudido; bravo el gran sexto, muy gastado en el caballo. 

-El Fandi (nazareno y oro): división, silencio y silencio en el que mató por Aguado. 

-López Simón (marino y oro): división tras aviso y silencio. 

-Pablo Aguado (corinto y oro): ovación tras dos avisos y herido. 

Paco Ureña abre su primera Puerta Grande tras desorejar al sexto de la tarde

 

 Trigésimo tercera de San Isidro con lleno de "No hay billetes" en la Corrida de la Cultura. Paco Ureña rubrica al natural una tarde destinada a su primera Puerta Grande en esta plaza con los dos únicos toros buenos de una mansa corrida de Victoriano del Río

Recibió Sebastián Castella al primero a la verónica. Metía bien la cara en el capote el de Victoriano. Comenzó por estatuarios ante un toro noble. Lo probó por ambos pitones pero no acabó de redondear ninguna tanda que llegara a los tendidos. Mató de pinchazo y entera. Doblándose por bajo comenzó la faena de muleta del cuarto. Ligó por el derecho con transmisión en los primeros compases pero al probarlo con la zurda se vino todo a menos. La estocada cayó baja y fue silenciado. 

El recibo capotero de Paco Ureña con pausadas verónicas fue de lo mejor al capote en esta feria. Entró al quite Roca Rey por chicuelinas y la respuesta del murciano a la verónica fue culmen, con parte del público en pie. Fue un toro noble que no tenía un largo recorrido en su embestida pero Ureña mantuvo la intensidad con naturales muy puros y pasándoselo muy cerca. Lo prendió levantándolo del suelo pero acabó faena dolorido para darle los últimos naturales a pies juntos. Pinchó antes de casi entera fulminante y dio vuelta al ruedo tras petición. Salió de la enfermería bajo su responsabilidad con una posible factura de costilla para lidiar al sexto, reseñado como quinto. De nuevo a la verónica pausada calentó los tendidos. El inicio de faena es de esos que se recuerdan, de esos que ponen a todos de acuerdo con estatuarios, trincherillas y remate con el de pecho, el público en pie. Le siguió una por el derecho con largura y ligazón. Al natural era menos agradecido el buen toro de Victoriano pero lo metió en cintura Ureña en dos series de mano baja, encajado, alargando el viaje y rematando con el de pecho mirando unos tendidos entregados con el toreo del murciano. Faena corta, explosiva y terminó de nuevo al natural antes de estocada entera. Tardó en doblar pero el público no olvidó lo vivido y le pidió con fuerza las dos orejas concedidas. Primera Puerta Grande de Paco Ureña en Madrid y su cuarta oreja en este San Isidro. 

Roca Rey recibió al tercero de la tarde a la verónica. Manseó desde el comienzo y apretó en banderillas. Le costó al peruano pararlo en terrenos céntricos ya que entraba y buscaba salida. Era un toro correoso con peligro sordo que entraba pero le costaba salir de la muleta. Firme estuvo Roca Rey ante él y sin quitarle la muleta de la cara consiguió dos tandas ligadas de mucho mérito. Mató de estocada tras pinchazo y fue silenciado. Con Ureña en la enfermería corrió el turno y lidió en quinto lugar el reseñado como sexto con el que tampoco tuvo suerte el peruano. Otro toro que salía suelto a cada cite y cuando lo hacía, sin clase alguna. No acertó con los aceros y fue silenciado. 

 

-Toros de Victoriano del Río, una escalera de presentación. De buena calidad sin fuelle el lastimado y bravo primero. De gran clase y entrega el enfondado segundo. Emotivo en la arrancada humillada el manso y geniudo tercero. Protestón con genio el exigente cuarto. Mansurrón sin entrega el obediente quinto. Extraordinario el sexto, de vuelta al ruedo. 

-Sebastián Castella (negro y oro): silencio tras aviso y silencio. 

-Paco Ureña (carmesí y oro): vuelta y dos orejas. 

-Roca Rey (negro y oro): silencio tras aviso y silencio. 

Tarde de silencios en Las Ventas

 

 Trigésimo segunda de San Isidro con toros de Fuente Ymbro.
Se fue Morenito de Aranda a recibir al primero a la puerta de chiqueros. Aguantó con valor la salida indecisa del astado. Ya en la muleta manseó de primeras y le costó al burgalés mantenerlo en la muleta. Detalles sueltos en los remates por bajo y mató de entera. El cuarto no tuvo mala condición en su embestida aunque salía con la cara alta. Fue noble y lo probó Morenito por ambos pitones dejando algún momento destacable pero sin acabar de cuajar ninguna serie. Estuvo desafortunado con los aceros.
Al segundo lo paró Pepe Moral a la verónica. Se lo llevó a terrenos céntricos y tenía recorrido por el pitón derecho. Resultó noble pero le faltó emplearse. El sevillano no acabó de verlo claro y el viento molestó. Mató de pinchazo y entera. Metió bien la cara el quinto en el capote de Pepe Moral. Fue un toro noble al que le cambió el viaje por la espalda en dos ocasiones en el inicio de faena. Algún muletazo suelto y una tanda por el derecho más recogida y con ligazón pero a partir de ahí no acabó de estar a gusto el sevillano y falló con los aceros y el descabello.
Comenzó faena de muleta José Garrido por abajo con rodilla en tierra. Tras unos primeros compases de encuentro, le cogió en dos series por el derecho dónde hubieron muletazos largos y profundos con el de Fuente Ymbro humillando y siguiendo las telas del extremeño. Se descompuso todo al final de faena y dejó una entera que cayó baja. El sexto titular fue devuelto en banderillas y salió el sobrero de Conde de Mayalde. Tuvo trabajo Antonio Chacón en la brega. En los primeros compases embistió con ritmo pero se fue apagando y defendiéndose en cada embestida. Garrido dejó su disposición y falló con el descabello hasta sonarle los dos avisos. 

 

Toros de Fuente Ymbro y uno, el sexto bis, de Conde de Mayalde. De buen aire el manso y rajado primero. Con buen pitón derecho y escasa entrega el segundo. De profunda humillación y movilidad el tercero. Noble sin fondo el feo cuarto. Emotivo, alegre y embestidor el buen quinto. Devuelto el sexto por inválido y el bis, de Conde de Mayalde, pegajoso y deslucido. 

-Morenito de Aranda (verde y oro): silencio tras aviso y silencio. 

-Pepe Moral (purísima y oro): silencio y división. 

-José Garrido (caldera y oro): silencio tras aviso y silencio tras dos avisos. 

Firme imagen de López Chaves que saluda sendas ovaciones

 

 Trigésimo primera de San Isidro. Domingo López Chaves emerge sobre una mala corrida de Cuadri con la que ni Rafaelillo ni Octavio Chacón pasaron de escuchar silencios
El primero de la tarde para Rafaelillo resultó áspero y con poco recorrido. No humilló y a mitad de muletazo derrotaba. El murciano pinchó antes de entera. El cuarto tampoco le dio opción alguna de lucimiento. Cuando metía la cara le costaba salir de la muleta y mató de casi entera que necesitó de varios golpes de verduguillo.
Buena lidia de recibo de López Chaves ante el segundo de la tarde. Ya con la muleta el salmantino mostró firmeza y colocación ante un astado muy parado. Aguantó los parones a mitad del muletazo y mató de casi entera que necesitó del descabello. Saludó ovación. De nuevo ante el quinto la imagen de torero firme y entregado quedó patente. Faena de paciencia y trabajo y consiguió finalmente el salmantino sacar con garra naturales de mucho mérito. La espada evitó mayor premio y saludó tras pinchazo y entera.
El tercero no quería pelea en varas. Se movió en los primeros compases de faena sin decir mucho. Octavio Chacón optó por acortar distancias e intentar provocar las embestidas pero resultó parado y deslucido. El sexto más de lo mismo, algo más noble pero quedándose a mitad de la embestida y sin decir nada. Se le complicó con los aceros.

 

Toros de Hijos de Celestino Cuadri, grandones, largones y cabezones, muy en el tipo. De buen aire a menos por los kilos el grandón primero; a la defensiva el aplomado segundo; anodino y sin entrega el tercero; aplomado y sin vida el deslucido cuarto; noblón y de bobalicona humillación el manejable quinto; aplomado y sin vida el enorme marmolillo sexto.

-Rafaelillo (grana y oro): silencio y silencio. 

-López Chaves (coral y oro): ovación tras aviso y ovación tras aviso. 

-Octavio Chacón (caña y oro): silencio y silencio. 

Ventura corta una oreja y El Juli y Urdiales pierden premio con los aceros en la Corrida de la Beneficencia

 

 Sólo Diego Ventura toca pelo en una Beneficencia de mucho más contenido que resultado, pero sobre todo de gritos a destiempo en presencia del Rey que reina

Trigésimo festejo de San Isidro con la Extraordinaria Corrida de la Beneficencia que presidió el Rey Felipe VI en otro lleno de "No hay billetes". Los toros para rejones fueron de Los Espartales y de Núñez del Cuvillo para lidia a pie. 

Abrió la tarde Diego Ventura con garrocha en mano esperándolo en la puerta de toriles. Tras un rejón de castigo, sacó a lío para poner tres largas al quiebro. Lo templó y lo recogió con suavidad a lomos de Nazarí para poner otras dos largas. Cerró con Remate para poner tres rosas ajustadas y el rejón de muerte entró entero pero trasero. Se amorcilló y necesitó de un certero descabello. No le ayudó el cuarto andarín a Ventura. Con Nazarí puso dos largas y tuvo que emplearse con Fino para poner otra. A lomos de Bronce en cercanías levantó faena y a más con Dólar y el par a dos manos sin bocado. Una rosa con Remate y el rejón de muerte fue certero. Oreja para Diego Ventura.

Salió el segundo de la tarde y nada en el capote de El Juli. Astado muy justo de fuerzas al que el madrileño supo entender. Le buscó la altura y ligó varias series por ambos pitones con mucha suavidad, lástima el poco celo del animal. Embistió con nobleza pero sin casta alguna. Mató de estocada entera y fue ovacionado. Al jabonero que hizo quinto lo recibió El Juli con cuatro a pies juntos, bajando las manos y remate con una media muy torera. Quite del madrileño con pausadas verónicas. Tampoco se le podía bajar mucho la mano al jabonero ya que doblaba las manos. El Juli pidió calma y le cogió la altura para dejar dos series importantes ligadas y con mucha suavidad. Naturales profundos y faena de menos a más, disposición máxima del torero que sacó más de lo que tenía. Lástima la espada ya que pinchó en tres ocasiones antes de una entera y saludar desde el tercio la ovación de Madrid. 

El tercero apretó en banderillas y no le dio tiempo a "Pirri" a refugiarse en el burladero. Fue trasladado de inmediato a la enfermería. Tenía mucho que torear y bien lo hizo Diego Urdiales. Hilvanó tandas con largura por ambos pitones llevando con templanza la embestida con genio y transmisión del de Cuvillo. Los remates marca de la casa fueron artísticos y mantuvo la intensidad de la faena. Destacar los naturales a pies juntos. La estocada hizo guardia y necesitó del descabello saludando ovación. El sexto fue devuelto en banderillas y salió el sobrero de La Reina. Resultó complicado pero tuvo a un firme y dispuesto Diego Urdiales que puso mucha garra ante las dificultades. Dejó naturales con mucho poso aunque no tuvo el eco en los tendidos que merecía la faena. Mató de estocada entera y saludó ovación. 

 

-Dos toros de Los Espartales (primero y cuerto), justos de presencia y mansos, cuatro de Núñez del Cuvillo, correctos de presentación y justos de fuerza, y un sobrero (sexto bis) de La Reina. Manso y sin fijeza el deslucido primero; de gran nobleza y calidad sin fuerza el segundo; con empuje y entrega condicionado por la vista el tercero, aplaudido; manso y sin celo el aplomado cuarto; de buena calidad muy a menos en el fondo el bello quinto; devuelto por inválido el sexto; con movilidad sin ritmo ni fondo el sexto bis.

-El rejoneador Diego Ventura: ovación y oreja. 

-El Juli (sangre de toro y oro): ovación y ovación que no recoge. 

-Diego Urdiales (grana y azabache): ovación tras aviso y ovación. 

Parte Medico de Pirri : "herida por asta de toro en región glútea izquierda con una trayectoria ascendente de 35 cm, que produce lesiones en músculos glúteo mayor y glúteo medio, contusiona nervio ciático y rompe fascia lata, presentando orificio de salida en cresta ilíaca anterosuperior".

La firmeza de Robleño que saluda ovación

 

 Vigésimo novena de San Isidro con toros de Valdellán. Cristian Escribano se encuentra con una brasa de bravura llamada Carasucia mientras Robleño se muestra impecable con su lote e Iván Vicente saca autosuficiencia


Abrió la tarde Fernando Robleño ante un manso que buscaba salida tras cada muletazo saliendo desentendido. Le costó ligar al madrileño y escuchó palmas tras entera. Firmeza absoluta de Robledo ante el áspero cuarto. Embestía derrotando a mitad del muletazo y le aguantó con firmeza ante las dificultades. Gran estocada de Robleño que saludó ovación. 

Le faltó casta al segundo para Iván Vicente. El torero no lo vio claro en ningún momento y dejó dos pinchazos antes de una casi entera. El quinto apretó en banderillas. Toro que se movió, en la primera tanda con humillación pero luego descompuso su embestida. No fue a más la faena que pasaportó de una entera. 

Despertó la tarde con Cristian Escribano y las verónicas a pies juntos de recibo. Bien cogido en el caballo por Francisco Navarrete. Destacó en banderillas Jesús Alonso que se desmonteró. Buen astado el tercero que se arrancaba con codicia y transmisión y cuajó Escribano tres tandas por el derecho con emoción. Metía bien la cara con humillación pero fue a menos, el viento molestó bastante y estuvo desacertado Escribano con los aceros hasta escuchar los dos avisos. Bien cogido  el sexto por Adrián Navarrete. Raúl Cervantes e Ignacio Martín se desmonteraron tras un buen tercio de banderillas. El sexto fue un toro noble pero no acabó de entregarse en faena intermitente. Escribano mató de casi entera y fue silenciado.

 

-Seis toros de Valdellán, desiguales de presentación y tipo, correctos en general. Reservón y correoso el primero; orientado y por dentro el segundo; emotivo, entregado y profundo el bravo tercero, fuertemente ovacionado en el arrastre; pegajoso sin entrega ni celo el desordenado cuarto; con empuje y movilidad sin ritmo el aprovechable quinto; pasador sin gran calidad el larguirucho sexto.

-Fernando Robleño (grana y azabache): palmas y ovación. 

-Iván Vicente (grana y oro): silencio y silencio. 

-Cristian Escribano (azul rey y oro): silencio tras dos avisos y silencio.

Oreja para Eugenio de Mora y Ritter cae herido

 

 Eugenio de Mora abrió plaza ante un desclasado astado que no bajó la cara en ningún cite. Lo desarmó en dos ocasiones con peligro y fue imposible sacarle nada. Estuvo desafortunado con la espada y el descabello y le llegaron a sonar los dos avisos. Al cuartó costó llevarlo al caballo y en el turno de quites prendió a Ritter por el gemelo siendo trasladado a la enfermería. Ya con la muleta resultó igual de desagradecido embistiendo con la cara alta y complicándole las cosas a Eugenio de Mora. Por el derecho consiguió un par de derechazos pero fueron fugaces. Dejó una casi entera y sirvió para que doblara. Le tocó lidiar al sexto, reseñado como quinto con Ritter en la enfermería. El sexto fue el más potable de la corrida y bien aprovechado por el toledano. Fue hilvanando series por el derecho a más y con un trincherazo a mitad de faena la conexión con los tendidos ya fue total. Siguió por ese buen pitón derecho y la estocada en lo alto entró entera. Tardó en doblar hasta sonarle los dos avisos tras los que paseó una oreja.
Recibió a la verónica Sebastián Ritter al segundo de la tarde. Fue otro toro con embestida áspera pero se fue haciendo con el con naturales de uno  en uno. Alargó faena y no estuvo acertado con los aceros. No pudo salir a lidiar el quinto de la tarde tras esa cornada en el gemelo derecho recibida en el quite al cuarto.
Se sacó Francisco José Espada a terrenos del medio al tercero de la tarde y buena tanda de derechazos para arrancar faena. La embestida del astado de El Ventorrillo resultó irregular pero delante tuvo un torero muy dispuesto que se lo pasó de cerca. Fueron todo ganas y disposición ante un toro que se vino a menos. Tras media estocada se le atragantó con el descabello y le sonaron los dos avisos. Con Ritter en la enfermería corrió turno y lidió en quinto lugar el reseñado como sexto. De nuevo la imagen que dejó Espada fue de completa disposición. Aguantó los derrotes con mucha firmeza pasándoselo muy de cerca. Esas ganas y cercanías calaron en la afición que mantuvo la atención en una faena que culminó por manoletinas y que malogró con los aceros.

 

-Toros de El Ventorrillo.

-Eugenio de Mora, silencio tras dos avisos, silencio y oreja en el que mató por Ritter.

-Sebastián Ritter, ovación tras aviso y herido.

-Francisco José Espada, silencio tras dos avisos y silencio tras aviso.

Espeluznante cornada a Román que corta una oreja

  al igual que Curro Díaz

 

 Vigésimo sexta de San Isidro con toros de Baltasar Ibán.
Hoy Román entregó su sangre para que la verdad de este rito siga siendo tan verdadera que nunca caiga en el saco de la mediocridad.
El primero titular fue devuelto y salió el sobrero de Montealto para Curro Díaz. Brusca embestida del astado al que el de Linares cuajó por naturales de uno en uno y sin ligazón. No fue a más y dejó un bajonazo antes de una entera. La tarde se ponía complicada con el público sobrecogido por la cornada a Román en el tercero de la tarde. Funcionó el cuarto y Curro Díaz pudo desarrollar su toreo clásico, con muletazos profundos , de mano baja y poso. El de pecho para rematar las series por el derecho le costaba más. Faena breve con mucho contenido y que tras la estocada fue premiada con una oreja. Lidió al sexto con Román en la enfermería. Otro que apretó en banderillas. Había que tener cuidado con un astado que pasaba y se frenaba con peligro. Se la puso con entrega y disposición ante las complicaciones. Mató de pinchazo antes de entera.
Sin opciones con el capote, el segundo respondió con un buen pitón derecho por dónde tenía recorrido. Pepe Moral le obligó por bajo en el inicio de faena y luego alargó los derechazos en una tanda completa, con largura y transmisión. Por el izquierdo le costaba más y ya no pudo remontar faena. Falló con los aceros y fue silenciado. El quinto lo puso complicado igualmente en banderillas. No bajó la cara el de Baltasar que embestía violentamente y a mitad del muletazo se desentendía con brusquedad. Disposición del sevillano que no tuvo opción. Estuvo desafortunado con la espada y el descabello.
Román volvía a Madrid en sustitución de Emilio de Justo. El tercero se empleó en el caballo y fue reservón en banderillas. Se llevó un susto El Sirio  al caer en la cara del astado y se libró de milagro. Ya en faena se orientó pronto y siempre embistiendo con la cara alta y derrotando con brusquedad a mitad del muletazo. Román lo toreó como si fuera bueno sin importarle esas miradas y notando los pitones de cerca. Ese valor y entrega tuvo calado en la afición. Al entrar a matar lo prendió feamente por el muslo derecho zarandeándolo de manera terrorífica. Trasladado de inmediato a la enfermería y caras de desolación en los tendidos. Se le pidió una oreja concedida que recogió la cuadrilla.

 

-Toros de Herederos de Baltasar Ibán, bien presentados y un sobrero de Montealto, primero bis. Para atrás el primero por flojo; medidor un geniudo primero bis de sólo medio muletazo; humillador el segundo hasta que bajó la persiana de su repetición; reservón, violento y finalmente rajado el tercero; repetidor, con motor y empuje a diestras el aplaudido cuarto; insulso el deslucido quinto; peligrosos los tornillazos del violento sexto.

-Curro Díaz (azul rey y oro): silencio, oreja y ovación de despedida.

-Pepe Moral (canela y oro): silencio y silencio.

-Román (azul rey y oro): oreja (herido)

Hermoso de Mendoza y Lea Vicens salen en hombros

  en la última de rejones

 

 Última de rejones en la vigésimo sexta de San Isidro con toros de El Capea y Carmen Lorenzo (2º y 4º).  Pablo Hermoso deja una faena histórica al quinto del festejo, al que desoreja, y sale una vez más a hombros de Madrid junto a Lea Vicens, que consigue su primera con oreja y oreja.
Abrió la tarde Hermoso de Mendoza con un rejón de castigo. Poco pudo lucir ante un parado y manso de El Capea que no le dio opción de lucimiento. Tres largas con Berlín, otra más con Índico y dos cortas con Pirata antes de fallar en repetidas ocasiones con el rejón de muerte. No tuvo suerte tampoco con el tercero que resultó igualmente parado y manso. Tras un rejón de castigo se tuvo que emplear para poner dos largas cerca de tablas con Disparate. A lomos de Donatelli otras dos y citándolo para que saliera de tablas aunque le resultó imposible. A lomos de Alabama dos cortas y no fue su tarde con los aceros. Salió el quinto y su tarde cambió, un gran toro de El Capea con el que dejó una faena de maestro del rejoneo. Faena en alto de principio a fin. Ya en los comienzos con Alquimista y luego llegó Berlín y el éxtasis. De pitón a pitón, hermosina, saliendo por dentro y elegancia en estado puro. Con Arsenio llegaron las piruetas en la cara del gran astado y remató con un par a dos manos. El rejón de muerte entró entero y en su sitio y fue fulminante. Dos orejas de poderío y buen toreo a caballo que suponía su octava Puerta Grande de Madrid.
Brindó Lea Vicens al Rey Juan Carlos la faena del segundo. Bien parado por la francesa y un rejón de castigo. A lomos de Bético lo movió a dos pistas con cercanía y puso tres largas, la tercera al violín. Mantuvo intensidad con Bazuka para colocar otras dos al quiebro. Cerró con Deseado para poner dos rosas y a lomos de Espontáneo dejó un pinchazo y un rejón de muerte entero tras el que paseó una oreja. Opciones le dio el cuarto de la tarde que aunque no tuvo tanta movilidad como el primero, aguantó en los medios. A lomos de Gacela dejó lo más destacable y tuvo un susto en un intento de quiebro. Sacó a Diluvio y a Jazmín antes de fallar con los aceros. El sexto colaboró y colocó con Bach un rejón de castigo. A lomos de Bético las primeras largas y con Diamante al quiebro. El rejón entró entero y cortó otra oreja que suponía su primera Puerta Grande. La primera mujer francesa en conseguir este hito. 

 

-Cuatro toros de El Capea y dos de Carmen Lorenzo.

-Pablo Hermoso de Mendoza, silencio, silencio y dos oreja. 

-Lea Vicens, oreja, silencio y oreja. 

Ferrera y Urdiales saludan ovación en tarde de poco contenido

 

Vigésimo quinta de San Isidro con toros de Alcurrucén y El Cortijillo (4)
Abrió la tarde Antonio Ferrera. Faena a más ya que le costó cogerle la altura de un encastado de Alcurrucén que terminaba con la cara arriba. Le mandó cerca de tablas para dejar dos series finales más reunidas y largas con esos remates marca de la casa que conectaron con los tendidos. La estocada recibiendo la colocó en su sitio y se le pidió la oreja. Se quedó en saludos desde el tercio una fuerte ovación. El cuarto venía con el hierro de El Cortijillo y sin opción alguna. Embistió a arreones hasta que se rajó. La estocada cayó defectuosa y fue silenciado.
Diego Urdiales no tuvo suerte con el primero de su lote. Fue un toro sin clase en su embestida ante el que no pudo dejar nada de su toreo. Al quinto lo recibió con tres verónicas. Ya con la muleta resultó justo de fuerzas y planteó faena en los medios. Fueron de uno en uno al natural y con la diestra. Dejó alguno bueno pero faltó continuidad y destacar la estocada en todo lo alto.
El castaño tercero fue protestado tras perder las manos en repetidas ocasiones pero no fue devuelto. Ya en la muleta de Ginés Marín no dijo mucho. El extremeño no le exigió por abajo y respondía a esa media altura pero sin decir mucho. Dos por el derecho tuvieron mayor eco. La estocada entró entera y necesitó del descabello. Ante el manso sexto fue imposible ante los intentos de Ginés Marín. 

 

-Cinco toros de Alcurrucén, bien presentados en general, y uno de El Cortijillo (cuarto). Con transmisión y chispa el aplaudido primero; con la cara siempre alta un deslucido segundo de media embestida; con retazos de calidad pero sin fuerza un tercero muy protestado por baja presencia; deslucido un cuarto a menos; apagado un quinto muy a menos; manso de libro el sexto.

-Antonio Ferrera (turquesa y oro): ovación y silencio.

-Diego Urdiales (gris plomo y oro): silencio y ovación. 

-Ginés Marín (verde hoja y oro): silencio y silencio.

López Simón deja una gran faena del tercero pero pincha con la espada

 

 Vigésimo cuarto festejo de San Isidro con toros de Puerto de San Lorenzo.  Sólo un toro de la mala corrida de El Puerto, al que pinchó López Simón, libró del olvido una tarde plomiza y condicionada por el aire
Ovación al romper el paseíllo para Ferrera tras su triunfo del sábado que quiso compartir con sus compañeros de cartel. Dos buenas verónicas para recibir al primero y en la muleta no acompañó terminando cada embestida con un brusco derrote. Sin clase alguna el del Puerto de  San Lorenzo y pinchó antes de una entera que necesitó del descabello. Variado el recibo capotero ante el cuarto y torero para llevarlo al caballo. Se lo llevó a terrenos del 5 donde el viento molestaba y mismo defecto de derrotar. Al natural consiguió una meritoria tanda de uno en uno hasta que buscó salida. Mató de estocada baja que fue fulminante.
El segundo fue otro toro que se movió pero sin clase y Miguel Ángel Perera lo intentó por ambos pitones sin repercusión alguna. Mató de una casi entera y fue silenciado. Se tuvo que emplear el extremeño con el manso quinto que buscaba salida tras cada muletazo.  En una por el derecho con mérito le tapó bien la salida sin quitarle la muleta de la cara y ligó pero fue un espejismo ya que el manso no quería lucha. Mató de entera
Faena inteligente de López Simón ante el buen tercero. Comenzó a pies juntos por alto con firmeza, en una cambiándole el viaje por la espalda. El toro tenía calidad en la embestida aunque de fuerzas justas así que lo cuidó con cabeza. Vinieron tres buenas series por el derecho ligadas de tres y el de pecho. Al natural también respondía y mantuvo intensidad. Con el toro a menos se la jugó con las bernadinas y recibió una brutal paliza quedando grogui en el suelo. Tras unos instantes remató de nuevo las bernadinas y parte del público en pie. Mermado de fuerzas se tiró con todo a matar pero el astado ni se inmutó y falló en varias ocasiones sin fuerza alguna. Certero descabello y recogió una gran ovación de Madrid. El sexto resultó deslucido y complicado por los derrotes constantes. No acertó con los aceros. 

 

-Toros de El Puerto de San Lorenzo, en el tipo Atanasio, mansurrones de condición. Grandón e insulso, con el fondo escaso el primero. Pasador sin entrega el lastimado segundo. De gran calidad y nobleza el buen tercero, aplaudido. Mansurrón con buen fondo el descompuesto cuarto. Manso de noble arrancada el rajado quinto. Renuente y sin entrega ni clase el manso sexto. 

-Antonio Ferrera (marino y oro): silencio y silencio. 

-Miguel Ángel Perera (blanco y plata): silencio y silencio. 

-López Simón (gris perla y oro): ovación tras aviso y silencio. 

Ginés Marín corta una oreja del gran Poeta de Domingo Hernández y roza la puerta grande

 

 Vigésimo tercera de San Isidro con toros de Garcigrande, Domingo Hernández  y Buenavista.  Ginés Marín corta una oreja de un toro excepcional de Domingo Hernández y el palco le niega otra de uno de Garcigrande en una tarde de no pasar con motivos para ello
Poco que contar del primero de la tarde, con el hierro de Buenavista, para Sebastián Castella. Toro flojo sin celo alguno que no le regaló ni una embestida al francés. Tras pinchazo y media necesitó del descabello. No le permitió con el capote el cuarto. Ya con la muleta comenzó doblándose por abajo con él y le costaba salir de la muleta del francés, lo hacía con la cara alta y abrevió antes de estocada baja.
El segundo, de Garcigrande, tuvo mayor movilidad y lo paró Álvaro Lorenzo a la verónica. Buen tercio de banderillas de mano de Rafael González y Alberto Zayas que saludaron ovación. Se dobló por bajo en el inicio de faena, el astado tenía un buen pitón derecho pero el tercer muletazo le costaba. Faltaron series más redondas y lo desarmó en dos ocasiones. Faena a menos y pinchó antes de entera. El quinto derribó al caballo y al picador en varas y fue protestón en la muleta de Lorenzo que se mostró dispuesto.
Torero recibo capotero a la verónica al castaño tercero, de Domingo Hernández, por parte Ginés Marín. Así lo llevo también al caballo y buen quite por gaoneras de Castella. Metía bien la cara en el capote y con la muleta respondió igual de bien el extraordinario astado. Interesante inicio de faena del extremeño, firme y con remates toreros por bajo. Le dio distancias y se arrancaba cual carretón por el derecho con transmisión y ritmo. Así consiguió Ginés dos series por ese pitón ligadas y con largura. Por el izquierdo, tras tantearlo, también respondía aunque volvió de nuevo a la diestra para conseguir la ligazón. Muy torero el extremeño que lo exprimió al máximo y que dejó una entera tras la que recogió una oreja de Poeta, toro a tener en cuenta a final de feria. Rozó la puerta grande ya que ante el sexto dejó dos rotundas tandas por el derecho que conectaron con Madrid. Bajó la faena por el izquierdo pero las bernadinas de cierre se vino todo arriba. Pinchazo y entera y se le pidió con fuerza la oreja que el Presidente no concedió. Dio dos vueltas al ruedo. 

-Cuatro toros de Garcigrande (segundo, cuarto, quinto y sexto), uno de Domingo Hernández (tercero) y uno, el primero, de Buenavista. Con voluntad sin poder ni fuerza el primero. Obediente y embestidor el segundo, muy anovillado. De excepcional clase y bravura el extraordinario tercero, ovacionado en el arrastre. Justo de raza y a la defensiva el bruto cuarto. Obediente pero insulso el descompuesto quinto. Con fijeza, celo y cierta profundidad el buen sexto.  

-Sebastián Castella (tabaco y oro): silencio y silencio. 

-Álvaro Lorenzo (tabaco y oro): silencio y silencio. 

-Ginés Marín (caldera y plata): oreja y dos vueltas al ruedo

Los de Las Ramblas no dan opciones

 

Vigésimo segunda de San Isidro con toros de Las Ramblas.  Sólo Juan del Álamo saluda ovaciones con los dos toros menos malos de un encierro de Las Ramblas con más fachada que fondo; seria tarde de Tomás Campos y sin opción Morenito
Abrió la tarde Morenito de Aranda ante un toro sin ninguna clase en su embestida. Noble en los cites pero con la cara alta y sin decir nada. Mató de pinchazo, pinchazo hondo y tres descabellos. Ante el cuarto, mismo guión. Un astado sin clase alguna ante al que recibió a la verónica y ya en la muleta resultó arisco embistiendo con la cara alta. Falló con los aceros y fue silenciado. 
Mayor calidad tuvo el segundo de la tarde para Juan Del Álamo. Lo citó desde los medios y se arrancó desde lejos. La siguiente por el derecho tuvo largura y ligazón. En las siguientes series el recorrido fue menor y volvió a levantar faena en las manoletinas de cierre. Mató de entera y saludó ovación. Comenzó faena  del quinto pegado a tablas y fue otro astado sin clase alguna en su embestida ante el que estuvo muy firme y muy dispuesto. La estocada entró entera y saludó ovación. 
El castaño tercero fue aplaudido de salida por sus buenas hechuras pero no respondió en juego. Muy parado y sin celo alguno, Tomás Campos apostó por el arrimón y se jugó el tipo. Lo enganchó de la taleguilla en primer lugar y el pitón le atravesó la chaquetilla en las manoletinas de cierre. Le fue complicado matarlo con el astado pegado a tablas y necesitó del descabello. El que cerró plaza se movió aunque sin calidad y permitió a Tomás Campos mostrar nuevamente una gran disposición. Necesitó del descabello.  

-Toros de Las Ramblas, de mucha presencia y escaso fondo.  Sin raza ni entrega el pasador insulso primero; pasador sin clase ni entrega el repetidor segundi; reponedor con genio el descarado y correoso tercero; sin fijeza, celo ni clase el defensivo cuarto; obediente y pasador el desclasado quinto; correoso y con genio y movilidad el sexto.

-Morenito de Aranda (negro y plata): silencio y silencio. 

-Juan del Álamo (blanco y plata): ovación y ovación.  

-Tomás Campos (marino y oro): silencio tras aviso y silencio.  

El valor de San Román que saluda ovación

al igual que Juanito

 

 Vigesimoprimera de San Isidro con novillos de Fuente Ymbro. La entrega de Grande, el valor de San Román y una mala novillada La terna resultó ovacioada con un deslucidísimo encierro de Fuente Ymbro ante el que destacó el concepto de Antonio Grande y el valor seco del mejicano.
Abrió la tarde el portugués Juanito con lances a la verónica. Ya con la muleta el astado tenía raza y metía bien la cara aunque exigía mando. Por instantes lo consiguió Juanito pero no fue la tónica general de la faena y fue silenciado. Otro enrazado salió como cuarto con un extraordinario pitón derecho. Interesante inicio desde los medios cambiándole el viaje en el último instante. Faena de más a menos con un novillo que metía bien la cara. Se deslució todo un poco y levantó de nuevo faena con ajustadas bernadinas. Estocada casi entera y saludó ovación.
Se presentó en Madrid Antonio Grande con lances a la verónica en el segundo. Duelo en quites, San Román por gaoneras y el salmantino por chicuelinas, la última de rodillas. El debutante fue todo disposición y ganas por agradar ante otro buen y exigente de Fuente Ymbro que lo quería por abajo. Dejó muletazos destacables por ambos pitones y sorprendió con cambios por la espalda aunque en ocasiones se mostró acelerado. No estuvo acertado con los aceros. El quinto resultó parado y ahí dejó su disposición antes de fallar con los aceros y ser silenciado.
Bien cogido el tercero por Tito Sandoval al que siguió un variado quite de Juanito. Saltó la liebre a la primera y buscó tablas el manso. Salía desentendido y derrotaba peligrosamente en cada embestida. Ante las complicaciones vimos a un Diego San Román valiente que no le dudó y que apostó con valor. Lo levantó del suelo feamente y le propinó una tremenda paliza en el suelo levantándose con garra. Las bernadinas de cierre fueron de infarto y saludó tras una casi entera baja. No tuvo suerte en su lote el mexicano y comenzó faena ante el sexto de rodillas con un astado pegado a tablas. Tremendísima paliza,  lo levantó y se lo pasó de pitón a pitón por los aires. De nuevo valor ante lo imposible y cerró con una entera.

-Novillos de Fuente Ymbro. 

-Juanito, silencio y ovación tras aviso. 

-Antonio Grande, ovación y silencio tras aviso. 

-Diego San Román, ovación y ovación tras aviso.

Leonardo Hernández conquista su décima puerta grande

 

 Vigésimo festejo de San Isidro con la corrida de rejones de María Guiomar Cortés Moura y otro "No hay billetes" en Las Ventas.
Esperó Diego Ventura al segundo en los medios para colocarle de salida un rejón de castigo. Empezó fuerte con Nazarí moviéndolo a dos pistas y llevándolo pegado a la grupa. Con Gitano y la larga al quiebro y con el par a dos manos con Dólar sin el bocado fue el éxtasis. El rejón entero provocó derrame y cortó una oreja. Hizo debutar al caballo Joselito en Las Ventas con el cuarto. Faena de importancia con Sueño saliendo pegado a tablas muy ajustado y con Lío al quiebro viniéndose de lejos. De nuevo dos al par con Dólar sin bocado pero el rejón de muerte le dejó sin puerta grande.

Faena intensa la del tercero de Leonardo Hernández con un toro que tampoco tenía una gran movilidad. Mérito de Leonardo a destacar con Enamorado y Xarope. Tras un pinchazo lo clavó entero y cortó una oreja. Mayor intensidad con el quinto de la tarde. A lomos de Calimocho calentó los tendidos con largas de frente y por derecho. A lomos de Xarope una rosa y una corta al violín antes de un rejón de muerte certero que le valía otra oreja y suponía su décima puerta grande.

Confirmó Juan Manuel Munera a lomos de Misterio para colocar un rejón de castigo. Cerró con Escándalo para poner dos cortas y dejar un rejón de muerte casi entero que necesitó de varios descabellos. El sexto resultó muy parado y dejó su disposición. Estuvo desafortunado con el rejón de muerte y el descabello. 

 

-Toros de María Guiomar Cortés Moura.

-Diego Ventura, oreja y ovación. 

-Leonardo Hernández, oreja y oreja. 

-Juan Manuel Munera, silencio tras dos avisos y silencio tras aviso. 

La inspiración máxima de Ferrera, tres orejas

 

 Decimonovena de feria. Antonio Ferrera se va por la Puerta Grande con tres orejas de una buena corrida de Zalduendo con la que Curro Díaz escuchó ovación, igual que un magullado Luis David
Ferrera recibió la cariñosa ovación de Madrid tras romper el paseíllo y respondió con quizás la mejor faena del torero en esta plaza. Con el quite de oro sacó del caballo a un Zalduendo que fue de nota. Sin probaturas, toreo al natural en tres series de mano baja con muletazos ralentizados. Faena artista, de total inspiración, en la que se le vio disfrutar y la plaza entregada con esos naturales profundos y largos. Se rajó en los instantes finales y lo citó desde diez metros para matar recibiendo. La estocada entró, siguió toreándolo a placer hasta que dobló. Oreja con fuerte petición de la segunda, dos vueltas al ruedo y bronca a presidencia. Culminó su gran tarde en el cuarto. Lo sacó del caballo por chicuelinas y cuidándolo después de empujar en el peto. Tras inicio por abajo parecía que no iba a poder ser ya que le faltaba al de Zalduendo celo en la muleta pero Ferrera confió en faena en aumento. Series cortas, muletazos toreros y con el toro rajado el éxtasis en tablas. Le robó todo lo que tenía y más y todo culminándolo con remates artistas y toreros. Otra obra de inspiración y de nuevo mató recibiendo cayendo la estocada entera un poco baja. Dos orejas, junto a la del primero, tres, y así Ferrera culminó una de las tardes más importantes de su vida.
Ante el segundo de la tarde Curro Díaz solamente pudo dejar detalles ante un astado que no se empleaba en la muleta del de Linares. Mató de entera y saludó ovación.  Lanceó a la verónica ante el quinto. Ya con muleta el manso buscó pronto salida pero delante tuvo a un gran Curro Díaz que el primer muletazo de las series se lo sacaba con profundidad y mano baja. Dejó su sello por momentos y buena estocada antes de saludar ovación.
Luis David fue elaborando faena con inteligencia y tesón. Los primeros compases no calaron en los tendidos al no haber continuidad en las series. Le cogió avanzada la faena el buen pitón derecho por dónde sacó dos series con largura y ligazón antes de cerrar con manoletinas y dejar una buena estocada tras la que saludó ovación. Inició la faena del sexto por estatuarios y la primera con la derecha tuvo buen son. El astado no bajaba la cara y embestía a media altura. En una de esas lo prendió levantándolo del suelo llevándoselo de pitón a pitón y pegándole fuerte en el suelo. Lo cogieron para llevárselo a la enfermería pero salió para dar tres series de entrega que público supo valorar. No acertó con los aceros y pasó por su propio pie a la enfermería. 

-Toros de Zalduendo, impecables de presentación. De excelsa clase y raza muy justa el excelente primero. Obediente sin entrega ni viaje el segundo. De gran calidad y entrega el buen tercero. Desordenado con mucho fondo el cuarto. Rajado pero noble el huidizo quinto. Obediente y repetidor el buen sexto. 

-Antonio Ferrera (esmeralda y oro): oreja y dos orejas tras aviso. 

-Curro Díaz (marino y oro): silencio y ovación. 

-Luis David (berenjena y oro): ovación y ovación camino de la enfermería. 

Oreja para Paco Ureña ante el manso quinto

 

 Decimoctavo festejo de San Isidro con toros de Alcurrucén. Paco Ureña pasea una oreja a la pureza de una corrida de Alcurrucén que no terminó de rematar los buenos apuntes que sacó cada toro ni con David Mora ni con Álvaro Lorenzo
Buen recibo capotero del primero de David Mora y duelo en quites por gaoneras entre Ureña y Mora. Se lució Ángel Otero en banderillas saludando ovación. El inicio de faena tuvo intensidad con toreras trincherillas. Tras esos primeros compases se movió pero sin entrega y fue a menos. Lo prendió feamente por la barriga al entrar a matar sin consecuencias y lo mismo al segundo intento que sí entró entera. El cuarto de la tarde fue protestado en el caballo por su falta de fuerza. Lo intentó David Mora que trató de cuidarlo, el primero se lo tragaba pero al segundo doblaba las manos desluciendo las series. Esfuerzo sin recompensa y pinchó antes de entera.
Suaves verónicas de recibo de Paco Ureña al segundo. Bien al quite Álvaro Lorenzo por gaoneras. Comenzó faena el murciano doblándose por bajo y seguidamente tres tandas por el derecho ligadas y con largura. Al natural tuvieron que ser de uno en uno y la faena se desinfló al faltar continuidad. No acertó con los aceros y fue silenciado. Ante el quinto se inventó con garra una faena ante un manso que buscaba la salida, salía desentendido de la muleta y ante el que tuvo que emplearse. Los remates en el inicio de faena y las primeras series por el derecho tuvieron calado. Al natural subió intensidad , dándole el pecho y alargando los mismos con poder. Le sacó más de lo que tenía con insistencia y torería. Tras pinchazo la estocada cayó baja y cortó una oreja en faena de garra.
El tercero resultó muy parado para Álvaro Lorenzo que dejó su esfuerzo ante un astado que embestía a media altura las pocas veces que entró en la muleta de Lorenzo. El sexto salió manseando y arrolló en banderillas al tercero de David Mora, Víctor Manuel Martínez. Ya con la muleta lo cogió Lorenzo en terrenos medios para sacar por el derecho alguna serie destacable. Ante la embestida informal del de Alcurrucén se vio a un Álvaro Lorenzo firme que veía como se apagaba el animal. 

-Toros de Alcurrucén y Lozano Hermanos, bien presentados. Emotivo el duradero primero; noble a menos el segundo; a menos un tercero sin terminar de entregarse; sin fuerza el deslucido cuarto; con virtudes pero huidizo al final de la serie el quinto; diluida la bondad del sexto.

-David Mora (grana y oro): palmas y silencio.

-Paco Ureña (rosa y oro): silencio y oreja.

-Álvaro Lorenzo (azul soralla y oro): silencio y silencio.

 Oreja para un valiente Román y Roca Rey pincha la gran faena del sexto

 

 Decimoséptima tarde de San Isidro con lleno de "No hay billetes" ante los toros de Adolfo Martín.  Román le corta una oreja de torear a un áspero Adolfo en la corrida en que esperaban al Roca Rey que pinchó el premio gordo; lo peor, la cornada a Escribano
Abrió la tarde Manuel Escribano que estuvo acertado en banderillas, a destacar el tercer par al quiebro y violín. Entraba el de Adolfo sin celo alguno en la muleta del sevillano por lo que dejó muletazos sueltos sin mucho contenido por las cualidades del animal. Mató de entera y fue silenciado. El cuarto fue aplaudido de salida y de nuevo levantó la ovación del respetable en banderillas, tercer par arriesgado pegado a tablas de mucho mérito. Lo citó desde los medios para cambiarle el viaje por la espalda en un intenso comienzo de faena. Respondía el de Adolfo en las dos primeras series por el derecho, la tarde se levantaba con las arrancadas del de Adolfo. Al probarlo al natural se mostró más orientado y la faena fue a menos. Valiente Escribano ante las complicaciones con un toro que se desfondaba y lo prendió feamente siendo trasladado por sus compañeros a la enfermería de inmediato. Allí fue operado de una grave cornada de 25 cm.
Román se la jugó ante un segundo que se le colaba desde el minuto uno con peligro. Firmeza sin dar un paso atrás del valenciano que arriesgó y en una de ellas le prendió y levantó del suelo. Tras matar pasó a la enfermería donde fue atendido de una cornada de 5cm en el glúteo. Tras matar al cuarto con Escribano en la enfermería salió el quinto.Faena inteligente de Román, faena a más. Román se la puso como un tío y toreó con garra, exigiéndole y con el público entregado. Tandas cortas pero exprimiéndole y se tiró a matar o morir consiguiendo una entera y una oreja de ley.
Roca Rey no pudo hacer nada ante el incómodo y deslucido tercero. Salió el sexto y con la tarde venida arriba salió un gran toro de Adolfo Martín. Lo cuidó y le exigió en el momento adecuado para arrancar derechazos largos, profundos en series que iban a más. Al probarlo al natural, parecía que no era ese pitón pero con mando y con la muleta por bajo consiguió meterlo en cintura y mandar. El público en pie ante la casta y bravura del astado y el poder en las manos de Roca Rey. La espada no entró a la primera y a la segunda cayó baja. Todo quedó en ovación como resultado pero fue faena de figura y la afición lo supo ver. 

 

-Toros de Adolfo Martín, correctos de presencia y muy en los distintos tipos de la casa. Noble, enclasado y con fondo el buen primero. Reponedor y orientado el peligroso segundo. Mentiroso y a la caza el guasón tercero. Humillado, profundo y con mucha clase el gran cuarto. De gran fondo y áspera piel el quinto. Enclasado y con entrega el humillado y gran sexto. 

-Manuel Escribano (grana y oro): silencio y herido. 

-Román (burdeos y oro): ovación y oreja. 

-Roca Rey (tabaco y oro): silencio y ovación.