Destaca la firmeza de Arturo Macías ante el buen tercero de Escolar 

 

Segundo de los Desafíos Ganaderos en Las Ventas entre José Escolar y San Martín. El primero de Escolar recibió tres puyazos. Destacaron en banderillas Joao Ferreira y Fernando Sánchez. Ya en la muleta resultó arisco para Javier Castaño que no acabó de acoplarse a esa embestida brusca a media altura. Se le coló con peligro en un par de ocasiones y dejó una entera tendida. El cuarto de San Martín flojeó de salida y no dijo nada en la muleta echándose antes de entrar a matar. 

Ricardo Torres recibió al segundo a la verónica. Dejó con la muleta dos tandas por el derecho con calado en los tendidos, ligadas y aprovechando el buen son del astado. Se acabó al probarlo con la zurda y no estuvo acertado ni con la espada ni con el descabello. Ante el quinto de San Martín poco pudo hacer el aragonés y saludó ovación tras una entera. 

Arturo Macías regresaba a Madrid y demostró firmeza ante su primero de Escolar. Recibo por delantales y bello inicio por doblones. Respondía el astado aunque con una embestida incierta. Aguantó con valor los parones del de Escolar y con calma y al natural dejó los pasajes más destacables con el toro haciendo el avión por ese buen pitón. No entró la espada y escuchó palmas. Ante el que cerró plaza vimos el tercio de varas más interesante de la tarde. Se arrancó desde lejos el de San Martín y bien cogido por Antonio Muñoz. Faena en corto y ya con la espada en la mano consiguió la tanda más destacada al natural. Demostró de nuevo su buena disposición y firmeza. 

 Salieron los dos a hombros. 

 

Un gran Robleño y un importante Cristian Escribano destacan en el interesante duelo entre Saltillo y Valdellán. Primero de los Desafíos Ganaderos entre Saltillo y Valdellán y ambos hierros trajeron astados interesantes que dieron el juego propicio para que Robleño y Cristian Escribano dejaran su sello y tocaran pelo.

 Fernando Robleño poco pudo hacer de salida con el capote ante el segundo de la tarde. Ya en la muleta elaboró una meritoria faena ante un noble de Saltillo que embistió a media altura. Robleño sacó oficio y lo exprimió por ambos pitones. Tras pinchazo dejó una baja y recibió palmas. El cuarto y primero de Valdellán fue aplaudido de salida. Entró de largo hasta tres puyazos, bien cogido por Victoriano García “El Legionario”. Doblones y Robleño ofreciendo su mejor toreo ante el gran toro de Valdellán. Derechazos en corto ligados y llevándolo recogido para los adentros. Faena a más y también funcionaba al natural. Los remates con el de pecho eran el punto final perfecto a cada tanda y Madrid entregado con el toreo de Robleño. Run run de premio grande pero pinchó y tras entera el premio quedó en oreja de mucho peso. 

El tercero y último de Saltillo salió para Venegas. Le dio cuatro medias a cámara lenta de gran calado. Se le pegó demasiado en el caballo y se evidenció en el último tercio. Fue un gran toro que humilló y al que Venegas supo hacerle las cosas muy lentas. Dejó remates muy despaciosos y toreros pero el público ya había tomado partida por el buen toro de Saltillo. Mató de casi entera que necesitó del descabello. El quinto resultó noble y hubo momentos por el derecho en los que Venegas toreó relajado pero no fue a más la faena y falló con los aceros.
Abrió la tarde Cristian Escribano que confirmaba alternativa y recibió a la verónica al primero de Saltillo. Extraordinario tercer par de Ángel Otero que se desmonteró. Ya en la muleta el de Saltillo fue a más por un buen pitón derecho, humillando y transmitiendo. El madrileño fue cogiéndole el aire y dejó dos tandas cuajadas por ese pitón. Al probarlo con la zurda se desinfló la faena pero el estoconazo de premio bien valía la oreja que le concedieron. Aplaudido de salida el sexto, de Valdellán, lo recibió con una larga cambiada de rodillas y delantales muy toreros. A por todas iba el torero criado en Illescas y la faena fluía por el buen pitón derecho. Antes de ello, Raúl Cervantes se desmonteró en banderillas y Robleño dejó una media en su remate al quite de quitarse el sombrero. Escribano le cogió distancia y embestía con garbo. El público estaba metido en faena pero hubo momentos de altibajo y con los aceros se diluyó la posibilidad de rematar una importante tarde de confirmación. 

Saludaron los mayorales al finalizar el festejo. 

 Destaca la firmeza de Jesús Díez con los de Saltillo 

 

Primer festejo de septiembre con los novillos de Saltillo en tarde en la que la terna al completo saludó ovación. 

Alberto Pozo se presentaba en Las Ventas y estuvo en novillero. Actitud digna del albaceteño ante un astado que se quedaba corto en sus arrancadas y se revolvía con peligro. Le obligó por abajo pero erró con la espada con pinchazo y media baja y fue silenciado. El cuarto fue un noble novillo que dio opciones a Pozo. Repetía con gusto por ambos pitones a media altura y el joven lo exprimió. Mató de estocada trasera y saludó ovación. 

Manuel Ponce dejó algún natural destacable ante el segundo de la tarde pero no acabó de haber acople con el de Saltillo y falló también con los aceros. El quinto fue de los mejores novillos de la tarde y Ponce ligó las dos primeras tandas con soltura y llegando a los tendidos. Humillaba con transmisión el de Saltillo pero se desinfló la faena y saludó ovación tras entera. 

Jesús Díez se presentaba también en Las Ventas. Dejó impronta de su firmeza en la faena al tercero. Labor de valor y actitud ante un complicado de Saltillo que lo levantó del suelo en más de una ocasión. Aguantó parones y miradas con importante actitud antes de errar con los aceros. Ante el que cerró plaza de nuevo dejó su sello. Fue a recibirlo a la puerta de chiqueros pero tuvo que echarse al suelo. Dejó muletazos desmayados por el derecho en corto y con mucho gusto pero emborronó faena con los aceros. 

Novillos de Saltillo. Bien presentados y de interesante juego. Mejor y de mayor interés la segunda parte del festejo. Destacó el encastado quinto. 

-Alberto Pozo: Silencio tras aviso y Ovación con saludos 

-Manuel Ponce: Silencio tras aviso y Ovación con saludos 

-Jesús Díez: Ovación con saludos en ambos

 

El azar elige los carteles de la Feria de Otoño en un histórico sorteo

 


Esta tarde se ha celebrado en el Patio de Caballos de la plaza de toros de Las Ventas el sorteo de la Feria de Otoño para confeccionar las diferentes combinaciones sobre las cuatro ganaderías estipuladas: Puerto de San Lorenzo, Adolfo Martín, Victoriano del Río y Fuente Ymbro. Se ha colgado el "no hay billetes" con gran afluencia de afición y gran presencia de medios de comunicación en un innovador evento. Presentó el acto el periodista Roberto Gómez y supervisó el notario del Ilustre Colegio de Notarios de Madrid, Luis Enrique García Labajo. Entre los matadores presentes se encontraba Octavio Chacón, Luis David, Emilio de Justo, los ganaderos Victoriano del Río, Adolfo Martín y Ricardo Gallardo, los novilleros Pablo Mora, Francisco de Manuel y Juanito, apoderados como José Cutiño, Luis Miguel Villalpando, Antonio Tejero, Antonio Caba, Nemesio Matías, Nacho de la Serna, Fran Vázquez y Juan Diego.

Por parte de la Comunidad de Madrid han estado presentes, Blanca Pinedo, Viceconsejera de Presidencia y Manuel Ángel Fernández, Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos. El precursor de esta innovadora idea y empresario de Plaza 1, Simón Casas, apuntaba desde primera fila como se iban confeccionando los carteles. En su discurso final ha destacado: "El misterio de los toreros se basa en poner en juego su propia vida.
Hoy estoy aquí en busca del misterio, no como empresario.
Gracias a los toreros por tener los cojones de aceptar este misterio. Los toreros son capaces de hacer lo que nadie más puede hacer en esta sociedad".

Primero se seleccionaron las ganaderías de Talavante que le tocó la de Victoriano del Río y la de Adolfo Martín. Posteriormente se han ido confeccionando el resto de carteles hasta quedar las siguientes combinaciones:

 

Viernes, 28 de septiembre. Toros de Victoriano del Río para Alejandro Talavante, Paco Ureña y Fortes.

 

Sábado, 29 de septiembre. Novillos de Fuente Ymbro para Juanito, Pablo Mora y Francisco de Manuel.

 

Domingo, 30 de septiembre. Toros de Puerto de San Lorenzo para Emilio de Justo, Román y Ginés Marín.

 

Viernes, 5 de octubre. Toros de Adolfo Martín para Alejandro Talavante, Álvaro Lorenzo y Luis David.

 

Sábado, 6 de octubre. Toros de Miura, Ángel Sánchez y Sánchez y Mario Guimar Cortés Moura para Diego Ventura en solitario.

 

Domingo, 7 de octubre. Toros de Fuente Ymbro, para Diego Urdiales, Octavio Chacón y David Mora.
El ciclo consta de las cuatro corridas sorteadas, una novillada picada con reses de Fuente Ymbro para Juanito, Pablo Mora y Francisco de Manuel y un festejo de rejones en el que Diego Ventura lidiará en solitario seis toros de distintas ganaderías.

 

Se hace público también el cartel del Día de la Hispanidad con toros de Partido de Resina, ganadería que no lidió en San Isidro por ser el festejo suspendido por la lluvia. Los encargados de la lidia serán Rubén Pinar, Javier Cortés y Gómez del Pilar

 

 Ángel Téllez destaca ante un notable debut de Los Maños 

 

Última novillada nocturna del verano con el debut de Los Maños que trajo novillos de gran calidad.

El primero de la noche de la ganadería maña permitió a Jesús Martínez lucirse a la verónica. Destacó el quite de Aquilino Girón por tafalleras. Novillo muy parado en banderillas, complicado tercio. Se dobló Jesús Martínez con gusto por bajo con él en el inicio de faena. Dos tandas de naturales, calidad en la embestida. El novillo repetía también con la diestra, pero volvió al pitón izquierdo para dejar una meritoria tanda rematada con un largo pase de pecho que caló en el tendido. Aviso cuando se perfilaba para entrar a matar y falló con los aceros. El cuarto novillo fue más parado y con menos opciones de lucimiento, tan sólo pudo ejecutar algunos muletazos por el pitón derecho. 

Aquilino Girón se presentaba en Madrid y no tuvo opciones con un lote complicado. Su primero le caló pronto y en un arreón le pegó un revolcón saliendo airoso. Tuvo que coger pronto la espada ante la imposibilidad. Al quinto se fue a recibirlo a la puerta de chiqueros. Estuvo en novillero, con firmeza, valor y quietud ante otro animal con genio que lo levantó del suelo hasta en dos ocasiones. Estuvo por encima de sus dos oponentes y saludó ovación ante ese quinto.
Ángel Téllez lanceó a la verónica con gusto al primero de su lote. Buen inicio de faena con la mano derecha a un buen novillo que embestía y tenía continuidad. Le citaba de largo por el pitón izquierdo donde llegaron naturales de buen trazo y calado. Finalizó con unos ayudados por bajo. Entró a matar sin muleta y falló, emborronando una de las mejores faena del verano con la espada. Le sonaron dos avisos y saludó ovación. El sexto pecó de debilidad y aún así supo dosificarlo para sacar muletazos sueltos con largura y lentitud. Dobló antes de coger los aceros. 

Novillos de Los Maños, muy astifinos y serios. Novillada encastada pero falta de fondo. 

-Jesús Martínez, silencio tras aviso y silencio 

-Aquilino Girón, silencio y saludos 

-Ángel Téllez, saludos tras dos avisos y silencio

 Historiquo!! A. Talavante, máxima figura actual y gran triunfador de San Isidro, sorteará dos corridas en la Feria de Otoño

 

 Plaza 1, ha contratado en firme a la máxima figura del toreo, triunfador de la feria de San Isidro 2018, Alejandro Talavante, para actuar en dos corridas de toros que serán sorteadas por primera vez en la historia del toreo en la próxima feria de Otoño de las Ventas.

 Vuelta al ruedo de Abel Robles y José Manuel cae herido 

 

Tercera novillada nocturna del mes de agosto. A Javier Velázquez se le notó desconfiado y poco bagaje artístico ante su primero. Esa actitud provocó el malestar del público y escuchó pitos. Ante el cuarto, misma actitud y bronca tras pinchazo y media atravesada. 

José Manuel llegaba a Las Ventas tras la cornada sufrida el pasado domingo en Blanca (Murcia). Tuvo que hacer frente a un exigente novillo de Dolores Aguirre y disposición puso para ello. En una por el derecho le volteó y le pegó una tremenda paliza. La faena no fue a más y saludó ovación tras pinchazo hondo. Ante el quinto y tras aguantar un parón del astado, lo prendió levantándolo del suelo. Fue trasladado de inmediato a la enfermería donde fue atendido de múltiples contusiones. 

Abel Robles recibió al tercero a la verónica. Era un novillo exigente, de corto recorrido ante el que estuvo solvente y valiente. Comenzó faena cambiándoselo por la espalda. Ligó tandas cortas y rápidas dejando una grata impresión. Mató de entera y dio una vuelta al ruedo tras leve petición. Una larga cambiada de rodillas para recibir al sexto. Le dio distancia en los primeros compases de faena y mostró firmeza. El público se metió y cerró con manoletinas ajustadas. Mató de más de media y escuchó palmas.

 Toreo caro y oreja para Juan Ortega 

 

Tradicional corrida del 15 de agosto en honor a la Virgen de la Paloma con una interesante corrida de Valdefresno/Fraile Mazas

Abrió la tarde Pepe Moral en lo que era su cuarto compromiso en Las Ventas esta temporada. Lo recibió con pausadas verónicas. El de Valdefresno andaba justo de fuerzas y tuvo una embestida rebrincada. Por el derecho pudo dejar el sevillano algunos muletazos de calado con lentitud y bien recogidos. Por el izquierdo no se tragó ni uno y se apagó pronto. Mató de entera caída y fue silenciado. No tuvo fortuna Pepe Moral con el lote ya que el flojo cuarto tampoco le permitió mayor lucimiento. El comienzo de faena viniéndose de lejos fue lo más destacado. Tan poca fuerza que dobló y tuvo que ser apuntillado sin espada. 

Juan Ortega volvía a Madrid tras dos años de ausencia. Quitó al primero por chicuelinas y ante el segundo de la tarde cortó una oreja. Fue faena de poso que comenzó por doblones muy templados. Gustó su concepto, el empaque que desprendió y la templanza en las tandas. El astado de Valdefresno respondió con bravura y calidad y Juan Ortega lo cuidó. Buen remate de cada pase y toreo caro al natural. Finalizó de nuevo por doblones y la estocada entera fue el preámbulo del premio. Al quinto lo recibió con tres verónicas por bajo. Lástima que no respondiera el de Valdefresno y solamente pudo dejar detalles sueltos. Pinchó en dos ocasiones antes de una casi entera que requirió de un descabello. Saludos tras dos avisos. 

Francisco José Espada volvía tras la oreja cortada en San Isidro. El joven desprendió firmeza y seguridad ante el buen tercero de Fraile Mazas. Tandas ligadas por ambos pitones y recorrido con toreo vertical y quietud. Se lo sacó con valor en repetidas ocasiones por la espalda y tuvo recursos para mantener la intensidad de principio a fin. Terminó por ajustadas manoletinas y tras una entera se aplomó, quedando el premio en una ovación que saludó tras aviso. El sexto tuvo transmisión en sus embestidas y de nuevo el madrileño dejó su firmeza y valor patente. Con el toro a menos tiró de arrimón y mató de entera.

 Carlos Ochoa y Marcos saludan ovación 

 

Continúan las novilladas nocturnas en agosto y de nuevo buen ambiente en los tendidos con más de 7000 personas. El primero de Fernando Peña fue devuelto por inválido. Salió el primer sobrero de El Sierro para Carlos Ochoa. Tras el recibo a la verónica ya mostró flojeza el astado, en la primera mitad de faena dobló en varias ocasiones las manos. Tenía calidad en la embestida pero le faltaba fuerza y Ochoa encontró casi al final de la misma la medida del buen pitón derecho y por ahí dejó una ligada. Mató de entera que necesitó del descabello y saludó ovación tras aviso. Quitó por gaoneras al tercero. Ante el cuarto dejó Andrés Revuelta con dos pares en banderillas de lo más destacado de la tarde. Ochoa tuvo que sacárselos de uno a uno por el pitón derecho y sin ligazón, faltó conexión. Mató de pinchazo y entera y saludó ovación. El segundo fue un novillo con sus teclas. Marcos dejó los pasajes más intensos al final de faena cuando le bajó la mano por el derecho. No estuvo acertado con la espada dejando una entera caída que hizo guardia. Necesitó del descabello y saludó ovación tras aviso. El quinto fue otro novillo con clase y noble en su embestida. Lo recibió a la verónica y torero remate. Inicio por doblones muy compuesto. Ligó pero faltó emoción y alargó faena. De nuevo falló con los aceros y fue silenciado tras utilizar el descabello. Diego Peseiro se presentaba en Madrid. Le desarmó con el capote y se desquitó en el quite por navarras. Firmeza y valor del portugués en banderillas con el astado apretando aunque no del todo acertado. El inicio por doblones con rodilla en tierra fue esperanzador pero se apagó pronto en faena a menos. Con la espada no atinó y fue silenciado. Más acierto en las banderillas con el que cerró la noche, último par al quiebro y al violín muy destacable. Ganas y disposición pero la noche ya estaba cuesta arriba y el astado quería todo por abajo. Remataba con la cara alta y deslució los muletazos. Falló con los aceros y fue silenciado. 

Novillos de Fernando Peñadevuelto el primero por inválido; sosísimo y sin entidad el feble primero bis; humillado y obediente el docilón segundo; aplomado pero noble el tercero; dormidito y aburrido el cuarto; manejable sin finales el quinto; con geniecito humillado el sexto.  

-Carlos Ochoa, ovación y ovación.  

-Marcos, ovación tras aviso y silencio tras aviso. 

-Diogo Peseiro, silencio y silencio.  

 Pablo Mora vencedor del Certamen de Novilladas Nocturnas de Promoción

 

 Pablo Mora se ha proclamado vencedor en la gran final del certamen de novilladas nocturnas de promoción con la unanimidad de los votos del jurado y el voto del público, tras la novillada final con reses de Juan Antonio Ruiz Román que se ha celebrado en la noche del viernes en la Plaza de Toros de Las Ventas. El madrileño, que se ha ganado con su triunfo un puesto en la Feria de Otoño, dio una vuelta al ruedo en el sexto, como Rafael González en el quinto. Completaba el cartel Alejandro Fermín, que estropeó con el acero sus dos firmes actuaciones. 
Alejandro Fermín mostró su disposición durante toda la tarde, inició la faena con cambiados por la espalda en los que ya se pudo ver la condición del animal que abría la noche. Aunque comenzó por el pitón izquierdo, cambio rápido al pitón derecho, el de mejor condición del animal, y ahí ligó varias tandas de derechazos a un novillo que humillaba y repetía. Emborronó la faena con los aceros. En el cuarto destacó especialmente con el capote recibiendo al novillo con cinco largas cambiadas y haciendo un quite por gaoneras. Con Rafael González se vivieron también vistosos quites. Con la muleta, protagonizó un arriesgado comienzo de rodillas en una faena que fue de más a menos y que terminó, de nuevo, sin acierto con la espada. 
Rafael González no terminó de acoplarse con el segundo de la tarde, un novillo al que le faltó continuidad y que tuvo poca transmisión. Cerró la faena con bernardinas y una buena estocada, aunque tuvo que hacer uso del descabello. Más posibilidades tuvo con el quinto de la tarde, un novillo que humilló y tuvo muy buenas cualidades. Tuvo momentos de acople y finalizó por manoletinas. Tras una voltereta sin consecuencias al entrar a matar, dio una vuelta al ruedo. 
Pablo Mora recibió al primero de su lote con faroles de rodillas. Consiguió ligar algunos muletazos por el pitón derecho pero el animal se apagó pronto y no tuvo mucha transmisión. El sexto de la tarde, al que Pablo Mora recibió en la puerta de chiqueros, fue devuelto. En su lugar salió otro ejemplar de la misma ganadería, ya que la empresa apostó por un sobrero del hierro titular para que, llegado el caso de devolución, todos los novilleros contaran con igualdad de condiciones.
Con el sobrero, Mora conquistó a la afición venteña. Poco a poco fue haciendo entrar en la muleta a su oponente para dejar los mejores pasajes de la noche. Su faena estuvo basada en la mano izquierda. Sobresalió con varias tandas de emoción y buen trazo que llegaron al público de Madrid antes de dejar media estocada y dar la vuelta al ruedo. 

Novillos de Juan Antonio Ruiz Román (Espartaco), noble pero con el fondo justo el obediente primero sin transmisión; docilón sin maldad pero a menos el negro segundo; noblón pero anodino el mansito tercero; de humillada movilidad el amplio cuarto; entregado, humillado y con enclasada movilidad el gran quinto; devuelto oor invalido el esmirriado sexto; con fondo y humillación el serio sexto bis, aplaudido.  

-Alejandro Fermín, silencio tras aviso y silencio tras aviso.  

-Pablo Mora, silencio tras aviso y vuelta al ruedo.  

-Rafael González, silencio y vuelta al ruedo. 

 Las combinaciones para la Feria de Otoño se harán en público y en un sorteo puro 

 

La empresa gestora de la plaza de toros de Las Ventas, capitaneada por Simon Casas y Rafael García Garrido, hará por sorteo puro, en público y en directo, las combinaciones de la próxima Feria de Otoño. El acto se celebrará a finales de agosto, fecha aún por designar. Se colocarán dos bombos, en uno con las cuatro ganaderías que lidiarán en la Feria (Fuente Ymbro, Puerto de San Lorenzo, Victoriano del Río y Adolfo Martín) y en el otro los nombres de los toreros participantes en la misma.
Bajo el lema, “Suerte y entrega: ética de la Fiesta”, Simón Casas, presidente de Plaza1, abre una competencia real y abierta de una manera creativa y necesaria en la emoción de todas las artes pero siempre con el respeto a la integridad y a la identidad de la Plaza de Las Ventas. Es un acto de transparencia y sinceridad donde la suerte, siempre presente en el rito de la lidia, toma un protagonismo hasta ahora no conocido.  La suerte, un concepto que aparece en distintos estadios de la lidia tomará máxima vigencia desde el principio. Cuatro ganaderías de diferentes encastes que elevan al toro a su posición natural de protagonista a la altura de los toreros que compondrán la feria.  La ética y la técnica, al igual que el valor en toda su extensión serán el denominador común en este ciclo de Otoño, que por el momento, será el único en realizar este proyecto que a tenor de los resultados, podría tener continuidad en el futuro de la feria con la que finaliza la temporada venteña.
La Feria de Otoño se celebrará durante dos tramos en dos fines de semana, viernes, sábado y domingo. En total serán seis festejos los días 28, 29 y 30 de septiembre, y 5, 6 y 7 de octubre. Cuatro corridas de toros, una corrida de rejones y una novillada picada. En cuanto al resto de temporada durante el mes de septiembre se celebrará una novillada el 2 de septiembre y tres "Desafíos Ganaderos" los domingos 9,16 y 23 del mismo mes. La temporada se cerrará en octubre con la tradicional corrida del Día de la Hispanidad el 12 de octubre y una novillada el día 14 de octubre. 

 Definidos los finalistas del Certamen de Novilladas nocturnas de promoción 

 

Plaza 1 ha designado a Alejandro Fermín, Rafael González y Pablo Mora finalistas del Certamen de Novilladas nocturnas de promoción que se ha celebrado en la Plaza de Toros de Las Ventas durante el mes de julio. Será esta, por tanto, la terna que lidiará los novillos de Juan Antonio Ruiz Román en la Gran Final programada para el próximo viernes, 3 de agosto, a las 21:30h.  Alejandro Fermín y Pablo Mora compartieron cartel en el festejo con el que se abrió el Certamen el pasado 6 de julio. Ambos dieron una vuelta al ruedo tras petición de oreja. Oreja que sí paseó Rafael González la noche del 13 de julio, prolongando así su idilio con el coso venteño, pues ha sumado un trofeo en todas sus actuaciones en este coso: la de su presentación en 2017 y las dos de 2018.  Plaza 1 también ha valorado positivamente la actuación del novillero cordobés Lagartijo, que dio una vuelta al ruedo en la segunda cita del Certamen. Tras la dimensión que dejó ese día en el ruedo madrileño, la empresa se ha comprometido a volver a anunciarle la próxima campaña.  El Vencedor, en la feria de otoño. La Gran Final del Certamen de esta temporada 2018 llega con una novedad que supondrá, si cabe, todavía mayor aliciente para los tres finalistas. El novillero que se proclame vencedor ganará un puesto en la novillada de abono de la próxima Feria de Otoño. 

 Saludos para David Salvador y El Galo 

 

David Salvador y El Galo han saludado una ovación en la última novillada clasificatoria del Certamen de Nocturnas de Promoción. Completó el cartel Alejandro Gardel, quien también dejó pasajes de mérito, sobre todo en el primero de su lote. La cita nocturna contó, una vez más, con gran ambiente en los tendidos.
Alejandro Gardel comenzó la faena al primer novillo de la noche con la mano diestra, ligando varias tandas de derechazos con gusto. Por el pitón izquierdo la faena perdió intensidad y uno a uno fue sacando naturales de buen trazo. El fallo con la espada emborronó la faena. En el cuarto se lució con el percal, lanceando a la verónica. A menos se vino la faena de muleta en la que, a pesar de su entrega, le faltó acople. 
David Salvador, que debutaba en el coso venteño, ejecutó verónicas con gusto. Con la muleta llevó a cabo una faena de más a menos, en la que le bajó la mano al novillo pese a su embestida descompuesta. Con el quinto de la noche, Salvador se mostró muy voluntarioso a pesar de la poca transmisión del animal. Terminó la faena con una tanda de manoletinas que llegaron al tendido y saludó ovación.
El Galo, que también hacía el paseíllo por primera vez en Las Ventas, fue todo actitud. Tiró de recursos y destacó en el tercio de banderillas con sus dos oponentes de la noche que se apagaron enseguida. Con el sexto de la tarde brilló con el capote haciendo un quite por zapopinas. Después de un pinchazo, enterró la tizona entrando a matar sin muleta y saludó desde el tercio la ovación del público venteño. 

Plaza de toros de Las Ventas. Cuarta novillada picada nocturna. 

Novillos de La Ventana del Puerto, mansito de buen aire y nobleza el rajadete primero; de genio y transmisión el segundo a menos; obediente y repetidor con movilidad el castaño tercero; de media embestida sin ritmo el quinto; impetuoso a menos el cuajado sexto.  

-Alejandro Gardel, silencio y silencio.  

-David Salvador, silencio y ovación.  

-André Lagravere “El Galo”, silencio y ovación.  
La Gran Final del Certamen se celebrará el próximo viernes 3 de agosto con novillos de Juan Antonio Ruiz Román. Plaza 1 dará a conocer los finalistas este sábado a las 12:00h. 

 Única ovación para Ángel Jiménez 

 

Tercera de las nocturnas y de nuevo se volvieron a superar los 8000 espectadores. 

El primero de Santa Teresa salió reservón y apretó en banderillas. Después del trasteo inicial, le exigió Ángel Jiménez y cuajó dos tandas por el derecho con tesón. El de Santa Teresa transmitía y el sevillano puso mando en la muleta. Cuando lo probó por la izquierda se vino todo a menos. Mató de entera y saludó ovación. Ante el cuarto se fue a la puerta de chiqueros a recibirlo. Variado y dispuesto con el capote. Ya con la muleta el de Couto de Fornilhos no le permitió lucimiento y estuvo desafortunado con los aceros. García Navarrete volvía tras los dos últimos percances en esta plaza. En banderillas se lucieron Francisco Javier Rodríguez y Perico que se desmonteraron. El de Couto de Fornilhos no humilló y sacó peligro por lo que no pudo dar ni un pase destacable. No estuvo acertado con la espada. El quinto tuvo peligro por esa embestida con la cara alta de corto recorrido. Entraba en la muleta de Navarrete sin humillar y aguantó estoicamente. Mató de casi entera desprendida. Juanito le puso ganas ante el tercero pero enfrente tuvo un astado débil al que le costaba pasar o doblaba las patas. Lo mejor fue la firma con una estocada fulminante. El sexto fue muy protestado y solamente pudo Juanito dejar su disposición y de nuevo su buen hacer con la espada. 

Novillos de Santa Teresa (1º, 5º et 6º) et Couto de Fornilhos, qui ont donné peu d'options.
-Ángel Jiménez, ovation après avis et silence après avis
-García Navarrete, silence après avis et silence
-Juanito, silence et silence. 

 Oreja para Rafael González 

 ante más de 8000 espectadores en Las Ventas 

 

Gran ambiente en la segunda de las nocturnas con más de 8000 espectadores en los tendidos. 

Lances de mano baja a la verónica de Lagartijo con el primero de la tarde. Comenzó por alto y remate por bajo. Funcionó bien el de Montealto y el cordobés cuajó una con largura por el derecho. Lo probó por el izquierdo pero tenía un final más brusco y volvió a la diestra para volver a levantar la faena. Mató de entera fulminante y vuelta al ruedo tras petición. El cuarto fue más parado y se empleó a fondo Lagartijo dejando detalles de su buen gusto. Se le atravesó con los aceros y fue silenciado. Suaves verónicas de recibo de Rafael González al segundo. Comienzo por alto y se lo sacó por la espalda. En los medios ligó por el derecho con el buen Montealto embistiendo con transmisión. Los naturales fueron uno a uno tirando de él con mucho empaque. Cambios de mano para cerrar y pinchó antes de una entera que necesitó del descabello. Devuelto el quinto y salió el segundo sobrero de Montealto. Comenzó faena de rodillas en redondo. No estaba la gente metida en faena pero tras una tremenda voltereta se repuso y dejó los mejores muletazos de la faena. Cerró con manoletinas y paseó una oreja tras estocada. 

Debuta en esta plaza el francés Dorian Cantón. El tercer titular fue devuelto y salió el primer sobrero con el mismo hierro. Salía muy suelto en el capote. Comenzó faena de rodillas con total disposición. Pasaba el astado sin humillar y sin transmisión y abrevió. Cerró con manoletinas antes de fallar con los aceros. Ante el que cerró plaza puso ganas pero la faena no tomó vuelos. 

Madrid. Festejo nocturno. Viernes 13 de julio de 2018. Novillos de Montealto, 3º y 5º como sobreros, bien presentados y de buen juego en líneas generales. Javier Moreno “Lagartijo”, vuelta al ruedo y silencio; Rafael González, silencio y oreja; Dorian Cantón, silencio y silencio. Entrada: Más de un cuarto. 

 Vuelta al ruedo de Alejandro Fermín y Pablo Mora 

 en la primera de las nocturnas 

 

Primera de las novilladas nocturnas con buen ambiente en los tendidos. Los de Guadajira dieron opciones y Alejandro Fermín y Pablo Mora dieron sendas vueltas al ruedo. Abrió la tarde el valenciano Jesús Chover que se fue a la puerta de chiqueros a recibir a su primero y a la verónica. Chover en banderillas, destacar tercer par al quiebro. Empezó por doblones. Noble y con transmisión el de Guadajira. Mayor recorrido por el derecho pero no fue a más la faena. Mató de entera y fue silenciado. El cuarto le apretó en el primer lance de rodillas. De nuevo el valenciano en banderillas. Comenzó por doblones y dejó muletazos sueltos pero faltó ligazón y no fue a más. Silencio tras pinchazo y entera. Alejandro Fermín recibió al segundo con una larga de rodillas, buenos lances aunque acelerados a la verónica y cierre de nuevo de rodillas. Quite por saltilleras. Ya con la muleta, faena a más. En una por el derecho le cogió el ritmo a otro bueno de Guadajira y ligó con transmisión. Al natural uno a uno, con empaque y torería escuchando los olés de Madrid. Seguridad con las manoletinas de cierre y la espada cayó trasera y tendida. Vuelta al ruedo tras petición. Ante el quinto de nuevo se entregó, quite por tafalleras. Lo dosificó al de Guadajira en naturales pausados con mucho temple y demostró de nuevo sus buenas formas. No acertó con los aceros. Pablo Mora regresaba tras cortar una oreja en su presentación el pasado 1 de mayo. Recibo a la verónica. Bien cogido y aguantado por Francisco Plazas al caballo. El tercero fue algo más áspero, levantando la cara y echando pronto el freno de mano. Ante el sexto sí que pudo expresar su toreo en una faena en la que se mostró muy superior a su rival. Tandas por ambos pitones y firmeza. Mató de una medio que acabó tragándose y se le pidió con fuerza la oreja. Acabó dando la vuelta al ruedo

 Importante tarde de Fernando Flores que da una vuelta

 

Primer festejo de julio en tarde tediosa en la que salieron hasta tres sobreros. 

Borja Álvarez quedó inédito en su primero ya que el de María Cascón se rompió la mano al coger el alicantino la muleta. El cuarto fue protestado y se pidió el cambio. No tuvo ninguna opción el novillero que mató de pinchazo y entera. El segundo titular fue devuelto y salió el primer sobrero de Encinagrande para Daniel Crespo. Doblones de inicio y una tanda ligada por el derecho. El astado pasaba sin transmisión alguna y no cogió intensidad la faena. Fue prendido al dejar una entera y saludó ovación. El quinto metía bien la cara pero le faltó fuerza y no aguantaba más de dos muletazos seguidos. Daniel Crespo estuvo dispuesto. 

Tarde de sobreros. El tercer titular fue devuelto por inválido y el segundo sobrero de San Martín también fue devuelto al partirse un pitón. El tercero tris fue de Hato Blanco. Buen recibo capotero de Fernando Flores a la verónica. Toreo importante que dejó el extremeño. Firmeza en tandas cortas con mucho empaque. Naturales recogidos y por el derecho también funcionaba. Con el novillo a menos se metió entre pitones con seguridad y pasándoselo muy cerca. Estocada entera fulminante y vuelta al ruedo tras petición. Bronca a la presidencia. El que cerró plaza le valió para demostrar de nuevo su concepto. No tenía un largo recorrido y embestía a media altura pero ligó tandas cortas y de nuevo en cercanías llegó al público. Cerró con manoletinas y falló con los aceros. 

 Vuelta al ruedo para Octavio Chacón y Javier Cortés 

 

Octavio Chacón y Javier Cortés han dado una vuelta al ruedo con un notable encierro de Montalvo lidiado este domingo en la Plaza de Toros Las Ventas. Confirmaba alternativa el extremeño Tomás Campos, que también saludó una ovación tras lidiar al último toro de la tarde.
Tomás Campos abrió la tarde lidiando a "Jilguera" y comenzó su faena de muleta junto a las tablas. Por el pitón izquierdo, logró ligar un par de tandas de un animal que tenía una embestida deslucida y soltaba la cara arriba continuamente. Con el segundo de su lote protagonizó un torero inicio de faena, con rodilla en tierra ganando terreno hacia los medios. Lo más destacado llegó por el pitón izquierdo y terminó con ajustadas manoletinas. Falló a espadas antes de saludar una ovación. A Octavio Chacón, que fue proclamado torero revelación de la feria de San Isidro en los premios de Plaza 1, le sacó la afición a saludar tras finalizar el paseíllo, todavía con su gran actuación del pasado 4 de junio en el recuerdo. El gaditano recibió a su primero a la verónica, lanceando con buen gusto y calando con rotundidad en la afición. Por chicuelinas quitó al de Montalvo. Ya con la muleta, comenzó la faena por el pitón derecho, aunque los mejores muletazos llegaron por el pitón izquierdo, donde trazó largos naturales. Con el segundo de su lote dio una vuelta al ruedo tras una faena que se desarrolló de menos a más y en la que volvió a dejar patente su técnica destacando por el pitón derecho.  Por su parte, Javier Cortés dejó un vistoso inicio de faena en el centro del ruedo con el tercero de la tarde, al que toreó con ambas manos llegando los mejores momentos por el pitón izquierdo.Con el quinto de la tarde, un toro con profundidad, basó la faena en el pitón derecho ligando pases con largura y profundidad finalizando con ajustadas bernadinas antes de dejar media estocada. Fue prendido por el pecho al entrar a matar, sin consecuencias, y dio una vuelta al ruedo. 

Toros de Montalvo, de gran clase sin poder el feble primero; de gran calidad y raza el exigente segundo; de humillada voluntad y recorrido largo el buen tercero, ovacionado; de calidad en la huida hacia adelante del aprovechable y rajado cuarto; con transmisión, codicia y humillación el buen quinto; de movilidad humillada el impetuoso y manejable sexto.  

-Octavio Chacón, ovación y vuelta.  

-Javier Cortés, ovación y vuelta.  

-Tomás Campos, que confirmaba su alternativa, ovación tras aviso y ovación. 

 Saludos para Galdós en una tarde sin opciones para la terna 

 

En el primer festejo celebrado en la Plaza de Toros de Las Ventas tras la Feria de San Isidro, el juego de los toros de Fermín Bohórquez condicionó la tarde, sin opción alguna para el lucimiento. Fue un encierro escaso de fuerzas, desclasado y sin transmisión. Tan solo Joaquín Galdós recibió una ovación con el tercero de la tarde, saludando desde el tercio. El primero de su lote fue un astado con más movilidad y fijeza con el que pudo ligar tandas por ambos pitones, llegando los mejores momentos de su actuación, y de la tarde, a base de derechazos. 

Álvaro Lorenzo destacó a la verónica con el tercero de la tarde. Con el segundo de su lote la persistencia del toledano de nada sirvió ante otro animal que evidenció las misma carencias que sus hermanos. Abría el cartel Fortes, que había dejado un grato sabor de boca en sus dos comparecencias anteriores en esta plaza. El malagueño no tuvo opciones con ninguno de los toros que le tocaron en suerte. 

Toros de Fermín Bohórquez. 1º inválido y sin vida. 2º De humillada calidad pero sin espíritu para mantener la entrega. 3º Humillador de gran son y sosa media entrega. 4º Sin raza ni entrega,  aplomado. 5º feble y sin espíritu. 6º Mansurrón y reparado de la vista.  

-Fortes; Silencio y Silencio.  

-Álvaro Lorenzo; Silencio y Silencio. 

-Joaquín Galdós; Ovación y Silencio.  

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por el primer aniversario del fallecimiento de Iván Fandiño. 


 Premios Plaza 1 San Isidro 2018 

 

Alejandro Talavante, triunfador de la Feria de San Isidro 2018. El jurado convocado por Plaza 1, compuesto por periodistas, representantes de la empresa y el Centro de Asuntos Taurinos, ha fallado los premios San Isidro 2018 que designa a los triunfadores de la recién finalizada Feria de San Isidro.  

Estos son los ganadores: Triunfador de la Feria: Alejandro Talavante - Mejor faena: El Juli - Mejor novillero: Francisco de Manuel - Mejor rejoneador: Diego Ventura  Torero revelación: Octavio Chacón - Mejor estocada: Luis Bolívar - Mejor picador: Agustín Navarro - Mejor brega: Ángel Otero - Mejor banderillero: Fernando Sanchez  Mejor toro: “Chaparrito” de Adolfo Martín -Mejor ganadería: Núñez del Cuvillo


 Paco Ureña y Emilio de Justo saludan ovación en el cierre de San Isidro con la presencia de SM el Rey Felipe VI 

 

Última tarde de San Isidro con un “No hay billetes” y la presencia de SM el Rey Felipe VI en la tradicional Corrida de la Prensa ante toros de Victorino Martín. 

El primero de la tarde pecó de falta de fuerza. Manuel Escribano puso banderillas y brindó al Rey. El astado levantaba la cara a medio muletazo sin emplearse y abrevió matando de una entera caída. A portagayola se fue a recibir al cuarto y aguantó estoicamente. Buen recibo a la verónica. Destacar el tercer par del sevillano al quiebro pegado a tablas. El inicio fue esperanzador viniéndose de lejos y cambiándoselo por la espalda pero fue un espejismo y no tuvo fuerza alguna. Paco Ureña recibió el cariño de la afición que le obligó a saludar al romper el paseíllo. Su primer rival tuvo calidad y fue a más. Lo dosificó el murciano que ligó tres tandas por el derecho con el de Victorino humillando y desplazándose con clase con los olés rotundos de Madrid. Al natural también funcionaba y los últimos compases con el toro a menos fueron más deslucidos. Estocada entera pero tardó en doblar y saludó ovación. El quinto se desplazaba en los inicio y Ureña por abajo. Tras una una por el derecho con largura tratándolo con mucha suavidad, acortó el de Victorino recorrido y le complicó el lucimiento a Ureña. Emilio de Justo volvía a Las Ventas tras ocho años de ausencia. El tercero de la tarde tuvo calidad y su mayor virtud fue la humillación. A final de cada muletazo rebrincaba y le dificultó la limpieza de las tandas al extremeño. Sacó muletazos muy destacables ante una embestida con transmisión que exigía poder. El sexto fue reservón pero Emilio de Justo tiró de oficio para sacar momentos destacados con mucho mando. Esa actitud tuvo reconocimiento y saludó ovación tras entera. 

Seis toros de Victorino Martín, lavados de cara, pero cornalones y largos, correctos de presencia. Mirón y sin entrega pero obediente el gazapón primero; de profunda calidad y largura el templado segundo, ovacionado en el arrastre; de humillado viaje y profunda exigencia el tercero; de fijeza y docilidad sin espíritu el cuarto; de humillada pero sosa arrancada el noblón quinto; defensivo y cabeceador el correoso sexto. 

-Manuel Escribano (gris plomo y oro): silencio y silencio. 

-Paco Ureña (verde hoja seca y oro): ovación y silencio tras aviso. 

-Emilio de Justo (sangre de toro y oro): silencio y ovación tras aviso. 

Diego Ventura hace historia con cinco orejas y un rabo, primer rejoneador que lo consigue en Las Ventas 

 

Gran corrida de Los Espartales y una tarde para el recuerdo de esta plaza en la que Diego Ventura reventó Las Ventas cortando cinco orejas y un rabo. Andy Cartagena le acompañó a hombros. 

El primero de la tarde se movió en los medios aunque le faltó desplazamiento. Con Picasso toreó Andy Cartagena en redondo. Precioso el caballo Bandera con el que colocó dos largas y cerró con Pintas. Doma de alta escuela y oreja tras pinchazo y rejón entero. El tercero manseó de salida. Costaba que entrara la gente en faena por la condición del astado que revolcó al auxiliar Tiago Santos. Sacó a Luminoso y lo desplazó a dos manos provocando la algarabía en el tendido. Saludó ovación tras rejón entero. Sobre Cupido clavó dos pares de banderillas, recreándose con varios adornos delante de la cara del animal y poniéndole la emoción que le faltaba al toro. Volvió a sacar a Pintas y a dos manos colocó dos pares de banderillas. Una rosa en todo lo alto y varios desplante muy toreros precedieron a un rejonazo en todo lo alto. Cortó otra oreja con la que conseguía su décima Puerta Grande. El segundo recibió un solo rejón de castigo. Diego Ventura a lomos de Nazarí bordó el toreo a caballo y levantó al público tras llevar a dos pistas hilado al astado por toda la circunferencia del ruedo. Cerró con Remate con un carrusel de cortas y un rejón certero y de rápido efecto que le valieron dos orejas. Espero al cuarto con la garrocha en la puerta de chiqueros. Ante la quietud del astado en los primeros compases de faena lo hizo todo Ventura. Con Fino puso banderillas al quiebro saliendo con piruetas de la cara. Con Bronce en banderillas lo templó y el éxtasis llegó a lomos de Dólar poniendo un par a dos manos sin cabezada. El rejón fulminante fue el preámbulo de las dos orejas y rabo. Ventura esperó al sexto con Guadalquivir, cara a cara, en el mismo anillo del ruedo al que le colocó un rejón de castigo. Cosió de nuevo al toro a la barriga de Nazarí, sobre el que colocó dos grandes pares de banderillas. A lomos de Lío clavó dos al quiebro. Tras dejar un pinchazo y medio rejón, cogió la muleta para darle dos molinetes antes de coger el descabello y cortar otra oreja. 

Toros de Los Espartales.  

-Andy Cartagena, oreja, ovación y oreja.  

-Diego Ventura, dos orejas, dos orejas y rabo y oreja.  

 Oreja para Pepe Moral ante el gran quinto de Adolfo Martín 

 

Otra tarde más llovió en Las Ventas en la corrida de Adolfo Martín. Manuel Jesús El Cid fue feamente prendido en el segundo de la tarde. Le buscaba en el trasteo de inicio y lo cogió de inmediato siendo trasladado a la enfermería. Fue operado de una cornada de 20 cm en el muslo derecho. Pepe Moral ni se lo pensó en coger la espada para pasaportarlo. El tercero manso tampoco le dio opciones. Salía desentendido a mitad del muletazo buscando tablas y abrevió. Salió el quinto y a pesar de tener la tarde cuesta arriba, cuando en Madrid hay toro y torero todo puede cambiar. Extraordinaria condición del astado metiendo la cara y humillando con recorrido. Le cogió pronto el ritmo con los doblones de inicio y pronto a ligar en los medios por el derecho. “Chaparrito” planeando por ese pitón con clase y recorrido. Los olés de Madrid también llegaron al natural aunque con menor largura. Pinchó antes de la estocada entera y oreja para el sevillano. Con “Mentiroso” tomó la alternativa Ángel Sánchez. Dejó muestra de su toreo pausado en los medios y al natural. Llevó con suavidad la noble embestida del de Adolfo pero lástima que se apagara pronto. Ante el cuarto dejó un bonito recibo a la verónica. Se avispó el de Adolfo y no hubo más. El que cerró plaza sacó un brusco genio indomable pero dejó el madrileño su disposición en su tarde de alternativa. 

Toros de Adolfo Martín, con humillación pero sin empuje ni repetición el primero; orientado y muy peligroso un segundo que sabía lo que se dejaba detrás; suelto, sin fijeza e incierto el deslucido tercero; tardo y exigente el cuarto; repetidor, con ritmo, clase y fijeza el gran quinto; con movilidad y teclas el sexto. 

-El Cid, herido. 

-Pepe Moral, silencio en el que mató por El Cid, silencio y oreja. 

-Ángel Sánchez, que tomaba la alternativa, ovación, silencio y silencio.

 Pasajes de Iván Vicente y de Javier Cortés que cae herido 

 

No tuvo Iván Vicente muchas opciones con el primero de la tarde, de Rehuelga, que se quedaba corto en su recorrido. Al final de la faena logró ligarle un par de tandas por el pitón izquierdo. Estocada en lo alto y saludó ovación. El cuarto de la tarde acudió al caballo con prontitud y de largo. Lo probó por ambos pitones pero los mejores momentos se vivieron al natural. Destacar del madrileño el quite al tercero a la verónica. El segundo de la tarde, del hierro de Pallarés fue devuelto. Javier Cortés decidió correr turno y salió otro toro de la misma ganadería. Comenzó por el pitón derecho teniendo unos primeros momentos de transmisión con el astado arrancándose con distancia que se fueron diluyendo poco a poco en una faena de más a menos. El quinto, sobrero de José Luis Marca, cabeceaba y embestía sin clase. En uno de esos derrotes fue volteado volviendo tras recuperarse a la cara del animal. A Javier Jiménez le tocó en primer lugar un ejemplar de Rehuelga. Lo intentó el sevillano pero la embestida sosa no le permitió mayor lucimiento y fue silenciado tras estocada. Gran suerte de varas la realizada por el picador Agustín Navarro que recibió una de las ovaciones de la tarde. Peligro sordo que tenía el que cerró plaza sin ninguna transmisión. Dos toros de Rehuelga (primero y tercero), tres de Pallarés (segundo, segundo bis, cuarto y sexto) y un sobrero (quinto) de José Luis Marca. De buen fondo sin fuerza ni raza el inválido y esmirriado primero; devuelto el segundo por lastimarse una mano; de emotivo fondo sin entrega el áspero segundo bis; humillado con entrega sin poder el enfondado tercero; de gran clase, entrega y calidad el profundo cuarto, ovacionado; deslucido, correoso y defensivo el basto y feo quinto; con fondo de clasee y calidad exigente el buen sexto. 

-Iván Vicente (rosa y oro): ovación y silencio tras aviso.  

-Javier Cortés (manzana y azabache): ovación y ovación.  

-Javier Jiménez (corinto y oro): silencio y silencio. 

 Ginés Marín corta una oreja en la Beneficencia 

presidida por S.M. el Rey Don Juan Carlos 

 

Corrida Extraordinaria de la Beneficencia presidida por S.M. el Rey D. Juan Carlos, acompañado en el palco real por la Infanta Dña. Elena y el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. El primero de Alcurrucén tuvo genio y requería mando. Ferrera consiguió templarlo de mitad de faena en adelante con mucho poder y los naturales a pies juntos tuvieron eco en los tendidos. Mató de entera que necesitó del descabello y saludó ovación. El cuarto fue más brusco y deslucido en su embestida y no le dio opciones. Miguel Ángel Perera ante el segundo se colocó en los medios para ligar tandas por el derecho que no acabaron de cuajar. No estuvo acertado con los aceros. A pies junto con firmeza y por alto comenzó la faena del quinto. Ligó por el derecho dos tandas ante un toro con recorrido pero faltó conexión con los tendidos. Fue silenciado tras entera. Lo más destacado de la tarde vino de la mano de Ginés Marín. Bien cogido en varas por Guillermo Marín. Quite a la verónica de Ginés Marín y réplica por chicuelinas de Ferrera. El inicio de faena fue original y todo con mucho gusto. La faena cuajó al natural y volvió a levantarla con las ajustadas bernadinas de cierre. Pinchazo y oreja tras estocada. El sexto se movió con nobleza y transmisión y realizó faena en los medios. Estuvo firme y torero con remates bellos pero se le midió y se diluyó su labor. 

Seis toros de Alcurrucén, todos en los distintos tipos que se dan en la casa, pero bien presentados y en hechuras. Geniudo y emotivo el bravucón primero; insulso y sin entrega el mansurrón segundo; obediente y con fondo sin duración el noble tercero; defensivo y correoso por su falta de fuerza el cuarto; de buen embroque y feo final el mentiroso quinto; con transmisión pero muy a menos el sexto, muy justo de raza.  

-Antonio Ferrera (sangre de tro y oro): ovación y silencio. 

-Miguel Ángel Perera (gris plomo y oro): silencio y silencio. 

-Ginés Marín (purísima y oro): oreja y silencio. 

 Robleño saluda ovación y Bolívar destaca al natural 

 ante el buen sexto 

 

Llegaron los cárdenos de Escolar entre los que destacaron el 2º y 6º. Al primero de la tarde lo lanceó Rafaelillo a la verónica. Buen inicio de faena con doblones y exigiéndole. Primera tanda ligada por el derecho pero luego le echó el ojo y desató su genio contra el murciano. Pinchó en dos ocasiones antes de una entera. El cuarto humillaba con corto recorrido y no salía de la muleta por lo que le complicó la faena a Rafaelillo que abrevió. Pinchazo y entera caída. Fernando Robleño le sacó todo y más al segundo de la tarde. Había que ponerle mando y se lo puso con decisión. Dejó muletazos profundos por ambos pitones destacando las últimas tandas de la faena ante un Escolar con fondo. La estocada cayó delantera y saludó ovación. El quinto resultó más correoso y solo metía la cara para los adentros. Esfuerzo sin recompensa del madrileño. Ante el tercero de la tarde Luis Bolívar dejó naturales destacados pero faltó ligazón y no cogió fuerza. El sexto fue el toro de la tarde. Entró hasta cuatro veces al caballo con distancia. Se desmonteraron en banderillas Miguel Martín y Fernando Sánchez. El público estaba metido en faena, silencio absoluto. Bolívar encontró el buen pitón izquierdo y rugió Madrid con dos naturales. Siguió por ese pitón pero faltó continuidad y se diluyó. Entró a matar o morir tirándose entre pitones y dejó una entera que necesitó del descabello. 

Seis toros de José Escolar, desiguales de presentación pero muy en tipo en general. Obediente pero exigente y orientado el primero, aplaudido; humillado y con fondo el reponedor segundo, ovacionado; de largo viaje y humillada exigencia el tercero, a menos; deslucido y espeso el cuarto; reservón, medidor y a la caza el complicadísimo quinto; humillado, con transmisión y con fondo el buen sexto, ovacionado. 

-Rafael Rubio "Rafaelillo" (nazareno y oro): silencio y silencio.  

-Fernando Robleño (grana y azabache): ovación tras aviso y silencio.  

-Luis Bolívar (negro y oro): silencio y ovación tras dos avisos.  

 Pañuelo azul para “Asturdero” de Saltillo

y vuelta al ruedo de Octavio Chacón 

 

Salvo el toro de vuelta al ruedo que salió en primer lugar, la corrida de Saltillo resultó muy complicada y peligrosa para la terna. El primero de la tarde entró tres veces al caballo de largo. Buen inicio de Octavio Chacón obligándole por bajo. Entraba en la muleta con transmisión y ligó dos tandas por el derecho con temple y mando. Por el izquierdo era imposible y volvió a la diestra con el astado pasando con la cara arriba. El gaditano estuvo a la altura de un buen toro que pasaportó de entera tendida. Se le pidió la oreja pero el pañuelo que sacó el Presidente fue el azul. Vuelta al ruedo para Asturdero y para Octavio Chacón. El cuarto le hizo pasar un mal trago, buscaba más al torero que a la muleta y aún así demostró su manejo de la lidia ante las complicaciones de su adversario y saludó ovación tras entera. En banderillas se desmonteró Vicente Ruiz. El segundo fue correoso y con peligro ante el que Esaú Fernández no encontró acople y abrevió. El quinto pasó sin decir nada cuando se la puso al natural y así ligó dos tandas sin emoción. Pasaba sin humillar y sin entregarse a la muleta del sevillano que paso un verdadero calvario con los aceros hasta escuchar los dos avisos. Sebastián Ritter lanceó al tercero a la verónica. Estuvo por encima de otro peligroso de Saltillo que lo poco que entraba en la muleta lo hacía desentendido y a media altura. El que cerró plaza fue el más peligroso de la tarde. Pegado al piso salvo cuando se arrancaba para apretar a los banderilleros. Ni un pase le pudo dar Ritter que se salvó de milagro en unos de esos arreones del de Saltillo. 

Seis toros de Saltillo, en tipo y hechuras del encaste, serios de expresión y con el denominador común de la falta de entrega. De importante y serio pitón derecho el primero, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, esa vuelta al ruedo es que le faltaba al respeto a un Octavio Chacón de tremenda seriedad que se acababa de jugar la vida con generosidad y consciencia; andarín y medidor el zorrón y peligroso segundo; manso y sin entrega el rajadísimo tercero en cuanto lo pudieron; orientado y a la caza el incierto cuarto; desentendido y reservón el pasador quinto; incierto y sin entrega el orientado sexto. 

-Octavio Chacón (celeste y oro): vuelta al ruedo tras aviso y ovación.  

-Esaú Fernández (marino y oro): silencio y leves pitos tras dos avisos.  

-Sebastián Ritter (sangre de toro y oro): ovación tras aviso y silencio. 

 Pepe Moral saluda ovación ante una dura corrida de Miura 

 

Lleno aparente en los tendidos para ver la clásica corrida de Miura con Rafaelillo, Pepe Moral y Román. Rafaelillo comparecía la primera de sus dos tardes en San Isidro. Su primero, un colorado de Miura, no le dio opciones y el murciano no estuvo atinado con el verduguillo. Antes, al entrar a matar, recibió un revolcón del que milagrosamente salió airoso. Al cuarto lo recibió de rodillas con una larga afarolada. Fue otro con una brusca e incierta embestida ante el que abrevió dejando un pinchazo hondo que necesitó de dos descabellos. El segundo de la tarde fue el de más opciones de la corrida. Bello inicio por bajo de Pepe Moral. Fue noble y humilló y ligó Moral dos por el derecho sin quitarle la muleta de la cara. Al natural dejó los mejores pasajes de la tarde, con largura, lentitud y mucho temple. Pinchó y saludó ovación. El quinto no quiso entrar en la muleta del sevillano y buscaba con peligro al diestro por lo que abrevió. Román cerraba su San Isidro con su tercera tarde. Estuvo valentoso en ambas faenas y tragó el valenciano ante las grandes dificultades y peligrosidad de sus oponentes. El cárdeno que salió tercero embestía rebrincando y soltando la cara, en una ocasión más descarada le puso el pitón en la mejilla. Faena de valor que se le atravesó con los aceros. El sexto saltó al callejón nada más salir. Lanceó a la verónica y ya con la muleta se la puso con garra y seguridad para ligar por el derecho con emoción. Tandas de muletazos de corto recorrido y con peligro manteniendo el interés de los tendidos. La estocada cayó desprendida y fue silenciado. 

Seis toros de Miura, escurridos de carnes, desiguales de presentación y disparejos de tipo. Sin raza ni entrega el zorrón primero, pitado; con cierta nobleza y fondo el afilado segundo; reservón y medidor el correoso tercero, aplaudido; duro y reservón el complicadísimo cuarto; defensivo y descompuesto un quinto sin opción; exigente pero agradecido el áspero sexto, ovacionado. 

-Rafael Rubio “Rafaelillo” (azul rey y oro): silencio tras aviso y silencio.  

-Pepe Moral (azul noche y plata): ovación tras aviso y silencio.  

-Román (sangre de toro y oro): silencio tras aviso y silencio.  

 Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Lea Vicens cortan oreja 

 en una tarde marcada por la lluvia 

 

Festejo de rejones con lleno en los tendidos y condicionado por la lluvia. Pablo Hermoso de Mendoza paró perfecto con Alquimista al primero de Carmen Lorenzo para poner dos de castigo. Banderillas con Disparate y llevándolo muy cosido de pitón a pitón. Toreo en redondo con Ícaro y cortas con Pirata. Falló con el rejón de muerte. Ante el cuarto el ruedo ya era un barrizal. Manseó en los inicios el de Carmen Lorenzo pero su lidia a lomos de Disparate y Berlín manteniendo al astado cosido fue de maestro. Rejón entero y oreja.

Sergio Galán mantuvo una intensa faena ante otro de Carmen Lorenzo que se movió con opciones. Se fue a esperarlo a la puerta de chiqueros. Largas con Titán y piruetas en la cara del astado muy ajustadas. Con Apolo banderillas a dos manos y oreja tras rejón entero trasero. Un solo rejón de castigo al quinto, con el hierro de El Capea. Manseó el astado que no se lo puso fácil al conquense. Lo tuvo que hacer todo por conseguir la Puerta Grande. De nuevo a dos manos con Apolo de frente y en cercanías. Con Embroque apuró aún más pero el pinchazo antes de la entera condicionó para que el Presidente no concediera la oreja a pesar de la petición. Cuando salió el tercero comenzó a llover con fuerza. Único rejón de castigo de Lea Vicens a lomos de Bach. Con Bético a dos pistas dejó los pasajes más interesantes. Pinchó y saludó ovación. Ante el sexto realizó una faena entregada y conectó con el público, sobre todo con Gacela. Tras rejón trasero cortó una oreja. 

Toros de Capea y Carmen Lorenzo

-Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y oreja.  

-Sergio Galán, oreja y ovación.  

-Lea Vicens, ovación y oreja.   

 Oreja a la raza de Cayetano 

 

Sexto “No hay billetes” del ciclo y los toros de Victoriano del Río no dieron el juego propicio para el triunfo. Castella se recuperó a tiempo del percance sufrido hace dos días en la tarde en la que abrió la Puerta Grande. Ante su primer flojo rival no tuvo opciones. Comenzó faena de muleta al cuarto citándolo desde los medios y cambiándoselo por la espalda. Se movió con transmisión el de Victoriano y el francés dejó los muletazos con más largura de la tarde. En el centro ligó dos por el derecho y un natural tras un cambio de mano de extenso recorrido y lentitud. Con el toro a menos se metió entre pitones y saludó tras pinchar. José María Manzanares se estrelló ante un deslucido lote. Su primer rival fue un manso que no quiso pelea. Ante el quinto de la tarde pudo dejar algún pasaje destacable en los primeros compases pero se diluyó pronto. Lo más destacable de la faena fue la estocada. Cayetano comparecía su única tarde en Madrid. Tras brindar al público se sentó en el estribo y le dio cuatro por alto con el astado apretando, ya de pie, torero remate por bajo. Siguiente tanda ligada por el derecho. Se lo sacó a terrenos más céntricos y se apagó pronto. Manseó en tablas y dejó un estoconazo. Oreja. A por todas salió en el que cerró plaza, se fue directamente a la puerta de chiqueros a recibirlo con una larga cambiada de rodillas. Galleo por chicuelinas y quite por verónicas. Inicio de faena de rodillas pero el astado salía desentendido y fue otro manso que buscó pronto tablas. Facilidad con la espada y saludó ovación tras una tarde de raza y entera disposición. 

Cinco toros de Victoriano del Río y uno, el tercero, de Toros de Cortés, desiguales de presencia, justos en casi todo y con la falta de raza como denominador común. Rebrincado y de cara suelta el primero; noble pero espeso y manso el rajado segundo; humillado y con chispa mientras le duró la raza el rajado tercero; profundo y entregado el castaño cuarto a menos; repetidor con la raza justa el quinto; obediente pero manso el rajado sexto. 

-Sebastián Castella (sangre de toro y oro): silencio tras aviso y ovación tras dos avisos.  

-José María Manzanares (sangre de toro y oro): silencio y silencio.  

-Cayetano (ciruela y oro): oreja protestada y ovación.  

Rafael Viotti saludó ovación tras las banderillas del 4º. Destacar la lidia de Iván García en el 6º. 

 Luis David y Jesús Enrique Colombo dejan lo más destacado 

 de la Corrida de las 6 Naciones 

 

I Corrida de las 6 Naciones con seis toreros de seis nacionalidades diferentes ante toros de El Pilar. Abrió la tarde el francés, Juan Bautista. Dejó dos delantales y dos medias como remate. Comenzó faena cerca de tablas pero no acabó de acoplarse ante la embestida deslucida y fue silenciado tras fallar con los aceros. 

Luis Bolívar, de Colombia, lanceó a la verónica al segundo de la tarde. En el inicio de muleta por alto, se revolvió y le pegó un espeluznante revolcón en el suelo con los pitones rozándole el pecho y la cara. Brusco en su embestida, Bolívar tuvo que tragar ante las dificultades de manera firme. Sacó algún natural y ligó una por el derecho con tesón. Estocada baja y silencio. En tercer lugar salió el español, Juan del Álamo. Se movió el de El Pilar y ligó tres por el derecho en los medios de diferente calado. Cuando lo probó con la zurda se vino a menos y fue silenciado tras pinchar con la espada. El peruano Joaquín Galdós dejó un torero inicio por doblones. Las dos primeras tandas de toreo vertical y por bajo tuvieron gusto pero la desclasada embestida del astado desinfló todo. Tampoco estuvo acertado con los aceros. El mexicano Luis David quitó por navarras al cuarto de la tarde. Ante el quinto no pudo lucirse con el capote y ya con la pañosa se fue a los medios. Ligó a media altura las primeras tandas pero el manso buscó tablas y le dio poco juego. Cerró con bernadinas ajustadas y una estocada de perfecta ejecución hasta la bola. Se le pidió la oreja y dio la vuelta al ruedo. Con dos largas cambiadas de rodillas recibió el venezolano Jesús Enrique Colombo al que cerró plaza. Quite por chicuelinas y torero remate. Hasta cuatro pares de banderillas puso tras fallar en el tercero al quiebro. Fue otro toro con genio que en los primeros compases de faena le dio un pitonazo en la cara. Se recuperó y dejó derechazos con largura llevándolo por bajo. Cerró por manoletinas y tras una entera hubo petición de oreja que se quedó en vuelta al ruedo. 

Seis toros de El Pilar, desiguales de presencia y tipo, astifinos en general, pero sueltos de carnes. Humillado sin ritmo ni gracia el deslucidote primero; enrazado, fijo y exigente el bravo segundo, aplaudido en el arrastre; de movilidad, entrega y fondo de clase el emotivo tercero, ovacionado; de repetición humillada y desliz el buen cuarto; de media altura con la cara colocada el liviano pero aprovechable quinto; exigente con fondo y un gran pitón derecho el emotivo sexto. 

-Juan Bautista (corinto y oro): silencio. 

-Luis Bolívar (sangre de toro y oro): silencio tras aviso.  

-Juan del Álamo (blanco y plata): silencio tras aviso.  

-Joaquín Galdós (marino y oro): silencio tras dos avisos.  

-Luis David Adame (caña y oro): vuelta al ruedo.  

-Jesús Enrique Colombo (corinto y oro): vuelta al ruedo tras aviso.

 Sebastián Castella consigue su quinta Puerta Grande 

 

Quinto lleno de “No hay billetes” de San Isidro. Enrique Ponce tuvo que hacer frente en primer lugar al sobrero de Valdefresno devuelto el titular de Garcigrande. Cuatro doblones muy despacio y ligando las primeras tandas con los olés de Madrid. El sobrero se apagó y no pudo rematar el valenciano. El cuarto fue un peligroso astado ante el que se pegó un arrimón de mucho mérito.  

Sebastián Castella lidió al tercero de Domingo Hernández. Entraba pero rebrincando y levantando la cara al tercer muletazo lo que imposibilitó al francés templarlo. Cuando toreaba por chicuelinas al quinto de la tarde le cogió de manera terrorífica y fue vapuleado feamente. Tras vendarle el pie y recuperado de los múltiples golpes, lo citó de rodillas para ligarlo con mérito y tragando. Transmitió el de Garcigrande en los primeros compases y humilló. Toreo en redondo y ligando por el derecho. Se apagó en los finales y se tiro a matar o morir dejando una entera entre pitones y cortando dos orejas. Jesús Enrique Colombo confirmó alternativa con “Fanfarrón”. Apretado el tercer par de banderillas. Tras la ceremonia de confirmación duró poco el toro. El sexto tuvo mayor movilidad y decidió el venezolano comenzar de rodillas. Desistió tras desarmarle en dos ocasiones y a pesar de la disposición no acabó de estar cómodo. 

Cinco toros de Garcigrande, uno de Domingo Hernández (tercero) y un sobrero de Valdefresno, segundo bis. Muy desiguales de trapío y de presentación. De movilidad muy a menos y sin entrega el primero; devuelto por lastimado de las manos el segundo; noble y humillado el segundo bis, a menos; emotivo y geniudo de cara suelta el exigente tercero; díscolo y temperamental el áspero cuarto; franco y con empuje y raza, con la entrega y la calidad justas el aprovechable quinto; espeso y sin empleo el vulgarón sexto. 

-Enrique Ponce (corinto y oro): ovación y ovación.  

-Sebastián Castella (marino y oro): silencio tras dos avisos y dos orejas.  

-Jesús Enrique Colombo (azul rey y oro): silencio y silencio.  

 Saludos para la terna 

 

Amenazaba lluvia pero pudo darse sin problemas la corrida de Torrehandilla/Torreherberos. Daniel Luque lidió en los medios en primer lugar un noble ejemplar de Torrehandilla que levantaba la cara al final del muletazo desluciendo las tandas. Dejó pasajes interesantes por ambos pitones pero faltó redondear. Terminó con luquecinas y pinchó antes de entera y saludar ovación. El cuarto fue un descastado sin fuerza ante el que poco pudo hacer. David Galván volvía tras su percance del pasado año. Otro noble que se vino a menos y ante el que dejó detalles en faena en la que cabe destacar la estocada. El colorado quinto se movió con garbo, por chicuelinas el gaditano. Lo citó desde los medios y estatuarios con firmeza a pies juntos antes de una primera tanda ligada. Lo llevó a media altura sin exigirle y la faena fue a menos. De nuevo estuvo acertado con los aceros. Tras su triunfo el Domingo de Resurrección, el público obligó a saludar a Álvaro Lorenzo tras romper el paseíllo. Metía bien la cara el tercero pero sin clase para salir, o levantando la cabeza o enterrando los pitones en el albero lo que le dificultó todo al toledano. El sexto titular fue devuelto y salió un sobrero de Virgen María. Lo puso todo Álvaro Lorenzo que le sacó lo que tenía al natural y con el toro a menos se arrimó con firmeza dejando los pasajes más destacables de una tarde con poco reseñable. 

Cuatro toros de Torrehandilla (primero, segundo, tercero y quinto), dos de Torreherberos (cuarto y sexto) y uno de Virgen María (sexto bis), bastos en general, serios y cuajados de caja. De acusada movilidad y cara suelta el obediente primero, aplaudido; de franqueza y claridad en la embestida sin repetir el segundo, aplaudido; de buen aire sin fondo alguno el noble tercero, muy a menos; soso y sin sustancia el noble cuarto; de gran entrega y escasa duración el enclasado quinto, ovacionado; devuelto por inválido el jabonero sexto; humillado pero mentiroso el basto sexto bis. 

-Daniel Luque (ciruela y oro): ovación tras aviso y silencio.  

-David Galván (corinto y oro): ovación y palmas.  

-Álvaro Lorenzo (tabaco y oro): silencio tras aviso y ovación tras aviso.  

 Suspendida la 21ª corrida de San Isidro 

 

Una vez oídas las opiniones de matadores y cuadrillas sobre el estado del ruedo tras las fuertes precipitaciones caídas en las últimas horas, el presidente decide suspender la 21ª de San Isidro en Las Ventas. El cartel estaba compuesto por Sánchez Vara que venía en sustitución de Ricardo Torres, Javier Castaño y Thomas Dufau, ante toros de Partido de Resina. Se recuerda que todos los aficionados dispondrán de 4 días para proceder a la devolución del importe de las entradas. 

 La terna, sin opciones ante los de Dolores Aguirre 

 

Domingo de toros y la vigésima de San Isidro con los de Dolores Aguirre. 

Rubén Pinar le sometió y le obligó con firmeza para templar la embestida brusca y rebrincada del que abrió plaza. Transmitió más por el pitón derecho en tandas de corto recorrido sacadas con garra por el albaceteño. El cuarto no tuvo ni un pase y salía desentendido de cada intento de muletazo. A Venegas le tocó un lote sin ninguna opción. El tercero fue un brusco que embistió a arreones y sin clase. Con oficio y valor Venegas que pasaportó a la primera. Ante el quinto David Adalid dejó dos pares en banderillas que fue lo más destacable de la tarde. Ya en faena, Venegas lo intenta con el astado buscando tablas sin querer tela. Estocada entera y saludó ovación por el esfuerzo. A la puerta de chiqueros se fue Gómez del Pilar para recibir al tercero pero salió suelto. Lidia complicada y peligroso en la muleta. Firmeza ante la adversidad del madrileño que el público supo apreciar. Sí pudo rematar esa portagyola en el sexto. Manseó en todo los tercios y cuando intentó obligarle a principio de muleta se fue el astado a la puerta de toriles y se echó. 

Seis toros de Dolores Aguirre. Con peligro sordo el encastado primero. Con emotividad a menos y cornada en peligrosísima la del segundo, que hacía extraños con la vista. A menos el manso y peligroso tercero. Imposibles cuarto y quinto. Manso de libro el sexto. 

-Rubén Pinar; Ovación y Silencio.  

-José Carlos Venegas; Silencio y Ovación. 

-Gómez del Pilar; Ovación y Silencio.

 Oreja y vuelta al ruedo para Francisco de Manuel 

 

Tercera y última novillada de este San Isidro en la que lo más destacado lo dejó Francisco de Manuel ante un buen encierro de Fuente Ymbro. Se presentaba Marcos en Las Ventas y comenzó faena genuflexo por doblones muy templados. Dos tandas ligadas por el derecho y cuando lo probó con la zurda se rajó. Con dos largas de rodillas, una afarolada, saludó al cuarto de la tarde. Quiso Marcos pero fue un novillo parado y no hubo conexión con los tendidos. Alejandro Gardel también se presentaba en Madrid. Buen novillo de Fuente Ymbro el que le tocó en suerte. Doblones y se lo sacó a los medios. Ligó dos tandas por el derecho en esos terrenos y metía bien la cara humillando el astado. Tras una casi entera saludó ovación. Ante el que hizo quinto no tuvo opciones. Francisco de Manuel llegaba de cortar una oreja el pasado 1 de mayo. Su primer rival fue un complicado que se le coló con peligro. Cuando se la puso al natural le enganchó y le volteó feamente. Sacó garra, firmeza y sobre todo mucha disposición que llegó a los tendidos. No le dudó pese a las complicaciones y tras una entera recibió una oreja. A por todas salió en el que cerró plaza y de nuevo el público valoró la entrega total del novillero. Buen inicio de faena y ligó las primeras tandas. Mantuvo el interés y pasaportó de una entera. Hubo petición mayoritaria pero el Presidente no la concedió y se quedó en vuelta al ruedo. 

-Novillos de Fuente Ymbro

-Marcos, silencio y silencio.  

-Alejandro Gardel, ovación y silencio.  

-Francisco de Manuel, oreja tras aviso y vuelta tras petición.  

 Alejandro Talavante y López Simón abren la Puerta Grande

  de Las Ventas por quinta vez 

 

Lleno en los tendidos y doble Puerta Grande en tarde de aguacero. Abrió la tarde Juan Bautista ante un astado que fue noble pero sin decir mucho. Empezó a llover y no hubo conexión alguna con los tendidos. Ante el cuarto apretaba el aguacero y fue otro noble de Cuvillo. Más asentado el francés que templó dos ligadas por el derecho y dejó remates toreros. Saludó tras pinchazo y entera. 

Alejandro Talavante llegaba por Paco Ureña en lo que era su tercer compromiso en esta feria. Recordar que donará los honorarios de hoy a una organización benéfica de Extremadura. Comenzó faena por bajo con doblones. Dos tandas ligadas por el derecho y un cambio de mano infinito. Al natural le costaba más repetir pero los dio de uno a uno bajando la mano. Gran toro de Cuvillo y Talavante mantuvo la intensidad durante toda la faena. Estocada en dos tiempos, dos orejas y Puerta Grande. El quinto fue noble y comenzó faena sin probaturas. Dejó detalles con gran determinación y abrevió antes de pinchar en dos ocasiones y saludar ovación. Quinta Puerta Grande de Talavante en Las Ventas. El tercer titular fue devuelto y salió el primer sobrero de Conde de Mayalde. El público entró en faena con un cambiado por la espalda y López Simón se reencontró con Madrid a base de firmeza y total entrega. Toreo relajado con la diestra y largos derechazos. En uno de esos se revolvió y le pegó una tremenda paliza en el suelo. Se levantó malherido para dar una última tanda y tras un pinchazo dejó una entera siendo de nuevo volteado y cortando una oreja. Ante el sexto salió a por todas en el barrizal. Otro gran toro para cerrar el gran encierro de Cuvillo. El toro fue a más y López Simón ligó tandas continuadas por el mejor pitón derecho entre los olés de Madrid. La estocada entera al jabonero era el preludio de otra oreja que suponía tocar por quinta vez la gloria en Madrid. 

Seis toros de Núñez del Cuvillo, grandes, con caja y cuajo, y un sobrero del Conde de Mayalde, tercero bis, rematado pero bastote. Soso y sin poder el anodino primero; largo, entregado y con clase el buen segundo, ovacionado en el arrastre; devuelto el tercero por inválido; emotivo, repetidor y exigente el interesante tercero bis; pasador sin entrega pero con repetición el cuarto; codicioso sin empleo el pasador quinto; obediente con exigencia y cierta profundidad el importante sexto.  

-Juan Bautista (marino y oro): silencio y ovación.  

-Alejandro Talavante (negro y oro): dos orejas y ovación.  

-Alberto López Simón (añil y oro): oreja y oreja. 

 El Juli pincha la Puerta Grande en la II Corrida de la Cultura 

 

II Corrida de la Cultura y otro lleno de “No hay billetes” con la presencia del Ministro de Cultura, D. Íñigo Méndez de Vigo.  

El primero de la tarde, de Victoriano del Río andaba justo de fuerzas. Bonito duelo de quites, Ginés Marín por gaoneras y le respondió El Juli por chicuelinas. A pesar del poco fuelle, el madrileño dejó naturales destacables pero sin posibilidad de ligar. Recibió palmas tras pinchazo y entera. El tercero salió con genio, con carácter, encastado y ahí tenía un torero para templar. El inicio de faena obligándole por bajo fue explosivo. Las tandas ligadas se repetían por ambos pitones con un mando total. Cambios de mano y toreo en redondo, los tendidos en pie. Había que rematar las dos orejas pero la espada solamente entró hasta la mitad y tras el certero descabello recibió una oreja. Frente el quinto quedó inédito tras lesionarse el de Domingo Hernández al inicio de muleta. Antes había saludado José María Soler en banderillas. 

Ante el segundo de Alcurrucén lo puso todo Ginés Marín. Comienzo por alto y le costaba al astado la segunda mitad del muletazo. Firmeza a pies juntos pero se acabó pronto y pinchó. Su segundo rival, de Domingo Hernández salió reservón y no quería lucha en el caballo. Embestida arisca levantando la cara con peligro y en una de esas le pegó una tremenda paliza en el suelo, por milagro, sin consecuencias. Valor y jugándosela el extremeño toda la tarde. Saludó ovación. El que cerró plaza de Victoriano del Río tampoco se lo puso fácil. Una de las ovaciones de la tarde se la llevó el picador Agustín Navarro. Ya en la muleta le permitió los primeros compases pero pronto acortó el recorrido y a la defensiva. 

Dos toros de Victoriano del Río, primero y sexto; dos de Alcurrucén, segundo y tercero; uno de Garcigrande, cuarto y uno de Domingo Hernández, quinto, muy desiguales de presentación y también de comportamiento. Desclasado y sin raza el obediente primero; sin entrega ni emoción el docilón segundo; humillado, repetidor y con mucho fondo el buen tercero, ovacionado; áspero y con mucha transmisión el exigente cuarto; resrvón y medidor el descordado quinto; emotivo y exigente el mirón sexto, que humilló siempre. 

-El Juli (marino y oro): palmas, oreja y ovación.  

-Ginés Marín (sangre de toro y oro): silencio, ovación y silencio. 

 La garra de Roca Rey tiene premio, oreja al sexto 

 

No funcionó la corrida de Victoriano del Río en el tercer “No hay billetes” de San Isidro. Miguel Ángel Perera lidió en primer lugar a un noble de Victoriano que embistió lento las primeras tandas por la poca fuerza del astado. Perdió ese poco fuelle y falló con los aceros. Ante el cuarto pudo ligar en los primeros compases. Destacar una tanda en la que le obligó con firmeza por bajo de pitón a pitón y el de Victoriano metiendo bien la cara y humillando. Se rajó pronto y de nuevo falló con los aceros. Alejandro Talavante se chocó ante un lote sin ninguna opción. El segundo fue un desrazado ante el que abrevió. Buen comienzo de doblones ante el quinto y ligó una por el derecho hasta que dobló las manos. Otro sin gasolina y de nuevo pronto a por la espada. Cuando salió el tercero estaba cayendo una fuerte tormenta. Los tendidos se despoblaron y olés con las verónicas de recibo. Cambió el viaje en el inicio de faena viniéndose de lejos e intentó templar el peruano esa embestida rebrincada. Buscó tablas y falló con los aceros. Ante el sexto, con la tarde a menos, ahí estuvo la garra de Roca Rey para levantar los ánimos y los tendidos. Quite por gaoneras y comienzo intenso por estatuarios arriesgados. Templó y buscó la distancia ya que cuando le bajaba mucho la mano, doblaba. Firmeza y valor, con el toro a menos y el público entregado se sacó una arrucina y lo exprimió entre pitones con susto incluido al quedar a merced del toro. Estocada hasta la bola de efecto fulminante y oreja. 

Toros de Victoriano del Río, desiguales de presentación, disparejos de tipo y con poca opción para el triunfo. De tremenda calidad sin espíritu ni raza el feble primero; deslucido y sin raza el horrendo segundo; descompuesto pero obediente y emotivo el colorao tercero; geniudo y rajado en cuanto lo pueden el emotivo cuarto; con más intención que entrega y raza el mentiroso quinto; con ímpetu y transmisión el enfondado sexto. 

-Miguel Ángel Perera (verde botella y oro): silencio tras aviso y silencio.  

-Alejandro Talavante (purísima y oro): silencio y silencio.  

-Andrés Roca Rey (verde botella y oro): silencio y oreja.  

 Vuelta al ruedo de David Mora

 

Tarde encapotada en la que la corrida de El Ventorrillo no acabó de funcionar. Curro Díaz lidió en primer lugar un brusco que levantaba la cara con peligro a mitad de cada muletazo. Mató de entera caída. Ante el cuarto le costó cogerle el ritmo pero a mitad de faena se la puso sin quitársela de la cara y repitió por el derecho. Tres ligadas por ese pitón y escuchó palmas tras matar de estocada caída. Verónicas de recibo de Morenito de Aranda al segundo de la tarde. Andrés Revuelta y Pascual Mellinas se desmonteraron en banderillas. Inicio por doblones y ligó una primera tanda. Se descompuso todo un poco y fue silenciado tras pinchazo y pinchazo hondo. Lances de recibo y quite por chicuelinas ante el quinto. Lo más reseñable de la tarde del burgalés lo dejó con el capote. El de Valdefresno duró poco y Morenito fue silenciado tras fallar de nuevo con los aceros. David Mora dio una vuelta al ruedo en su primero. Fue un toro con genio y transmisión que por momentos toreó relajado. Final ajustado por alto y estocada fulminante algo desprendida. El sexto fue noble pero le faltó transmisión y entrega sin llegar las tandas al tendido. Pinchó en dos ocasiones y fue silenciado. Destacar la lidia de Ángel Otero en el 3º y en el 6º ya que Carretero se lesionó. 

Toros de El Ventorrillo y Valdefresno (5°) de pobre juego. 

-Curro Díaz, silencio / palmas 

-Morenito de Aranda, silencio / silencio tras aviso 

-David Mora, vuelta al ruedo / silencio 

Toñete corta una oreja entre el diluvio en su presentación 

 

La lluvia llegó a este San Isidro y lo hizo con fuerza para despedir la tarde entre el mérito de Toñete que cortó una oreja. Pablo Atienza esperó al primero en el centro del ruedo para comenzar faena de muleta y cambiarlo por la espalda. Buscó pronto tablas y puso tesón por el derecho. Se le atragantó la espada. Al cuarto se fue a esperarlo a la puerta de chiqueros, un buen novillo de Conde de Mayalde. Aprovechó su buena condición por el buen pitón derecho para dejar pasajes interesantes y terminar con bernadinas pero de nuevo falló con los aceros. Se presentaba Alfonso Cadaval que dejó una grata impresión y una tremenda actitud y disposición. No dejó pasar ni un quite e intenso inicio de faena al segundo. De rodillas se colocó en el centro del ruedo para ligar por el derecho. Fue un novillo con una embestida brusca que había que saber controlar y lo hizo el sevillano. Estocada entera y saludó ovación. Ante el quinto lo intentó pero no tuvo ninguna transmisión con el tendido. Toñete se presentaba también en Madrid. Buen inicio de faena al tercero con despaciosidad y encaje. El novillo se vino pronto a menos pero aún así dejó detalles y saludó tras una entera. Con el inicio del sexto comenzó a llover y pronto a caer un aguacero para el recuerdo. Tuvo calidad el novillo y lo templó con firmeza y ligando. Faena de mérito y estocada entera tras la que cortó una oreja. 

Novillos de Conde de Mayalde, destacando el bravucón segundo, un animal con movilidad que aguantó con viveza el trasteo. Aplomados tercero y quinto, con virtudes el buen cuarto y con transmisión a menos la del sexto.  

-Pablo Atienza, silencio tras aviso y palmas tras dos avisos.  

-Alfonso Cadaval, ovación y silencio.  

-Toñete, ovación y oreja. 


 Ventura, a lomos de Nazarí, conquista su decimoquinta Puerta Grande

  

Casi lleno en Madrid en el mano a mano entre Diego Ventura y Leonardo Hernández. Diego Ventura se sobrepuso a una tarde en la que los toros de San Pelayo, uno de los hierros de El Capea, no ayudaron a los rejoneadores. Ante el primero fue Ventura a lomos de Nazarí quien lo movió a dos pistas y cerrar con Remate y tres cortas. Oreja tras rejón entero. El tercero de la tarde fue un parado ante el que le tuvo que hacer todo y no le dio el movimiento necesario para lucir su cuadra. Fue silenciado tras fallar con los aceros. Los momentos más intensos de la tarde llegaron ante el quinto. Fue un toro que sin dar las embestidas necesarias para el disfrute del público, a Ventura le sirvió para lidiar y levantar a los tendidos con Nazarí y arriesgar y arrimarse con Bombón. Oreja tras estocada fulminante y ello suponía la decimoquinta Puerta Grande para Diego Ventura que volverá el próximo 9 de junio. Leonardo Hernández se entregó con total disposición toda la tarde. Destacó en el segundo de la tarde con Sol a dos pistas y cierre con Xarope antes de pinchar y saludar ovación. El cuarto fue un manso que incluso saltó las tablas y que se lo puso difícil al rejoneador. Esa condición se lo puso complicado, a destacar el par a dos manos. Pegado a tablas, le dificultó la suerte suprema y fue silenciado. Faena meritoria al del sexto. Buscaba también tablas pero lo amarró en los medios para levantar con Xarope a parte del público. Pinchó en una primera ocasión pero el público pidió igualmente una oreja concedida. 

Toros de San Pelayo de escaso juego 

-Diego Ventura, oreja / silencio / oreja 

-Leonardo Hernández, saludos / silencio / oreja 

 Oreja a la garra de Joselito Adame 

 

Un sábado de casi lleno en Las Ventas y la tarde dejó el nombre de Joselito Adame que cortó una oreja. Abrió el festejo Curro Díaz. Doblones en el inicio de muleta y pinceladas de su torería ante un desagradecido de Alcurrucén de corto recorrido que salía desentendido de cada muletazo. Lo derribó el astado con los cuartos traseros y lo levantó del suelo dándole una fea voltereta. Se levantó el de Linares para robarle los últimos pases y saludó ovación tras entera desprendida. Ante el cuarto no tuvo opción. Joselito Adame lidió en segundo lugar el mejor toro de la corrida. Saludaron en banderillas Miguel Martín y Fernando Sánchez. El inicio por firmes estatuarios y los remates por bajo fueron intensos. Ligó dos tandas por el derecho con el astado embistiendo por abajo con largura y sin quitarle la muleta de la cara. La faena fue a menos y cerró por manoletinas. Mató de entera y saludó ovación. La faena del quinto fue al revés, de menos a más. Apostó Adame por un manso que buscaba escapatoria y con garra y tesón le sacó lo que no tenía para levantar a parte de los tendidos. Tras una entera, cortó una oreja. Juan del Álamo poco pudo hacer ante el tercero de la tarde. El sexto, de Lozano Hermanos, tuvo mayor movilidad por el pitón derecho en los inicio de muleta lo que aprovechó el salmantino para templarlo con gusto. Pronto soseó y de nuevo fue silenciado. 

Toros de Alcurrucén y Lozano Hermanos (6) de pobre juego. 

-Curro Díaz, ovación y silencio.  

-Joselito Adame, ovación y oreja.  

-Juan del Álamo, silencio y silencio 

 Oreja para Sebastián Castella en el segundo “No hay billetes” 

 

Padilla escuchó una tremenda ovación al romper el paseíllo en su última tarde en Madrid. Recibió a la verónica al primero de la tarde. Comenzó faena de rodillas y no acabó de estar cómodo el jerezano con él. Puso banderillas a ambos toros, tercer par del cuarto al violín. Destacar la lidia de Manuel Rodríguez “Mambrú”. Comenzó por doblones pero como en su anterior toro no acabó de haber acople ante la embestida algo brusca a mitad del muletazo. Erró con los aceros y fue silenciado. Sebastián Castella no desaprovechó el quite al primero. Al segundo lo recibió con unos bellos delantales. Comenzó faena a pies juntos por estatuarios. Cuando le exigía por abajo doblaba las manos y cuando no, tocaba la tela a la salida del muletazo, por lo que se deslució todo pronto. Verónicas y remató por chicuelinas ante el quinto. Se colocó en el centro del ruedo y arrancó de lejos para cambiarlo por la espalda. Fue la faena con mayor intensidad de la tarde. El francés ligó dos por el derecho con recorrido pero se le acabó la energía al de Jandilla con el público entregado. Se metió entre pitones, supo mantener esa emoción y cortó una oreja tras una casi entera. Verónicas de mano bajo de Roca Rey al tercero de la tarde. Recibió tres puyazos y se notó en la muleta. El inicio de faena fue intenso con estuarios y dos cambiados por la espalda muy ajustados. Al toro no le quedaba fuerza alguna y a pesar del intento no pudo sacar nada lucido. Espadazo de rápido efecto. El sexto fue un manso que marcó los terrenos. Se fue Roca Rey a tablas del tendido cuatro para sacar con esfuerzo y tesón, sin quitarle la muleta de la cara, dos series ligadas. De nuevo dejó una buena estocada y saludó ovación. 

Toros de Jandilla de juego desigual 

-Juan José Padilla, silencio / silencio 

-Sebastián Castella, silencio / oreja 

-Andrés Roca Rey, palmas / saludos 

Incidencias.- Lleno de no hay billetes. Destacó la lidia de Manuel Rodríguez "Mambrú" en el cuarto de la tarde. 

 Luis David y un gran jabonero de Juan Pedro 

 

Pasaron cosas interesantes una tarde más y todo se centró en el importante tercer toro de Juan Pedro Domecq y la actuación a la altura de Luis David Adame que le cortó una oreja. 

Abrió la tarde Finito de Córdoba que dejó con el capote en sus dos toros lo más destacable de su tarde. Verónicas ante el que abrió plaza con mucho gusto y un par de derechazos con la muleta. Ante el cuarto, de nuevo al capote por verónicas y sin lucimiento en la muleta. No fue su tarde con los aceros y fue silenciado en ambos. Román dejó su disposición y ganas pero no acabó de estar a gusto ante el segundo con una rebrincada embestida. Puso emoción en el inicio de faena con el “cartucho de pescado”. Fue todo a menos y quedó en esa gran disposición del valenciano. El quinto fue noble pero sin transmisión alguna y sin eco en los tendidos. Estuvo firme con el capote en quites. La tarde fue para Luis David y para “Ombú”, un importante jabonero de Juan Pedro Domecq. No desaprovechó el mexicano un quite, y en su segunda tarde como matador en Madrid demostró la firmeza y compostura necesaria para hacer frente a la calidad del astado. Apretó en el caballo bien cogido por Óscar Bernal. Ajustados estatuarios para comenzar faena, y tandas ligadas y recogidas sobre todo por el pitón derecho en los medios. Humillaba y se desplazaba con gusto y sin desgaste. Arrucina y bernadinas de cierre antes de la estocada entera. Oreja para Luis David. Salió a por todas en el que cerró plaza, zapopinas para calentar. Saludó en banderillas Tomás López Diezma. Lo citó desde el centro y se arrancó con distancia para cambiarlo por la espalda en el último momento. Arisco en su embestida revolviéndose con peligro. Se pegó el arrimón Luis David y dejó una media tras la que saludó una ovación. 

Cinco toros de Juan Pedro Domecq y uno de Parladé, sexto. Desiguales de presencia, correctos de trapío y variados de juego. Pasador sin entrega ni afán el vulgar castaño primero; carente de raza y de empleo el rajadito segundo; de excelsa clase, codicia, humillación, fijeza y celo el bravo y extraordinario jabonero tercero; soso y sin entrega ni malicia el obediente cuarto; con más intención que calidad el humillado quinto; con cierto genio y mucha transmisión el emotivo y grandón sexto. 

-Finito de Córdoba (burdeos y oro): silencio y silencio.  

-Román (purísima y oro): silencio y silencio.  

-Luis David Adame (blanco y plata): oreja y ovación.  


 Oreja por coleta con un gran encierro de Cuvillo 

 en la primera tarde de “No hay billetes” 

 

Primer lleno de “No hay billetes” de esta Feria de San Isidro ante una corrida buena de Núñez del Cuvillo y en la que los tres matadores cortaron oreja. Empezaron pronto a pasar cosas interesantes. Antonio Ferrera con tres naturales al comienzo de su faena sintió el empuje del público. Lo administró y el buen cuvillo se vino arriba. Naturales enroscándose con lentitud y carácter. Por el derecho lo probó pero fue menos agradecido. La estocada entera fue preámbulo de la oreja. A por todas salió en el cuarto y el público correspondió pero la poca fuerza del astado imposibilitó mayor lucimiento. Lo intentó Ferrera, lo cuidó, le dio sus tiempos y sacó algún muletazo marca de la casa con la actitud de querer tocar el triunfo teniéndolo tan cerca. Alargó y recibió palmas tras el metisaca con el que concluyó. Manzanares no terminó de sentirse cómodo con el que hacía segundo en el que hay que destacar la estocada. Ya en el quinto dejó el mejor toreo de capa de la tarde por verónicas y al quite por delantales. El jabonero respondió con brío y transmisión. Viajaba humillando por el derecho y largos trazos que dejaba el alicantino. Ligó por ese pitón dos tandas en las que de nuevo rugió Madrid. Estocada entera algo desprendida y oreja. Talavante fue el que sobresalió y el que tuvo cerca la Puerta Grande. Su primer rival, el tercero de la tarde, fue otro gran toro de Núñez del Cuvillo que a pesar del final rebrincado y brusco, Talavante lo hizo fácil para lograr templar ese defecto. Manseó pero supo el extremeño buscar los terrenos y la lidia necesaria para conseguir naturales infinitos. Oreja tras estocada trasera.
La faena del sexto fue la guinda del pastel para una gran tarde de toros. Dos grandes pares de Trujillo que saludó ovación. Lo citó Talavante desde los medios y se arrancó el bueno de Cuvillo al que le costó llegar al final. El inicio de faena fue vibrante con ritmo, recorrido y emoción. Tres tandas ligadas finalizando con el de pecho y los olés rotundos de Madrid. Con el toro a menos, levantó de nuevo faena con los cambios de mano de pitón a pitón. El fallo con los aceros le impidió salir a hombros. 

Seis toros de Núñez del Cuvillo, con presencia, sin estridencias y en hechuras y tipo. De buena clase con la fuerza en el límite el feble primero; acometedor y emotivo sin clase el segundo; con temperamental transmisión el tercero de cara suelta; de templado ralentí sin chispa el enclasado castaño cuarto; pasador con fondo y la fuerza justa el jabonero quinto; emotivo con la raza justa y la cara suelta el aprovechable sexto. 

-Antonio Ferrera (rioja y oro): oreja y palmas tras aviso. 

-José María Manzanares (marino y oro): silencio y oreja.  

-Alejandro Talavante (blanco y oro): oreja y ovación


 Oreja para Paco Ureña que pincha la Puerta Grande 

 

Gran entrada el día del Patrón con los toros de Puerto de San Lorenzo. El primero fue un flojo ante el que El Fandi no alargó. En el cuarto estuvo más acertado en banderillas. Buscaba el manso escapatoria tras cada muletazo y cuando pasaba lo hacía sin gracia. Bien el granadino con los aceros. Paco Ureña se llevó la tarde y lo hizo con firmeza, quietud y verdad. El segundo fue el toro de la tarde y seguro que uno de los toros importantes de la feria. Lo recibió el murciano a la verónica. Tras el brindis al público lo citó desde los medios y le costó una tanda que el astado se viniera arriba. Empezó todo con los naturales de mano baja y dando el pecho. Faena rotunda, rugiendo la plaza y remates con mucha torería y sobriedad en cada movimiento. Con el triunfo en las manos y la plaza entregada llegó el error con los aceros y acabó saludando ovación. El quinto no transmitía en los primeros compases de faena pero Ureña confío en él y a base de tesón, pies juntos y naturales fue transmitiendo su torería a los tendidos. Faena de menos a más y en la corta distancia lo exprimió para dejar una gran faena para aficionados. Al entrar a matar lo arrolló pero ya había entrado la espada hasta el fondo y paseó una oreja con fuerza. El tercero de la tarde fue otro buen toro que trajo Puerto de San Lorenzo y López Simón volvió por momentos a escuchar de nuevo los olés de Madrid, sobre todo en dos tandas por el derecho con largura, limpieza y llevándolo por bajo. Fue faena de altibajos y finalizó con manoletinas antes de fallar con los aceros. Ante el que cerró plaza se le vio toreando relajado a mitad de faena y dispuesto pero, aunque noble, la embestida perdió fuerza y de nuevo falló con los aceros con susto incluido. 

Seis toros de Puerto de San Lorenzo, impecables de presentación y variados de juego. De buena clase y fuerza al límite el feble primero; con fijeza, repetición, clase, emoción y bravura el gran segundo, ovacionado; de acusada repetición y humillación franca el buen tercero; manso y distraído el deslucido cuarto; repetidor a diestras sin gran entrega el aprovechable quinto; obediente y franco el noble pero sosete sexto. 

-El Fandi (sangre de toro y oro): silencio y silencio.  

-Paco Ureña (blanco y oro): ovación y oreja.  

-Alberto López Simón (caña y oro): silencio tras aviso y silencio.  


 David Mora y Juan del Álamo saludan ovación 

 

David Mora lidió en primer lugar un encastado de Las Ramblas que fue noble y repetía con emoción en la muleta. Faena de altibajos con momentos muy destacables por el pitón derecho. El viento molestó mucho durante la tarde. Mató de entera y saludó ovación. La devolución del cuarto titular creo controversia en los tendidos. Salió el sobrero de José Cruz que tuvo movilidad y humilló. David Mora comenzó en tablas con torería. En los medios derechazos ligados, alargando los mismos, con empuje y los olés de Madrid. Se diluyó un poco y retomó intensidad con las manoletinas de cierre. Pinchó y le sonaron los dos avisos. Juan del Álamo una vez más dejó su maestría con el capote. A la verónica con lentitud al segundo de la tarde y tres medias como remate. Fue un toro que también se movió con transmisión pero al que le faltó humillar. Le costó descolgar pero le obligó por abajo el salmantino y se hizo con él. Por el izquierdo fue menos agradecido y alargó. Saludó tras estocada entera. El quinto metía la cara pero sin garbo y sin decir nada. Lo intentó el diestro sin recompensa y de nuevo acertó con los aceros. José Garrido dejó detalles muy toreros con el capote ya en quite al segundo. Tras las verónicas iniciales al tercero, echó rodillas en tierra y siguió toreando. Se movía sin decir mucho el de Las Ramblas y el extremeño puso oficio y técnica pero sin eco en los tendidos. En el sexto de nuevo al capote pero en la muleta se revolvía a mitad de pase y solamente pudo mostrar su disposición. 

Seis toros de Las Ramblas grandes, apretados de carnes y aparatosos de pitones, y un sobrero de José Cruz, cuarto bis, vareado y justo. Con fijeza, prontitud, calidad y fondo pero demasiados kilos de más el noble primero; pasador con cierto fondo el segundo; obediente y noble el tercero sin gran clase; devuelto por manso el buey cuarto; de movilidad, ritmo y emoción el sobrero cuarto bis; humillado y obediente pero soso el inmenso quinto; reponedor y complicado el horrible y deslucido sexto. 

-David Mora (manzana y oro): ovación y silencio tras dos avisos.  

-Juan del Álamo (blanco y plata): ovación y silencio.  

-José Garrido (verde botella y oro): palmas y silencio.  

En el segundo de la tarde saludó Jarocho en banderillas; mientras que en el cuarto bis hizo lo propio Ángel Otero.


 Oreja al valor y firmeza de Francisco José Espada 

 

Domingo de toros con los de Baltasar Ibán y primera oreja de toreo a pie para el madrileño Francisco José Espada. Alberto Aguilar recogió la ovación de salida en su último San Isidro. Poca suerte con el primer rival, no le permitió ni un pase y por el izquierdo se le colaba con peligro. Ante el cuarto hubo momentos de transmisión en los primeros compases de muleta con el de Baltasar Ibán metiendo bien la cara con brío y Aguilar ligando por la derecha. Cuando lo probó con la zurda se descompuso todo y a menos. No acertó con los aceros y fue de nuevo silenciado. Sergio Flores volvía a Madrid, su última tarde fue en octubre de 2013. Dosificó bien los tiempos y se acopló a la embestida del noble segundo. Estuvo firme, valeroso y con recursos con el toro a menos. Mató de entera trasera y saludó ovación. Con el quinto tuvo menor lucimiento ya que la embestida sin clase del astado que soltaba la cara ensució cada muletazo. Francisco José Espada volvía tras su confirmación el pasado año. El tercero respondió y embistió con calidad lo que aprovechó para ligar por el derecho. Un redondo y al natural. El final de faena fue de valor, arrimón y quietud con las manoletinas de cierre La casi entera en su sitio fue fulminante y cortó la primera oreja de toreo a pie de este San Isidro. El que cerró plaza fue un brusco parado ante el que se pegó el arrimón.  

Toros de Baltasar Ibán, desiguales de tipo pero correctos de presencia. Sin celo ni entrega el mansurrón primero; humillado y noble con la raza justa el segundo; repetidor, entregado y codicioso el buen tercero; mentirosete y a menos el cuarto; deslucido y sin entrega el bruto quinto; desordenado y geniudo el complicado sexto. 

-Alberto Aguilar (marfil y azabache): silencio y silencio.  

-Sergio Flores (verde botella y oro): ovación y silencio.  

-Francisco José Espada (mercurio y plata): oreja y silencio tras dos avisos. 


 Oreja para Martín Burgos y Andrés Romero 

 

Primera de las cuatro corridas de rejones de esta Feria de San Isidro con toros de F. Bohórquez. Martín Burgos y Andrés Romero cortaron una oreja y Joao Moura y Leonardo Hernández perdieron premio con los aceros.  

El primero manseó de salida y no se lo puso nada fácil a Joao Telles en su confirmación. Dos rejones de castigo y resultó herido el caballo Guardiola en su primera banderilla. Faena complicada por esa querencia a tablas y los arreones de manso. No estuvo acertado con los aceros. Silencio tras aviso. Con mayor movilidad y otro son salió el segundo de Bohórquez que recibió un solo rejón de castigo. Banderillas de poder a poder con Chambao y mayor intensidad con Apache al violín y el par a dos manos. Martín Burgos realizó un toreo maduro y firme que cerró con un rejón entero de rápido efecto. Oreja. Rui Fernandes le dudó al tercero de salida pero pronto tomó el timón. Con Artista y las largas viniéndose de lejos levantó a parte del público. Alargó faena y pinchó a lomos del precioso Guapa. Saludó ovación. Joao Moura Jr. dejó de los mejores pasajes de la tarde ante el buen astado de Bohórquez. Repertorio amplio y movilidad a dos pistas bien cerrado y ajustado. Tras las tres cortas, el público en pie. Lástima que esa intensidad que hubiera tenido premio importante, se diluyó con la suerte suprema. Saludó ovación tras aviso. Salió el quinto buscando tablas pero tras el primer rejón de castigo se vino arriba. Increíble toreo a caballo ajustado y templado de Leonardo Hernández. Recogido en el centro con Sol. Final apoteósico con Xarope y tres cortas al violín. Perdió la Puerta Grande al pinchar en cuatro ocasiones y saludó ovación. El sexto saltó al ruedo con bastante brío y movilidad, derrotando por bajo. Destacó Andrés Romero con Cabul en banderilla, luciéndose sobre la montura con varios detalles de alta escuela. Voluntarioso en la ejecución de las suertes. Con Guajiro clavó al quiebro con precisión, brillando posteriormente por piruetas delante de la cara del toro. Concluyó faena con Chamán, colocando dos banderillas cortas en todo lo alto. Rejonazo ligeramente desprendido que fulminó al astado. Petición y oreja.


 Fortes da dos vueltas al ruedo tras la gran dimensión

 que mostró ante el sexto 

 

Faltó emoción e intensidad con la corrida de Pedraza de Yeltes pero delante había tres toreros dispuestos y en especial Fortes, al que el Presidente denegó una oreja tras petición mayoritaria después de una faena de gran dimensión. El malagueño dio dos vueltas al ruedo entre la ovación del respetable. Abrió la tarde Escribano y vistoso el tercer par al quiebro en banderillas. Manejable pero si decir nada el primero de la ganadería charra y no tomó vuelos la faena. A recibir al cuarto se fue a la puerta de chiqueros, solventó con una larga cambiada de rodillas. Luego en banderillas destacar el tercer par por los adentros pegado a tablas. Mostró el sevillano ganas y disposición en faena sin eco. Daniel Luque también mostró esa disposición con la que hay que venir a Madrid. Realizó faena al pesado segundo en los medios, luchando contra el viento y exigiendo por el pitón derecho por donde tenía mayor largura el de Pedraza de Yeltes. Luego al natural plasmó su torería. El astado se vino pronto a menos y erró con los aceros. Ante el quinto, soso y desentendido de la muleta, no pudo sacar ningún provecho. Fortes volvía a Madrid tras su gran actuación el pasado Domingo de Ramos en el comienzo de la temporada en Madrid y una vez más, dejó su impronta de madurez y valor. Quite por chicuelinas en el segundo. Ante el tercero de la tarde firmeza ante las embestidas discontinuas del de Pedraza. Tras una tarde plomiza con detalles salió el sexto y Fortes dejó su verdad. Ya con el capote quite por tafalleras y un remate de media de torera ejecución. La verdad de ponérsela sin dudar, con seguridad, con decisión, con torería. No era un toro con largura para ligar muletazos, era un toro para ponerse delante con valor y de frente. Lo empaló sin consecuencias. El público de Madrid supo ver y valorar la faena y tras una estocada entera le pidió la oreja con fuerza. El Presidente hizo caso omiso y no respondió a esa petición. Dos vueltas al ruedo. 

Seis toros de Pedraza de Yeltes, grandones y con kilos, pero con esqueleto para soportarlos, y con el pitón generoso. Deslucido y sin entrega el blando primero; docilón y espeso a diestras con fondo a zurdas el segundo; pegajoso y descompuesto el colorao tercero de cara suelta; repetidor, franco y alegre el buen cuarto; sin clase ni raza el gazapón quinto, una avispa; de buen aire a menos con la exigencia el noble sexto. 

-Manuel Escribano (ciruela y oro): silencio y silencio.  

-Daniel Luque (rosa y oro): silencio tras aviso y silencio.  

-Fortes (celeste y oro): silencio y dos vueltas al ruedo.


 Destaca Román con un bravo de Fuente Ymbro 

 

La primera parte de la corrida de Fuente Ymbro tuvo emoción y Román perdió oreja con los aceros ante el bravo segundo. El primero de la tarde tuvo carácter y transmisión. Al quite Joselito Adame por ajustadas chicuelinas. Embestida noble y brusca que el mexicano llevó con firmeza. Mató de entera. Ante el cuarto empujó Adame para ligar dos por el derecho en los medios pero fue todo a menos. El segundo de la tarde se vino arriba en la muleta. Estatuarios de Román para comenzar. Faena de alta intensidad con el de Fuente Ymbro arrancándose desde lejos con velocidad y humillando en la muleta del valenciano. Tandas cortas de tres y el de pecho con los pies clavados en el albero. No le dudó ni un instante ante la velocidad con la que se arrancaba y le exigió por abajo, mayor entrega por el pitón derecho. La espada impidió lo que hubiera sido una oreja con fuerza. La embestida sosa del quinto no dio opciones ante la actitud de Román. En esta ocasión sí remató a la primera. José Garrido no perdonó el quite al segundo por chicuelinas. Al tercero lo recibió por verónicas rodilla en tierra. Dejó naturales de mucho calado y lentitud con el astado humillando pero la faena se diluyó. De nuevo al quite, variado y vistoso, ante el quinto. Con el que cerró plaza nada pudo hacer el extremeño. 

Seis toros de Fuente Ymbro, con kilos y con trapío sobrado, musculados y rematados de todo. De genio y temperamento el enrazado primero; con transmisión, emotividad y calidad el gran segundo; de gran clase y entrega el justo tercero; reservón y exigente de potable pitón diestro el cuarto; docilón y obediente sin entrega ni calidad el quinto; espeso y vulgarón en todo el sexto. 

-Joselito Adame (manzana y oro): silencio y silencio.  

-Román (gris plomo y oro): ovación y silencio.  

-José Garrido (palo de rosa y oro): silencio y silencio. 


 Juan Bautista saluda ovación

 

Segundo festejo de San Isidro en el que Juan Bautista saludó una ovación al cuarto de la tarde. Juan Bautista poco pudo hacer ante su primer rival. Quite por delantales al tercero y misma suerte para recibir al cuarto de la tarde. Detalles de su concepto con suavidad y limpieza en la muleta. No acabó de llegar a los tendidos y saludó ovación tras una buena entera de rápido efecto.
Manuel Jesús "El Cid" aprovechó las dos primeras tandas del segundo de la tarde que se venía con distancia y con brío. Cuando lo probó por el izquierdo le echó el ojo al sevillano y todo a menos. Ante el quinto, papeleta más complicada para el torero ante un astado andarín al que no le pudo dar distancia y que echaba la cabeza arriba en cada pase. Esperanzador saludo capotero a la verónica de Morenito de Aranda al tercero de la tarde. Ya con la pañosa, al parado de La Quinta le costaba ir más allá del medio muletazo. Firmeza del burgalés. Buen puyazo de José María Quintas y se desmonteró José Manuel Zamorano en banderillas ante el que cerró plaza. Tuvo temperamento y con transmisión las primeras tandas por el derecho. El final del muletazo del de La Quinta con la cara alta deslució las siguientes tandas. No acertó Morenito con los aceros y le sonaron los dos avisos.  

Seis toros de La Quinta, con cuajo y trapío, atacados de peso y con el tipo inflado. De buen aire pero soso por el peso excesivo el primero; dormidito y mirón el dibujo segundo, que se rajó; temperamental y mermado por el peso el tercero; con fijeza, humillación y codicia el muy soso cuarto; espeso, feo y sin sustancia el quinto, de ir y venir; reservón, medidor y complicado el sexto, que desarrolló sentido. 

-Juan Bautista (aguamarina y oro): silencio tras aviso y ovación.  

-El Cid (añil y azabache): silencio y silencio. 

-Morenito de Aranda (azul noche y plata): silencio y silencio. 


 Frío comienzo de San Isidro 

 

Comenzó la Feria de San Isidro en tarde de tormenta y con escaso resultado artístico ante los novillos de Guadaira.  David Garzón se presentaba en Las Ventas y solamente pudo dejar sus ilusiones y ganas. En ambas faenas no acabó de haber acople entre los astados y el novillero ecuatoriano. Dejó ante el cuarto algún derechazo suelto pero faltó continuación.
A la verónica recibió Carlos Ochoa a su primero. Destacó Andrés Revuelta en banderillas. Inicio por doblones ante el noble de Guadaira que humilló. Lo exprimió el madrileño por ambos pitones y cerró por bernadinas. Casi entera baja y requirió del descabello. Técnica de Ochoa con el quinto ante el que de nuevo demostró sus buenas formas y su firmeza. La espada se le atravesó y fue silenciado.  Ángel Téllez dejó su carta de presentación en el quite por ajustadas chicuelinas ante el segundo de la tarde. Su primer rival pecó de falta de fuerza y no pudo lucirse. De nuevo al quite en el quinto por saltilleras. En el que cerró plaza, se desmonteró en banderillas Juan Navazo. Ya en faena de muleta, tampoco tuvo suerte y salía el de Guadaira desentendido de cada muletazo. Lo intentó sin posible lucimiento. 

Primera de la Feria de San Isidro. Novillos de Guadaira. pegajoso el primero; de emotividad pero viaje corto el buen segundo, ovacionado en el arrastre; inválido el tercero; a menos cuarto y quinto y peligroso el sexto.
-David Garzón, silencio en ambos.
-Carlos Ochoa, silencio tras aviso y silencio.
-Ángel Téllez, silencio y silencio tras aviso.
- Incidencias: Se desmonteraron en banderillas Andrés Revuelta, en el 2º, y Juan Navazo, en el 6º.


 Vuelta al ruedo de Juanito y saludos de Jorge Isiegas y Adrien Salenc 

 

Última novillada antes del comienzo de San Isidro con los astados de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez. Jorge Isiegas comparecía en Las Ventas por segunda vez esta temporada y lidió en primer lugar un primer bis, sobrero de Hermanos Sánchez Herrero, manso y de escaso juego. Saludó entre división de opiniones. Ante el cuarto, de Castillejo de Huebra, pudo lucirse sobre todo por el pitón derecho ante un noble astado. La espada le impidió el premio. Juanito lidió en segundo lugar un astado de Castillejo de Huebra que fue noble y humilló en la primera parte de muleta. Oficio del portugués pero sin eco en los tendidos. Cerró con bernadinas. Silenciado tras una casi entera. Vuelta al ruedo que dio en el quinto tras una faena laboriosa elaborada en los medios. Comenzó sacándoselo por la espalda y remató tandas con soltura. Tras una entera hubo petición de oreja pero no le fue concedida. El francés Adrien Salenc fue todo actitud. Lo demostró en el inicio de rodillas. Ligó las dos primeras tandas y con el novillo a menos, los sacó de uno a uno a media altura. En el que cerró plaza estuvo firme ante las embestidas sin clase del de José Manuel Sánchez pero todo quedó en eso. 

Novillos de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez,  devuelto el esmirriado primero por blando; deslucido y desclasado el reponedor y manso primero bis; de muy buen fondo y la raza justa el segundo; de media humillación sin ritmo el tercero; de gran ritmo, son y calidad el buen cuarto; obediente y con entrega el buen quinto; descompuesto y deslucido el remiso sexto.  

-Jorge Isiegas, silencio y silencio tras aviso.  

-João Silva “Juanito”, silencio tras aviso y vuelta.  

-Adrien Salenc, ovación y silencio.  


 Oreja y garra de Javier Cortés que cae herido 

 al igual que Gonzalo Caballero 

 

Festejo grande en Las Ventas con la tradicional corrida Goyesca del 2 de mayo y una corrida de El Tajo y La Reina que dio opciones a la terna. Tarde de emociones, valor y percances que se saldó con una vuelta al ruedo para Iván Vicente, Oreja y cornada para Javier Cortés y saludos para Gonzalo Caballero que fue volteado feamente. Extraordinario toro de El Tajo que salió en primer lugar. Iván Vicente lo toreó pausado a la verónica. Ya con la muleta dejó una interesante faena con despaciosidad por ambos pitones que remató con una entera. Se le pidió la oreja pero tuvo que conformarse con la vuelta al ruedo. El cuarto, también de El Tajo, tuvo menos casta pero entró al caballo con garbo y distancia, bien cogido por Jesús Vicente. Protestaba a mitad del muletazo y se fue apagando por lo que no pudo lucir más. Javier Cortés, otro torero madrileño, lo puso todo. Ya demostró su disposición en el quite al primero por chicuelinas. Sin probaturas cogió la zurda y lástima que no acompañara el de La Reina. Esa torería y valor que derrochó desde el minuto uno tuvo su cúlmen ante el quinto. Destacar los dos pares de Antonio Molina. Lo citó desde el centro del ruedo y le dio un natural mirando a los tendidos. Con verdad y garra, se levantó tras que el astado le cogiera y con la pierna ensangretada y mermado de movimiento le dio un par de series por el derecho de mano baja que levantó los tendidos. Estocada casi entera perpendicular y en volandas a la enfermería. Oreja con petición de la segunda. A Gonzalo Caballero le tocó lidiar en tercer lugar a un flojo de La Reina con el que se pegó el arrimón y ante el que falló con los aceros. Ante el sexto, tras su recibo capotero y el cerrar el mismo fue levantado del suelo cayendo de fea manera. Fue trasladado de inmediato a la enfermería y salió a los cinco minutos, con un torniquete y cojeando para hacer frente a la faena de muleta. Comenzó con intensidad y mantuvo la emoción a pesar de la paliza que llevaba encima. La espada se le atravesó y fue finalmente ovacionado antes de pasar a la enfermería. 

Secundo festejo de la Feria de la Comunidad.  Corrida Goyesca. Toros de El Tajo (1º y 4º) y La Reina.
  -Iván Vicente, vuelta al ruedo tras petición y saludos tras aviso.
-Javier Cortés, silencio y oreja con petición de la segunda tras resultar herido.
-Gonzalo Caballero, silencio tras aviso y saludos al retirarse a la enfermería.
Antonio Molina saludó tras parear al quinto. 


 Oreja para Pablo Mora y Francisco de Manuel 

 

Primer festejo de la Feria de la Comunidad y buen juego que dieron los novillos de López Gibaja que volvía a lidiar en Madrid tras la novillada completa que trajo en 2004. Pablo Mora y Francisco de Manuel cortaron una oreja y los aceros impidieron a ambos un premio mayor. Amor Rodríguez lidió en primer lugar un novillo de corto recorrido en la muleta y al que le costaba repetir. Fue silenciado. El cuarto tenía una embestida rebrincada y un punto arisco. Derribó al de Torrejón sin consecuencias y se le complicó con los aceros hasta sonarle los dos avisos. Pablo Mora se presentaba en Madrid y lo hizo cortando una oreja a base de naturales uno a uno. El cierre por manoletinas y la estocada fulminante tuvo premio. Al quinto le faltó repetición pero transmitió y Pablo Mora toreó muy despacio en derechazos que arrebató uno a uno con mucho gusto. El pinchazo le truncó el triunfo. Francisco de Manuel también se presentaba en Madrid. Ovación tras un torero recibo a la verónica. Cogió el de Arganda los palos, a destacar el tercero al quiebro. El inicio de rodillas fue vibrante y el novillo embistió con largura y transmisión. Fue faena de más a menos pero por garra y disposición supo mantener el interés del aficionado. Estocada entera y oreja en su debut en Las Ventas. Cerca estuvo de abrir la Puerta Grande ya que ante el sexto volvió a repetir esa intensidad. Primero en el capote por templadas verónicas y luego en banderillas. Explosivo inicio de faena en los medios, de rodillas y ligando por bajo por el derecho, rematado con uno de pecho mirando a los tendidos. Tras unos compases más desajustados, volvió a cogerle el rumbo y escuchó olés al natural. Estocada casi entera que necesitó de dos descabellos. Se le pidió la oreja y tuvo que conformarse con la vuelta al ruedo. 

Primer festejo de la Feria de la Comunidad. Novillos de López Gibaja El palco niega la puerta grande a Francisco de Manuel.
-Amor Rodriguez, ovación y silencio tras dos aviso.
-Pablo Mora, oreja y palmas.
-Francisco de Manuel, oreja y vuelta al ruedo tras fuerte petición.  (Foto Joel Buravand)


 Firmeza de Diego Carretero y cogida a García Navarrete 

 

Cuarta novillada de la temporada en la que destacó la firmeza de Carretero y la disposición de García Navarrete que fue herido al entrar a matar al tercero de la tarde y que le impidió continuar con la lidia. Diego Fernández lo intentó ante el primero que tuvo una embestida arisca y rebrincada, unido a la falta de fuerza y ante el que no hubo acople. Frente al cuarto de la tarde tampoco hubo conexión y se le atragantó con los aceros. Tuvo que hacer frente a la lidia del sexto ya que García Navarrete fue herido en el tercero. Abrevió en faena sin nada que destacar y en la que de nuevo falló con los aceros. Diego Carretero dejó lo más destacable de la tarde por su firmeza y actitud. Ante el segundo de la tarde ya demostró ese querer en el variado saludo capotero y toreo a la verónica. Le faltó recorrido al de los Chospes y el albaceteño dejó algún natural destacable. Ante el quinto de nuevo mostró esa firmeza en faena intermitente frente a un novillo noble que embestía de manera defensiva. Destacar una tanda por el derecho. Pinchazo y entera antes de escuchar palmas. García Navarrete volvía a Madrid tras la grave cornada en el cuello que sufrió el pasado año. Llegó dispuesto en el quite al segundo. Buen saludo capotero al tercero y brindó faena al doctor García Padrós. Antes, saludó en banderillas Francisco José Rodríguez. Fue arisco el de Los Chospes que se revolvía a mitad del muletazo. Valor y firmeza. Al entrar a matar se tiró con todo recibiendo una cornada en el muslo derecho por lo que no pudo continuar la lidia. 

-Diego Fernández, silencio, silencio y silencio en el que lidió por Navarrete.
-Diego Carretero, silencio y palmas.
-García Navarrete, herido.
Saludó Francisco Javier Rodríguez en banderillas.


 Destaca Miguel Ángel Pacheco que saluda dos ovaciones 

 

Tomaba antigüedad la ganadería de Toros de Sando/Julio García en Las Ventas y lo hizo con seis novillos bien presentados y de juego desigual. Adrián Henche poco pudo demostrar ante su flojo primer rival. El que salió en cuarto lugar tampoco fue un portento de fuerza y el de Guadalajara fue nuevamente silenciado tras una faena con poco resaltable salvo la buena actitud del novillero. 

Miguel Ángel Pacheco hizo su carta de presentación en el quite del primero por tafalleras y caleserinas. El segundo de la tarde fue un novillo con muchas teclas que tocar y violento en los primeros tercios. Tremenda paliza que recibió en la lidia Daniel Sánchez. Andrés Becerra y Ángel Luis Mayoral saludaron en banderillas. Pacheco tuvo la firmeza y mando necesario para exigirle por bajo y ligar sin quitarle la muleta de la cara. Meritoria faena que truncó con los aceros recibiendo ovación tras aviso. De rodillas a la verónica recibió el gaditano al quinto. Un astado sin fuerza alguna al que trató de llevar a media altura pero que no aguantaba en pie. Saludó ovación. El Adoureño se presentaba en Las Ventas. Variado y dispuesto con el capote. El de Julio García manseó pero se dejó en la muleta. Alargó el francés por ambos pitones pero faltó transmisión. En el sexto se desmonteró Morenito de Arles en banderillas. Fue noble pero de corta embestida y fue de más a menos por lo que se diluyeron los primeros pasajes de mayor calado. No estuvo acertado con la espada y fue silenciado. Novillos de Julio García, de gran son y calidad el dormidito primero, enfondado, emotivo y profundo el enrazado y exigente segundo, humillador de gran clase el buen tercero, obediente a los toques y exigente en los errores el interesante cuarto, de clase y entrega con el poder justo el quinto, de gran movilidad y emoción con la imposición el sexto.  

-Adrián Henche, silencio y silencio.  

-Miguel Ángel Pacheco, ovación y silencio.  

-El Adoureño, ovación tras aviso y silencio tras aviso.